Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala I, 16 de Junio de 2016, expediente CIV 001587/2009/CA002

Fecha de Resolución16 de Junio de 2016
EmisorCamara Civil - Sala I

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I Expte. N° 1587/2009 Juzgado N° 30 “A.N.C.E. c/LeivaW.O. s/daños y perjuicios”

ACUERDO Nº En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 16 días del mes de junio del año dos mil dieciseis, reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala “I” de la Cámara Civil, para conocer de los recursos interpuestos en los autos: “A.N.C.E. c/LeivaW.O. s/daños y perjuicios” respecto de la sentencia corriente a fs. 337/344 de estos autos, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Se ajusta a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía hacerse en el orden siguiente: Dras. UBIEDO, G. y CASTRO.

Sobre la cuestión propuesta la Dra. U. dijo:

  1. La sentencia de fs. 337/344 hizo lugar a la demanda entablada por N.C.E.A. y en su mérito condenó a W.O.L. y la citada en garantía Protección Mutual de Seguros del Transporte Público de Pasajeros, a abonarle la suma de $ 220.600, con más los intereses y las costas, por los daños y perjuicios derivados del accidente ocurrido el 12 de junio de 2008.

    Apelaron las partes. La actora expresó agravios a fs. 368/371, los que no fueron contestados. La citada en garantía hizo lo propio a fs. 373/379, pieza que mereció la réplica de fs. 381/387.

    Se encuentra fuera de debate lo concerniente a la responsabilidad atribuida a la demandada por el accidente que sufrió

    N.C.E.A. cuando en circunstancias en que se Fecha de firma: 16/06/2016 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #13982923#155795544#20160615130342562 encontraba a bordo del interno 52 de la línea de colectivos N° 118, su conductor aplicó los frenos de modo tal que el rodado se detuvo bruscamente provocando que cayera pesadamente al piso, sufriendo diversas lesiones que dan pie a su reclamo.

    La demandante critica por exiguo los montos reconocidos por los rubros “incapacidad psicofísica sobreviniente”, “daño moral” y “gastos médicos, farmacéuticos y traslados”. La citada en garantía se agravia de las suma concedidas en concepto de resarcimiento por “incapacidad psicofísica sobreviniente” y “daño moral”, así como lo concerniente a la “inoponibilidad a la víctima de la franquicia pactada entre aseguradora y su asegurado”.

  2. Paso a considerar los agravios relativos a los daños reconocidos y su alcance.

    1. C. por referirme a la incapacidad sobreviniente psicofísica.

      De la constancia de atención médica del Hospital Regional “R.C.” de la ciudad de Santiago del Estero, Pcia.

      del mismo nombre, se desprende que el actora ingresó presentando traumatismo de rodilla izquierda. Se le recomendó reposo y control por consultorios externos (v. fs. 146).

      La HC del Centro Integral de Traumatología y Ortopedia (CITYO) consta que fue atendida con diagnóstico de esguince de rodilla izquierda (v. fs. 222/226).

      A su vez, de la consulta médica realizada en el Sanatorio 9 de Julio surge que fue asistida por presentar una lesión (ruptura) de ligamento cruzado anterior y menisco externo. Se le indicó tratamiento y eventual cirugía reparadora (v. fs. 305).

      Por su parte el perito designado en autos señaló

      en su dictamen de fs. 182/183 que A. padeció a raíz del accidente de autos: “cicatrices varias en rodilla izquierda, hiperpigmentadas e hipertróficas, ubicadas en rodilla y pierna izquierda, la de mayor Fecha de firma: 16/06/2016 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #13982923#155795544#20160615130342562 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I tamaño mide 40 x 15 milímetros e involucra cara anterointerna de rodilla y pierna izquierda; y limitación funcional de rodilla izquierda (flexión: desde 0° hasta 100°, extensión: desde 0° hasta 10°), que la incapacita en forma parcial y permanente en un 23 % de la TO.

      En cuanto al daño psíquico afirma el experto que padece un cuadro de Neurosis de Angustia en grado moderado, cuya incapacidad la estableció en un 25 %. Asimismo señaló que requiere un tratamiento psicoterapéutico con una frecuencia de una sesión semanal por un período de dos meses (v. fs. 183 vta.).

      No soslayo la impugnación al referido informe por parte de la citada en garantía a fs. 191/192. Sin embargo, debo desestimar las objeciones formuladas a los dictámenes periciales, ya que en la especie no alcanzan a desvirtuar el rigor técnico-científico en que se basa el experto para arribar a las cuestionadas conclusiones (arg. art. 386 y 477. Código procesal; Palacio, “Derecho procesal Civil”, t. IV, p. 720), las que en suma, ha sido suficientemente respondida a fs. 196.

      Ahora bien, como lo hemos sostenido en numerosas oportunidades a fin de determinar el resarcimiento debido a título de incapacidad sobreviniente, las secuelas deben ponderarse en tanto representen indirectamente un perjuicio patrimonial para la víctima o impliquen una minusvalía que comprometa sus aptitudes laborales y la vida de relación en general y, de ese modo, frustren posibilidades económicas o incrementen sus gastos futuros, lo cual, por lo demás, debe valorarse atendiendo a las circunstancias personales, socioeconómicas y culturales de aquélla.

      En tal sentido cuadra destacar que N.C.E.A. contaba con 45 años al momento del accidente y trabajaba como ayudante técnica en la Escuela de Capacitación N° 13 de Sgo. del Estero Capital –sin que se haya acreditado fehacientemente su ingreso mensual- y su grupo familiar está

      Fecha de firma: 16/06/2016 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #13982923#155795544#20160615130342562 compuesto por su esposo y tres hijos (v. 4 vta. del incidente de beneficio de litigar sin gastos).

      Esta S. ha desechado el temperamento de computar un valor al punto de incapacidad, pues tal procedimiento se desentiende de las circunstancias de la víctima, las que habrán de determinarse de acuerdo a la concreta existencia de secuelas y su incidencia tanto en el ámbito de su capacidad productiva como el que corresponde al desenvolvimiento familiar, social, etc. (ver, por ejemplo, expte. 41.090/2009 del 7 de mayo de 2015; 112.748/2006 del 24 de abril de 2012; 60.440/2008 del 11 de julio de 2003, entre muchos otros). Ello sin perjuicio de que para la determinación del resarcimiento se tengan en cuenta a título indiciario el baremo de la TO y los ingresos que la víctima obtenía (expte 55.244/2011 del 2 de julio de 2015, 101.411/2010 del 2 de junio del 2015, entre otros), tal como se explicita más adelante.

      Las directrices sentadas sobre los arts 1745 y 1746 del Código Civil y Comercial de la Nación (ley 26.996) se orientan precisamente en tal sentido, dado así cuenta del acierto del criterio referido.

      En ese orden de ideas, estimo adecuado valorar: 1)

      que el accidente acaeció cuando la actora tenía 45 años de edad, 2)

      los ingresos mensuales, que ante la falta de prueba de su cuantía, es prudente equipararlo al salario mínimo vital y móvil de $ 5.588, vigente a la época de la sentencia de primera instancia pues es en este momento en que se fijan los valores de ese pronunciamiento, 3) una tasa de descuento del 5 % anual que en la actual coyuntura económica se entiende adecuada y que representaría el capital adelantado puesto a una inversión que irá decreciendo a medida que se disponga de él para cubrir las necesidades y gastos propios de la vida, 4) el período a computar que estaría dado hasta la edad Fecha de firma: 16/06/2016 Firmado por: C.N.U.-P.E.C.-P.M.G., #13982923#155795544#20160615130342562 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA I jubilatoria de la víctima (60 años), 5) Finalmente las incapacidades establecidas por el facultativo.

      Ponderando tales circunstancias sin soslayar la mejoría que pueden llegar a experimentar en virtud del tratamiento psicológico recomendado por el experto –cuyo costo se incluye- y teniendo en consideración que no se acreditó que las secuelas padecidas hayan influenciado de forma negativa en su actividad laboral, estimo que la suma reconocida en la sentencia ($ 169.600), resulta reducida...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR