Afinan el mecanismo para lograr que la tasa alta llegue al ahorrista

 
EXTRACTO GRATUITO

El (BCRA) tiene decidido avanzar en un esquema de licitación de letras de liquidez (Leliq) con frecuencia mensual, que será complementario a las subastas diarias y de carácter optativo para los bancos, pero "no implicará cambio alguno en la política monetaria"."La definición de tasa de política monetaria seguirá dada por las licitaciones diarias, solo agregaremos una licitación a 30 días para los bancos que quieran anclar tasa, aunque deberán asegurar el traslado a la que les pagan a sus ahorristas por los plazos fijos", confió una alta fuente de ese organismo.El objetivo de la medida, como explicó LA NACION el sábado, es asegurar que los ajustes al alza que el ente monetario realizó a la tasa derramen sobre las que los bancos ofrecen por captar o retener plazos fijos. Es parte de una estrategia que apela a la "codicia" y apunta a mantener anestesiada la demanda de divisas para atesoramiento.Lo intenta al reducir el riesgo de que parte del dinero que estaba invertido en Lebac hasta el año pasado (antes de volcarse a este tipo de colocaciones) se tiente con buscar refugio en el dólar.Los depósitos privados en pesos a plazo fijo habían arrancado marzo en baja, afectados por los saltos del dólar, y el ajuste a la baja que habían aplicado los bancos en la tasa que pagan por este tipo de colocaciones (cayó del 40 al 33% anual para plazos fijos menores a $100.000 de comienzos de febrero a inicios de marzo) y el repunte de la inflación. Todo porque los bancos, al no observar reacción en la demanda de crédito, habían comenzado a desalentar la toma de depósitos.Esta reacción inquietó a las autoridades del BCRA, que no desconocen que el stock de este tipo de colocaciones había crecido en $307.000 millones en tres meses, con un sesgo marcadamente cortoplacista.Se trata de un monto que, volcado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA