Agenda paralela

 
EXTRACTO GRATUITO

Humala, con un discurso tranquilo y un final con quejasSu palabra se hizo esperar. El presidente de Perú, Ollanta Humala, llegó en la noche del lunes al hotel Los Delfines de Lima, donde se realiza la 18» Reunión Regional Americana de la OIT, tras un cuarto intermedio al que hubo que pasar -dada la demora de la comitiva oficial- tras los primeros discursos del acto inaugural. Con tono conciliador, el mandatario dio cuenta de avances en los indicadores sociales y de mejoras iniciadas incluso antes de su gestión. Pero al retirarse le tocó escuchar las protestas que, a los gritos y dentro del mismo salón, hicieron dirigentes del sindicato de municipales, en oposición a una ley de reforma del Estado que, según dicen, deja vulnerables a los trabajadores en sus puestos. Humala les dirigió la mirada, sin responder. Y enseguida sus propios seguidores se hicieron escuchar, al grito de "Ollanta dignidad".Un país que crece, pero con un problema persistenteEn los últimos diez años, y según datos del instituto oficial de estadísticas, el PBI de Perú se duplicó y la pobreza bajó a la mitad...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA