ADN.Desactivando el odio

Autor:Sonia Spreafico
RESUMEN

” No piensen que he venido a traer la paz sobre la tierra. No vine a traer la paz, sino la espada. Porque he venido a enfrentar al hijo con su padre, a la hija con su madre y a la nuera con su suegra; y así, el hombre tendrá como enemigos a los de su propia casa.(Mt 10:34)(…) Esta fraternidad, ¿podrán lograrla alguna vez los hombres por sí solos? La sociedad cada vez más globalizada nos hace más... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

La razón, por sí sola, es capaz de aceptar la igualdad entre los hombres y de establecer una convivencia cívica entre ellos, pero no consigue fundar la hermandad (Benedicto XVI-2009:19) (..)el odio termina en el asesinato del odiado pero, antes, como describen los teólogos moralistas y confirman los médicos y psiquiatras, se formatea en diversos comportamientos, no todos concatenados entre sí pero todos con el mismo fin: destruir al otro, considerado adversario o enemigo(…)El odio es un sentimiento o afecto contra alguien que implica agresividad contra esa persona y no quedará satisfecho hasta lograr la aniquilación del otro”

Des-activar el odio La señal de Caín..Boleso,Capón Filas,Cocetta,Huber,Picón,Rebossio,Spreafico,

En Revista Científica Equipo Federal del Trabajo, www.eft.org.ar, n° 53

1. - Sobre el concepto de identidad -

George Mead (1863-1931) es considerado uno de los precursores en el mundo anglosajón de la Psicología Social. Sostiene que la persona surge en un contexto social, es una construcción social y una estructura social. Su objetivo fue mostrar el necesario entronque de lo individual en lo colectivo y viceversa.

Este autor; más la dialéctica marxista, la fenomenología de Husserl y los aportes de Durkheim y Weber constituyen los antecedentes de la teoría construccionista en los desarrollos de Peter Berger y Thomas Luckmann, quienes entienden que la identidad constituye un elemento clave de la realidad subjetiva y en cuanto tal, se halla en relación dialéctica con la sociedad. La identidad como subproducto de la realidad se forma a través de tres momentos dialécticos: externalización, objetivación e internalización (Berger y Luckmann, 1968).

Conforme esta concepción social de identidad, la realidad biológica que nos constituye como seres humanos, es uno de los aspectos de la identidad; más no el único. Desde esta concepción compleja de identidad, en la cual una de sus manifestaciones es lo biológico, pero no necesariamente el aspecto que la define; es que consagramos el respeto normativo por, por ejemplo, las personas transexuales; esto es; seres humanos que construyen su identidad a contramano de su biología.-

2. - Sobre la Historia del Presente -

Los años 70 significan en la sociedad argentina un dolor no resuelto. Cada vez que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA