AGN: advierten que Echegaray no cumple con los requisitos

 
EXTRACTO GRATUITO

Después de la guerra interna por quedarse con la presidencia de la Auditoría General de la Nación (AGN), se abre otro frente de conflicto para el kirchnerismo: en el radicalismo ponen el ojo en lo que sería una "incompatibilidad" que podría bloquear la asunción de Ricardo Echegaray, el titular de la AFIP, en ese puesto estratégico al que fue impulsado por Cristina Kirchner.

El organismo de control se volvió clave para el Frente para la Victoria, que busca llenar casilleros que corresponden a la oposición, lugar al que quedará relegado después del recambio presidencial. El ente cobra valor porque desde ahí podrán controlar la gestión de Mauricio Macri y promover informes críticos.

"Quien se propone como titular de la AGN es incompatible con lo que establece el artículo 126 de la ley de administración financiera", dijo a LA NACION el auditor Horacio Pernasetti, de la UCR. Allí se prohíbe expresamente que sean designados auditores generales aquellas personas "con procesos judiciales pendientes". El funcionario acumuló a lo largo de la gestión K varias demandas en los distintos cargos que ocupó, como jefe de la Aduana, titular del la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) y de la AFIP.

"Echegaray tiene causas pendientes, y mientras no pueda acreditar que el artículo 126 no lo afecta, estaría imposibilitado de asumir", completó Pernasetti. La interpretación de esa postura será discutida y ya es resistida por el entorno de Echegaray. Uno de sus abogados, Germán González Campaña, quien lo patrocina junto a León Arslanian, enfatizó a LA NACION que su cliente no está procesado en ninguna de las dos causas en las que lo defienden.

En una, sostienen, fue sobreseído en 2012. Se trata de la que investigaba su desempeño al frente de la Oncca, el organismo que entregaba subsidios a productores y fue desmantelado luego de recibir numerosas denuncias de corrupción.

En otro expediente su situación es más complicada. Ciccone, el caso en el que está procesado el vicepresidente Amado Boudou acusado de haberse quedado con la imprenta, lo tiene como imputado. El fiscal Jorge Di Lello ya pidió una vez su citación a indagatoria. Y es probable que cuando en breve resuelva sobre la elevación a juicio oral de la causa, vuelva a insistirle al juez Ariel Lijo con el llamado para indagar a Echegaray, lejos de dejarlo judicialmente limpio.

La pulseada por el nombramiento en la AGN enfrentó a la Presidenta y La Cámpora con los gobernadores del PJ, que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA