La agenda judicial que le espera al kirchnerismo

 
EXTRACTO GRATUITO

Estos nuevos tiempos de campaña lejos del poder encuentran al kirchnerismo tan ocupado del proselitismo como de la agenda judicial. Lo que ocurra en Comodoro Py con Cristina Kirchner, Julio De Vido y Amado Boudou puede cambiar el escenario político. El mejor ejemplo ocurrió la semana pasada, cuando el Congreso intentó expulsar al ex ministro después de que el fiscal Carlos Stornelli pidió su detención. El oficialismo aprovechó la trama judicial para poner la corrupción kirchnerista en el centro de la campaña.

El tramo final de las PASO estará influenciado por dos decisiones que ocurrirán en las próximas horas en Comodoro Py. La Cámara Federal se expediría esta semana sobre el futuro de Víctor Manzanares, el contador de los Kirchner, y también sobre la continuidad del juez federal Claudio Bonadio -el magistrado más odiado por el kirchnerismo- en la causa Los Sauces.

La decisión quedará en manos de la Sala I de la Cámara, que está integrada por Eduardo Freiler, Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero. La decisión quedó dividida: se descuentan el apoyo de Freiler, salvado por el kirchnerismo en el Consejo de la Magistratura, y la oposición de Bruglia. En el medio quedó Ballestero, que supo constituir una histórica mayoría con Freiler durante el kirchnerismo, pero que parecía haberse alejado con algunas decisiones.

Ambos convalidaron en 2015 una medida tan similar a ésta como útil para el kirchnerismo: desplazaron a Bonadio de la causa Hotesur, después de que el magistrado ordenó allanamientos en Río Gallegos.

Tanto el kirchnerismo como el oficialismo también estarán pendientes de lo que ocurra el viernes en Comodoro Py, cuando Amado Boudou se siente por primera vez en el banquillo. El Tribunal Oral Federal N° 1 dictará sentencia en el juicio oral por la falsificación de papeles en la compra de un auto. El ex vicepresidente está acusado de falsedad ideológica, un delito excarcelable...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA