Aerolíneas sigue usando más fondos de lo previsto en el presupuesto

 
EXTRACTO GRATUITO

En vísperas de la Navidad pasada, la salida de Isela Costantini de sorprendió a propios y ajenos. La ejecutiva había llegada a la línea aérea con buenos pergaminos desde la gestión privada, achicó las pérdidas operativas y el déficit, y alzó durante un año la bandera de la reducción de costos sin despidos ni cierre de destinos, pero no le alcanzó para mantener su silla en un contexto de déficit crónico de la empresa.

Un mes después, y con el nuevo presidente, , en funciones, los negocios de la compañía parecen ir por el mismo carril que transitaron hasta el año pasado. Según los últimos números del Ministerio de Hacienda, a cargo de Nicolás Dujovne, la línea aérea de bandera usó en lo que va del año $ 500 millones de los recursos que le transfiere el Estado.

Eso representa poco más de un 16% de los $ 3000 millones que tiene disponibles para 2017, según el presupuesto que aprobó el Congreso a fines del año pasado. Si la empresa hiciera un uso cronológico de esos recursos debería haber utilizado poco menos del 10% de los fondos. En otros términos: de continuar con el nivel de gastos que mostró hasta ahora, necesitaría refuerzos en la partida a más tardar en agosto próximo.

La nueva gestión, sin embargo, cree que eso no será necesario porque espera una mejora en sus ingresos por el crecimiento del mercado y ciertas decisiones para mejorar el negocio. El dato cobra mayor relevancia por la importancia que le dio este año el Gobierno a la elaboración del presupuesto. A diferencia de lo que ocurría en el kirchnerismo, que subestimaba los números de gastos e ingresos para tener discrecionalidad en las erogaciones, la administración de Macri busca ceñirse a esas cifras al momento de manejar las cuentas del Estado.

Pese a los números de principios de año, la empresa espera cumplir con las metas acordadas con la Casa Rosada. Voceros de Aerolíneas sostuvieron ante la consulta de LA NACION que la demanda de fondos suele ser mayor en la primera parte del año debido a que la estacionalidad de la venta de pasajes y la cantidad de vuelos requieren mayores egresos en un contexto de baja facturación.

"Es un tema que está validado con el Gobierno, en tanto se estima que durante el resto del año la demanda de fondos será mucho menor, y en línea con el aporte de subsidios estipulado para 2017", explicaron. Y sostuvieron que el año pasado, el 83% de los recursos totales provistos por el Estado en concepto de subsidios se giró en el primer...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA