Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 31 de Agosto de 2023, expediente CNT 038369/2017/CA002

Fecha de Resolución31 de Agosto de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

SENTENCIA DEFINITIVA

EXPEDIENTE NRO.: 38369/2017

AUTOS: ADAM, R.O.C.A. PROVINCIAL

DEL SEGURO DE ENTRE RIOS S/ACCIDENTE- LEY ESPECIAL

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, luego de deliberar, a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, los integrantes de la Sala II, practicado el sorteo pertinente, en la fecha de firma indicada al pie de la presente proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. A.E.G.V. dijo:

  1. La sentencia de primera instancia hizo lugar a la demanda con sustento en las leyes 24557 y 26773.

    A fin de que sea revisada tal decisión por este Tribunal de Alzada, las partes actora y demandada interpusieron recurso de apelación en los términos y con los alcances que explicitan en su expresión de agravios, replicadas oportunamente por ambas contendientes (presentaciones del 1/6/23 y 5/6/23).

    Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método expositivo que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente analizar los agravios expresados en el orden que se detalla en los considerandos subsiguientes.

  2. La aseguradora cuestiona que en el decisorio se haya tenido por acreditado que el demandante presente incapacidad física indemnizable. Puntualiza “en su pericia el Dr.

    BARREIRO se limita a transcribir el resultado de una RMN de columna lumbosacra supuestamente efectuada al actor por el Dr. Mariano TREJO, de la cual no surge ni fecha ni lugar de realización”. Que no comprende el factor de riesgo al que estuvo expuesto el trabajador y que, a su entender, la patología es de carácter inculpable.

    Además, la recurrente sostiene que el daño psicológico se basó únicamente en el estudio de psicodiagnóstico practicado, y que el profesional omitió expedirse sobre las funciones psíquicas del demandante y sobre su historia vital.

    A fin de analizar el planteo, refiero que el Sr. A. adujo que entre el 14/01/05 y el 30/4/16 se desempeñó como chofer de larga distancia a las órdenes de Empresa General Urquiza SRL, durante jornadas de trabajo que se extendían entre 10 y 12 horas, los días Fecha de firma: 31/08/2023 lunes a lunes, con francos Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

    semanales rotativos que se asignaban discrecionalmente.

    Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

    Explicó que se le encomendaba la realización del recorrido entre Parque Patricios y Córdoba Capital; y que, a fin de cumplir con sus labores, debía permanecer mayormente sentado, y realizar movimientos continuos de miembros superiores e inferiores para maniobrar la unidad de ómnibus que le era asignada (v. demanda, fs. 7/8).

    Puntualizo además que, con base en lo que emerge de las declaraciones testimoniales rendidas –provenientes de los Sres. O., A. y C.-, el sentenciante tuvo por probadas “las tareas y la situación vivida por el actor durante el tiempo que trabajó para su empleadora EMPRESA GENERAL URQUIZA S.R.L.”,

    decisión que arriba incuestionada ante esta Alzada.

    Sentado lo expuesto, considero que se encuentra debidamente sustentada la incapacidad física establecida por el sentenciante.

    R. que, contrariamente a lo expuesto por la demandada, el médico legista –

    D.B., M.N. 124.239- brindó los detalles de la evaluación clínica practicada, de la que surge el detalle de las limitaciones constatadas en el actor a nivel de la columna dorsolumbar. En efecto, al brindar sus explicaciones, el perito consignó los rangos de movilidad verificados a la flexión, extensión, inclinación y rotación derecha e izquierda (de 60º, 30º, 20º y 20º). Con arreglo a las pautas establecidas por el Dec. 659/96, los hallazgos se corresponden con minoraciones en orden al 6% y 2% de la T.O. –v. apartado “Osteoarticular”, “Columna dorsolumbar”- (v. “Perito médico presenta informe” y “Perito médico contesta impugnaciones”).

    Luego de plasmar los resultados del estudio médico complementario -RMN de Columna Lumbosacra- el profesional aseveró que el trabajador presenta un cuadro de Lumbalgia de relación causal con el trabajo desempeñado por el Sr. A., que se corresponde con una minoración física del 5% de la T.O. Contrariamente a lo argüido por lo accionada, dicho estudio, suscripto por el Dr. Trejo –MN 88062-, fue acompañado por el Instituto de Diagnóstico de Alta Complejidad Médica el 23/4/19 y se halla glosado a la causa, a fs. 121/123.

    En cuanto a la etiología de la afección, el médico explicó “las lesiones como la que presenta el actor a nivel lumbar” son compatibles con “un estímulo crónico y reiterado en dicha zona”. Que “(l)os choferes de vehículos grandes, como el caso que nos convoca,

    durante su jornada laboral están casi todo el tiempo en forma sedente, pero en continua tensión, expuesto a constantes ruidos, vibraciones, malas posiciones que pueden constituir noxas que a lo largo del tiempo ocasiones cuadros como el observado en autos. Las vibraciones a las que deben estar sometidos pueden afectar su columna vertebral”. Señaló

    un cambio de presiones en los discos intervertebrales

    se traducen en “dolor e impotencia funcional o hernias de disco”.

    Destacó, asimismo, que el trabajo del actor “se realiza en un espacio reducido que no reúne las condiciones para realizar el trabajo con cierto confort… en el interior del vehículo hay continuos cambios de temperatura por la entrada y salida de pasajeros”.

    Fecha de firma: 31/08/2023

    Puntualizó “(l)a comprobación Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA

    de un desempeño prolongado durante cierto tiempo en una Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

    actividad laboral de estas características, repetida indefinidamente, sincronizada y en posiciones viciosas o antifisiológicas que provoque traumatismos o microtraumatismos reiterados puede tener suficiente entidad como para desencadenar alteraciones en el aparato columnario”.

    Además, el profesional se explayó acerca de los procesos degenerativos a los que alude la accionada al contestar la impugnación oportunamente formulada. Aclaró, al respecto, que la existencia de “factores degenerativos”, no implica existencia de lesión discal, pues “las lesiones discales van a surgir a nivel de los sitios en que la columna vertebral posee mayor requerimiento funcional… las tareas desarrolladas que impliquen una exigencia repetitiva de la columna, como así también los esfuerzos, e incluso un traumatismo directo son los que ocasionan la lesión discal”.

    A todo evento, resalto que –a mi juicio- en materia de accidentes y enfermedades laborales rige como principio la teoría de la indiferencia de la concausa, lo que significa que procede la indemnización aun cuando el trabajo o evento no sea el causante exclusivo de la dolencia, bastando acreditar que las tareas han actuado como elementos desencadenantes de la minoración constatada (ver, entre otros, esta Sala en su anterior integración in re “S.V., J.O.c. ART SA.” -Expte 16102/17-

    sentencia del 10/2/2002 y en igual sentido, esta misma Sala, SD 101.052 del 16/10/12

    L., J.J. c/Provincia ART S.A.

    ).

    En lo que atañe a la faz psíquica, el médico señaló que al fijar la incapacidad –

    estimada en el 5% de la T.O., y atribuida a un cuadro de R.V.A.N. de grado II- se basó en el estudio psicodiagnóstico encomendado. Agregó que fue con dicho informe que “realizó

    la pericia médica, recogiendo las conclusiones vertidas en aquél…”; y que “el Psicodiagnóstico completo, con los protocolos y resultado de los tests suministrados al actor, se encuentra glosado en autos y puede ser compulsado en el sistema virtual” (v.

    Perito médico contesta impugnación

    ).

    Empero, no se acompañó en la causa el informe al que alude el experto, en tanto la parte actora dijo haberlos entregado al profesional –cfr. presentación del 5/9/19- y éste omitió adjuntarlos en oportunidad de elevar su informe. Ello, pese al expreso pedido efectuado por la aseguradora a fin de que se complete el peritaje con la totalidad de las constancias relevadas por el profesional (v. “Contesta traslado. Impugna pericia médica y psicológica”) en oportunidad de expedirse sobre la afección psicológica del actor.

    En dicho marco, sugiero admitir la queja acerca de la incapacidad psicológica dictaminada en el decisorio, pues se advierte claramente insuficiente la fundamentación que en términos genéricos brindó el perito interviniente para atribuir idoneidad a la contingencia padecida para operar como factor estresor desencadenante de la RVAN grado I- II.

    Al preverse en el decreto 659/96 las lesiones psicopatológicas, se consideró que “solamente serán reconocidas las REACCIONES O DESORDEN POR ESTRES POST

    Fecha de firma: 31/08/2023

    TRAUMATICO, las REACCIONES

    Firmado por: JOSE ALEJANDRO SUDERA, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.L.C., JUEZ DE CAMARA

    VIVENCIALES ANORMALES NEUROTICAS, los Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

    ESTADOS PARANOIDES y la DEPRESION PSICOTICA que tengan un nexo causal específico relacionado con un accidente laboral, debiéndose descartar primeramente todas las causas ajenas a esta etiología, como la personalidad predisponente, los factores socioeconómicos, familiares, etc.”. A su vez, al describir los distintos grados en materia de desórdenes por estrés post traumático, en la reglamentación se indica que tales afecciones “serán reconocidas cuando tengan directa relación con eventos traumáticos relevantes que ocurran en el trabajo, ya sea como accidentes, o como testigo presencial del mismo.

    Constituyen una enfermedad, reconocida oficialmente por el DSM III, y la CIE 10 (OMS),

    que tiene una etiología, una presentación y un...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR