Para acotar el impacto del ajuste, el Gobierno amplía los fondos de ayuda social

El plan de medidas para acelerar el ajuste que presentará mañana el Gobierno tiene un capítulo destacado: se reforzará la ayuda social. Prevista en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ( ), el presidente hará uso de la "salvaguarda" que le permite incrementar el gasto social. La decisión, que se guarda baja un estricto secreto, tiene como objetivo "inyectar dinero" entre los beneficiarios de planes sociales., que tuvo en los últimos días una marcada aceleración, prendió las alarmas de la Casa Rosada, que decidió hacer uso de la opción para atemperar la conflictividad callejera. El Gobierno busca adelantarse a los posibles desbordes. En eso trabajaron el Presidente; la ministra de Desarrollo Social, , y el ministro de Hacienda, , el viernes hasta última hora.Ayer Stanley estuvo nuevamente a la tarde en Olivos para tratar el tema con Macri. Allí se analizó como la medida más concreta una ampliación de la Asignación Universal por Hijo (AUH).El seguro para un gasto adicional "en la protección de los más vulnerables" es de hasta $13.500 millones para este año y un 0,2% del PBI para los próximos años, según el memorándum de entendimiento que suscribió la Argentina con el organismo multilateral de crédito."Buscamos que el aumento del dólar no impacte en la gente; los pobres siempre son los más perjudicados", describió un integrante del gabinete nacional que pasó gran parte del viernes en la quinta presidencial de Olivos. Otra preocupación es el efecto en las changas.Según pudo saber LA NACION, en la conferencia de prensa de mañana de Dujovne, se hará hincapié en la extensión de la ayuda social. Los casi cuatro millones de beneficiarios de la AUH recibirán un aumento. Lo mismo podría ocurrir con el resto de los planes sociales. También se estarían analizando algún tipo de beneficio en el transporte y un esquema de precios sociales en cierto tipo de productos básicos.El anuncio se hará efectivo en la antesala de la puesta en marcha del plan de acción que las organizaciones sociales implementarán a partir del miércoles, que tendrá como punto álgido una movilización el 25 de septiembre, día que eligió la CGT para un paro nacional.El Gobierno sabe que el esquema de contención que puso en marcha con la crisis cambiaria está cerca de desbordarse, por eso apuesta a medidas de fondo para paliar las malas noticias económicas. Hasta el momento, los refuerzos de asistencialismo que ya desplegó el Ministerio de Desarrollo Social, como la ayuda...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba