Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala J, 1 de Octubre de 2020, expediente CIV 015489/2016/CA001

Fecha de Resolución 1 de Octubre de 2020
EmisorCamara Civil - Sala J

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J

Expediente N° 15.489/2016 “A., L.C.c.A.G., J.A. y otros s/ daños y perjuicios” Juzg N|°40

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 1 días del mes de octubre del año dos mil veinte, reunidas en acuerdo las señoras juezas de la S. “J” de la Excma. Cámara Nacional de A.aciones en lo Civil, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados “A., L.C.c.A.G., J.A. y otros s/

daños y perjuicios” respecto de la sentencia de fecha 19 de Junio de 2020, el tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo, arrojó como resultado que la votación debía realizarse en el siguiente orden: señoras juezas de cámara doctoras G.M.S.A..

A la cuestión propuesta la Dra. G.M.S. dijo:

  1. La sentencia de primera instancia de fecha 19 de Junio del corriente hizo lugar a la demanda promovida por L.C.A.,

    condenando a J.A.A.G., “Transporte Ideal San Justo S.A.” y “Mutual Rivadavia de Seguros del Transporte Público de Pasajeros”, esta última en los términos del seguro contratado, a pagar la suma de $ 894.000 (pesos ochocientos noventa y cuatro mil)

    a L.C.A., con más los intereses que se calcularán conforme lo dispuesto en el considerando XII y costas del proceso.

    Contra el decisorio apelan y expresan agravios la actora a fs.

    380/385 y la demanda y citada a fs.388/392. Corridos los pertinentes traslado de ley luce a fs. 398 el responde de la actora a su contraria.

    Fecha de firma: 01/10/2020

    Firmado por: MARIANO CARLOS GIGLI, PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.S., JUEZ DE CAMARA

    Con fecha 23 de septiembre de 2020 en el marco de las Acordadas 31/20 y concs de la CSJN, se dictó el llamamiento de autos, providencia que se encuentra firme, quedando de esta manera los presentes en estado de dictar sentencia.

  2. Como previo y antes de entrar en el tratamiento de los agravios deducidos cabe precisar que el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación que entró en vigencia el 1 de agosto de 2015

    aprobado por la ley 26.994 contempla de manera expresa lo relativo a la “temporalidad” de la ley. Es menester interpretar coherentemente lo dispuesto por su art. 7° sobre la base de la irretroactividad de la ley respecto de las situaciones jurídicas ya constituidas, y el principio de efecto inmediato de la nueva ley sobre las situaciones que acontezcan,

    o relaciones jurídicas que se creen con posterioridad a su vigencia, así

    como a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes. Las consecuencias son los efectos, -de hecho o de derecho que reconocen como causa, una situación o relación jurídica por ende atento que en los presentes obrados la situación de que se trata, ha quedado constituida, con sus consecuencias devengadas, conforme a la ley anterior, corresponde analizar la cuestión a la luz de la misma,

    así como la doctrina y jurisprudencia a ella aplicable.

  3. Hechos Motiva el inicio de las presentes actuaciones el accidente ocurrido con fecha 21 de mayo de 2014, aproximadamente a las 18.00 horas, en circunstancias en que la madre del accionante, Sra.

    E.N.L.P. cruzaba a pie por la vereda impar, con semáforo habilitante para peatones y por la senda peatonal, la calle Pte. L.S.P. –intersección con calle Estados Unidos con dirección a la Avenida Independencia, de esta Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

    Fecha de firma: 01/10/2020

    Firmado por: MARIANO CARLOS GIGLI, PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.S., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J

    Manifiesta que cuando ya había traspuesto la calle Estados Unidos, precisamente antes de arribar a la vereda contraria, es arrollada por un ómnibus de la Línea 96, interno 130, dominio HAP704, el cual era conducido por el Sr. J.A.A.G., quedando debajo de la rueda delantera izquierda del rodado,

    siendo encontrada sin vida por el personal médico bomberos y de la seccional 18 de la Policía Federal Argentina.

  4. Agravios Los cuestionamientos del accionante se basan fundamentalmente en torno a los montos indemnizatorios fijados en la instancia de grado, respecto al valor vida, daño moral y psicológico que estima muy reducidos atento el gravitante daño sufrido como por el rechazo del rubro gastos de traslado.

    Las accionadas por su parte cuestionan la responsabilidad endilgada en la instancia de grado, alegando la culpa de la víctima en el siniestro, que no fue analizada la prioridad de paso en la ocasión volviendo difusa la atribución de la responsabilidad.

    Asimismo merecen sus quejas la recepción y alcance económico de los rubros por los que procediera la demanda, entre ellos que se encuentra el sobredimensionado valor otorgado por daño moral, y tasa de interés aplicable.

  5. Responsabilidad En lo que hace al encuadre jurídico aplicable al caso cabe señalar que resulta de aplicación el entonces vigente art. 1.113 en su párrafo segundo, segunda parte, del Código Civil, que regulara lo atinente a la responsabilidad civil por el riesgo de las cosas, aplicable a los accidentes en que, tal como ocurre en autos, son víctimas peatones y que consagra la inversión de la carga de la prueba que obligaba al conductor a arrimar las que desbaraten la presunción legal Fecha de firma: 01/10/2020

    Firmado por: MARIANO CARLOS GIGLI, PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.S., JUEZ DE CAMARA

    en su contra, es decir entrará a jugar la atribución objetiva de responsabilidad del dueño o guardián del automóvil, derivado del riesgo que es creado por el mismo, sin otra consideración a tener en cuenta que los eximentes legales previstos.-

    Conforme el reiterado criterio de este Tribunal, resulta de aplicación la norma citada que conlleva una presunción "iuris tantum"

    de culpabilidad para el dueño o guardián de la cosa peligrosa o riesgosa -en este caso el ómnibus- la que debe ser desvirtuada por el demandado para ser exculpado total o parcialmente.-

    La presunción constituye un caso de inversión de la carga de la prueba, porque favorece a quien lo invoca y pone a cargo de la otra parte la prueba en contrario. Consecuentemente, al tratarse de una presunción, como se dijo "iuris tantum" el dueño o guardián para eximirse de responsabilidad o disminuir la que se le atribuye, deberá

    demostrar culpa de la víctima, la de un tercero por la que no deba responder, el caso fortuito ajeno a la cosa que rompa la relación de causalidad adecuada, o que la hubo en menor grado de la que se le imputa.-

    Los accidentes en los que participa un peatón deben encuadrarse en la doctrina del riesgo creado, siendo indudable que es la parte débil y vulnerable, la que sufre el embate muchas veces agresivo del automotor y cuya única defensa, a los fines de preservar su vida y su integridad psicofísica, consiste casi siempre en esquivar o reaccionar velozmente desplazándose para evitar ser atropellado. No tiene una carrocería que prevenga o aminore los efectos del impacto.

    En estos casos, se enfrenta la fragilidad del cuerpo humano frente a la fuerza destructora de la máquina (Conf. G., J.M., “Los peatones y el cruce fuera de la senda de seguridad”, LL, 1994-B,

    276).-

    Por lo tanto, estando en juego un factor de atribución objetivo,

    no pesa sobre el actor la carga de demostrar la culpabilidad del agente Fecha de firma: 01/10/2020

    Firmado por: MARIANO CARLOS GIGLI, PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.S., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J

    dañoso, sino que es el demandado quien para eximirse de responsabilidad debe probar la ruptura del nexo causal, esto es, la culpa de la víctima o la de un tercero por el que no debe responder civilmente (art. 1113 párr. 2º parte 2ª del Cód.Civil) ( Conf C..

    S. G “G.C., S.c.N., M.J. s/ daños y perjuicios” expte. Nº 7492/2004 del 30/10/2009, ídem esta sala 27/04/2010, Expte. 1.089/2005 “D., H.O. c/Agüero,

    J.R. y otros”).

    Asimismo, la convicción del juzgador debe formarse tendiendo a un grado sumo de probabilidad acerca del modo de producirse el evento, aunque no se tenga certeza absoluta, porque admitida la existencia del siniestro y ante versiones contrapuestas, debe realizarse un proceso de selección que forzosamente conduzca a tener como realmente sucedidas algunas circunstancias en que se apoyan dichas manifestaciones (conf. C.., esta sala 17/2//2010 expte. Nº

    48.931/07 “V., P.D.c.D., M.N. y otros s/ daños y perjuicios” Ídem, 12//9/2011, Expte. Nº 68.223/2007,

    M.M.L. c/ C.D.G. y otro s/ daños y perjuicios

    entre otros).-

    En el terreno de la apreciación de la prueba, el juzgador puede inclinarse por lo que le merece mayor fe en concordancia con los demás elementos de mérito que puedan obrar en el expediente, siendo ello, en definitiva, una facultad privativa del magistrado (conf.

    C.., esta sala,11/3/2010, expte 114.707/2004 “V. José

    Marcelino c/ M.L.A. daños y perjuicios” id, 20/9/2010

    expte nº 24507/2006 “A.H. c Metrovias s/daños y perjuicios” entre muchos otros).-

    Realizado el encuadre teórico de la cuestión y encontrándose cuestionada la responsabilidad endilgada en la instancia de grado, se analizaran los elementos de juicio colectados en este proceso y en la causa penal en virtud de ello, no cabe más que proyectarse a las Fecha de firma: 01/10/2020

    Firmado por: MARIANO CARLOS GIGLI, PROSECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.S., JUEZ DE CAMARA

    probanzas arrimadas a la causa tendientes a acreditar las versiones brindadas por las partes, las que serán evaluadas en su conjunto a la luz de la sana crítica racional (art. 386 Cód. Procesal).

    Sentado ello conforme surge de la causa penal iniciada con motivo del presente suceso...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR