Advertencias por el retraso que habría en la suba de las jubilaciones

RESUMEN

La movilidad sería trimestral, pero al inicio se dejaría pasar un semestre; propuestas de especialistas

 
EXTRACTO GRATUITO

El cambio en la fórmula de movilidad de los haberes es un punto central del proyecto de ley previsional que al cierre de esta edición avanzaba en el . Y la forma en que se prevé pasar del sistema vigente al que se propone tiene sus cuestionamientos.

Según el proyecto, los ajustes pasarían de ser semestrales a trimestrales y se otorgarían en los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año. La fórmula de cálculo propuesta implica sumar el 70% de la inflación acumulada en el trimestre tomado como referencia para cada caso y el 30% de la variación que hayan tenido los salarios según el Índice de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), publicado por el Ministerio de Trabajo.

¿Qué pasaría con el primer aumento bajo el nuevo esquema? El texto describe que sería en marzo de 2018 y que, para definir el porcentaje, se tomaría como período de referencia el trimestre de julio a septiembre de 2017. Como los datos de las variables que integran la fórmula ya están publicados, se sabe que la recomposición sería de 5,7%. Y para la suba de junio se proyecta considerar lo ocurrido en el trimestre actual. A su vez, cada uno de los dos primeros trimestres de 2018 serían la referencia para los ajustes de septiembre y de diciembre.

Una objeción que se hace es que, en la transición, se estaría dejando pasar un semestre antes del primer aumento, en el inicio de un sistema que prevé ajustes trimestrales. Y siempre las subas llegarían recién en el sexto mes posterior al cierre del período de referencia. En el Gobierno argumentan que no se deja de considerar ningún trimestre, porque el último incremento, el de septiembre pasado, respondió a lo que había ocurrido con las variables incluidas en la fórmula actual hasta junio de este año. Y entonces, sostienen, lo lógico sería comenzar a aplicar la nueva modalidad a partir de lo sucedido en julio.

Para abogados previsionalistas consultados por LA NACION, debería preverse un mecanismo para evitar el rezago incluido en el proyecto. Según Adrián Tróccoli, una solución sería arrancar en marzo acumulando el resultado que dé la fórmula para los dos últimos trimestres de este año y luego, para junio, tomar como período de referencia el trimestre de enero a marzo. También se adelantaría la referencia (respecto del proyecto) para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS