Afirman que el funcionamiento del INTA está comprometido

 
EXTRACTO GRATUITO

En el Centro de Investigación en Ciencias Veterinarias y Agronómicas (Cicvya) del INTA Castelar hay investigadores preocupados. Allí, en ese centro, el más grande de los cuatro que tiene el organismo en el lugar, con casi 600 personas trabajando y cinco institutos vinculados, hicieron malabares este año para asegurar el mantenimiento de laboratorios claves para la investigación, y el temor es que el próximo año, con un más acotado, haya varios laboratorios que directamente tengan que dejar de operar.Según el proyecto de presupuesto 2019 para el INTA, el organismo contará con fondos por $7516 millones. Es un 14,4% más que en 2018 en términos porcentuales, pero en términos nominales una poda que, según pudo saber LA NACION de diversas fuentes, se reflejará en estos números: 19% menos en el rubro insumos para investigación y desarrollo en laboratorio y a campo, elementos de higiene y seguridad laboral, combustibles y aditivos para vehículos empleados en tareas de extensión; 20% menos en servicios básicos, conectividad, seguros, seguridad y limpieza de unidades del INTA, servicios de higiene y seguridad laboral, recolección, tratamiento y disposición final de residuos peligrosos, servicios de agrometeorología y mantenimiento de recursos genéticos; 49% menos en el rubro construcciones, equipamiento y funcionamiento de unidades INTA, equipamiento estratégico, investigación, desarrollo, transferencia y extensión, entre otros.Con ese recorte de fondos, según fuentes consultadas, el INTA, que tiene 51 estaciones experimentales a nivel país, necesitaría al menos unos $300 millones más de lo previsto para funcionar. El pago a los más de 7000 empleados está asegurado con el presupuesto, pero la cuestión que se está analizando por estas horas pasa por la operatividad de este instituto nacional. Desde el año pasado, el INTA ya redujo entre 50 y 70% los gastos en viáticos, pasajes, combustibles, reparaciones y mantenimiento de activos fijos, y viene de dar de baja 2400 celulares sobre 3600.En este contexto, hoy en centros como los de Castelar la pregunta clave pasa por el futuro inmediato con la estrechez de fondos. "Lo que se ha resentido en 2018 y esperamos se profundice en 2019 es el equipamiento especial, como los microscopios electrónicos, los secuenciadores...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA