Advierten que entran menos dólares de lo anunciado

El Gobierno falsea la inflación, sobrestima el crecimiento, esconde la pobreza y manipula el desempleo. ¿Cómo ocultar la ? El Indec también encontró el camino. Según cálculos de economistas privados -sobre la base de datos oficiales-, el organismo está de las exportaciones para exagerar un superávit comercial que, en la realidad, fue un tercio de lo informado públicamente en 2014 y que, en enero de este año, se convirtió en déficit.

Es Indec versus Indec. En el mismo organismo coexisten el informe de intercambio comercial argentino (ICA) -el difundido a la prensa- y la llamada Base Usuaria con datos de comercio exterior -no se difunde públicamente y se accede pagando un arancel-. Desde 2013, estas dos bases de datos, que prácticamente coincidían en el pasado, comenzaron a mostrar cada vez más divergencias.

La alarma sonó ahora. Según la consultora Ecolatina, en enero el Indec infló en casi US$ 600 millones el número real de las exportaciones. De esta manera, logró esconder por primera vez un saldo deficitario en la balanza comercial, que llegaría a US$ 520 millones, según la Base Usuaria. A contramano, el instituto publicó el ICA con un superávit de US$ 73 millones. Según Ecolatina, los datos de la Base Usuaria del organismo estadístico coinciden con los del Banco Central.

Los datos del ICA reflejaron exportaciones en enero por US$ 4294 millones. En cambio, la Base Usuaria reflejó ventas al exterior por US$ 3702 millones. Se trata de una diferencia de US$ 592 millones. Las importaciones coincidieron en torno a US$ 4221 millones. Según la consultora, los números más retocados son los de las manufacturas de origen agropecuario e industriales.

LA NACION intentó comunicarse ayer con el vocero del Indec, pero no obtuvo respuesta. Sin embargo, el instituto justifica esta diferencia en cuestiones metodológicas. Argumenta que la información del ICA surge de estimaciones estadísticas realizadas sobre la base de documentación aduanera en trámite. La de la Base Usuaria toma operaciones efectivamente registradas.

Sin embargo, las divergencias entre ambas bases surgieron a fines de 2013, en tiempos en que el comercio exterior -y el Indec- era controlado por Guillermo Moreno. Según la consultora LCG, la brecha entre 2005 y 2010 entre la Base Usuaria y el ICA no superó nunca el 0,3%. En cambio, en 2013 fue de 6,6% y el año pasado, de 7,5%. "Esto es algo completamente injustificable", advirtió Gastón Rossi, director de LCG. Lo mismo afirmaron en la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba