Aerolíneas: un engaño que terminó en un papelón argentino

 
EXTRACTO GRATUITO

Fue una historia de desamores, engaños y traiciones. Nada le faltó a . Pero, más allá de lo que se conoce, estos días salió a la luz uno de los momentos más increíbles de la novela aeronáutica criolla.Todo sucedió en Madrid, en una visita oficial de . Faltaban pocas horas para firmar un acuerdo entre las partes y los españoles les dieron a los argentinos un borrador. Al otro día se estampó la firma con la mirada de los gobiernos de los dos países. En el medio, algo pasó. El gobierno argentino cambió aquellos borradores y desató una tormenta bilateral.La historia quedó al desnudo después de que se conocieron las actas de las audiencias que se tomaron en el marco del arbitraje del . Fue durante las declaraciones de los exdueños del Grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, cuando el asunto se conoció.Corría junio de 2006 y, después de años de desencuentros entre los ejecutivos de la empresa y el Gobierno, Néstor Kirchner llegó a España en visita oficial. Aquella comitiva estaba integrada, entre otros, por Julio De Vido y Ricardo Jaime. El asunto de fondo era simple: Marsans se quejaba de las tarifas congeladas y la Casa Rosada seguía sin dar respuesta.Entonces se acordó que la Argentina se quedaba con el 20% de la empresa a cambio de la requerida "pax social" que reclamaban los españoles. De esa manera, la participación del Estado aumentaba de 5 a 20 puntos.Según lo que relató Díaz Ferrán, Jaime los llamó junto a Pascual y a Antonio Mata, por entonces el gerente general de Aerolíneas Argentinas, para mantener una reunión en el Palacio de El Pardo, donde se había instalado el Kirchner. "Ibamos a firmar el documento con la presencia del propio presidente. El señor Jaime me dice a mí personalmente que lleve dos ejemplares del documento ya acordado para ser firmados", dijo.Ante la inminente firma, en España se juntaron los ejecutivos de la línea aérea para acordar en el Consejo de Administración de la compañía la aprobación del documento. "También invité a la firma al que era presidente de Aerolíneas y de Interinvest, Horacio Fargosi, quien nos había asistido en la redacción y negociación del acuerdo. Ese día, fui al lugar con Fargosi, Mata y Pascual y acudimos a la hora citada al Palacio de El Pardo. Allí tuvimos que esperar más de una hora para la reunión con el señor Kirchner y Ricardo Jaime", agregó.Según la reconstrucción de aquel día que hizo LA NACION, en el palacio estaban también varios representantes de empresas españolas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA