El Gobierno acusó a Edenor de desequilibrar el mercado eléctrico

 
EXTRACTO GRATUITO

Aunque la demora en las transferencias de fondos por parte del Gobierno hacia las provincias y las empresas contratistas del Estado es moneda corriente, los funcionarios reaccionan molestos cuando quienes tienen inconvenientes para cobrar son los organismos que ellos dirigen. Los problemas de pago de Edenor, la distribuidora de luz más grande del país, por la electricidad que vende a sus más de dos millones de clientes van camino de convertirse en un caso ejemplar de esta situación.El último día del mes pasado, Cammesa, la administradora del mercado eléctrico, le envió una carta a la empresa que pertenece a Pampa Energía, el holding energético de Marcelo Mindlin, en la que la intima al pago inmediato de $ 77,21 millones que le debe por la energía que le facilitó para atender a sus clientes. El texto, al que tuvo acceso LA NACION, va aun más lejos: acusa que "el volumen" de deuda "afecta seriamente el equilibrio de pagos del MEM [el mercado eléctrico mayorista]". Por eso, intima a la compañía a saldar ese rojo en su totalidad, a más tardar, en un plazo de 10 días.Cammesa es una empresa mixta en los papeles, pero controlada por el Gobierno en la práctica. Es la encargada de cobrar por la energía que venden las distribuidoras, como Edenor o Edesur, y, con esos fondos, pagarles a quienes la producen, como Endesa Costanera, Dock Sud o El Chocón, entre muchas otras empresas.Cadena de reprochesA principios del mes pasado, Edenor le informó a Cammesa que le pagaría aproximadamente un 50% de su factura de aquí hasta el próximo aviso. Los motivos: por la escasez de recursos le dará prioridad a mantener la calidad de servicio para...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA