Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 27 de Febrero de 2018, expediente CNT 015521/2013/CA001

Fecha de Resolución27 de Febrero de 2018
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 111881 EXPEDIENTE NRO.: 15521/2013 AUTOS: A.C.J.L. c/ COMPAÑIA DE ALIMENTOS FARGO SA s/COBRO DE SALARIOS VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 27 de Febrero del 2018, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar, parcialmente, a las pretensiones deducidas en el escrito inicial y condenó a la demandada a abonar al accionante algunos rubros salariales e indemnizatorios reclamados. A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpuso sendo recurso de apelación la parte demandada, en los términos y con los alcances que explicita en su expresión de agravios (ver fs. 239/243). A su vez, el perito contador a fs. 237 apeló los honorarios que le fueron regulados por juzgarlos bajos.

Se agravia la demandada porque la sentenciante de grado viabilizó las diferencias salariales pretendidas al hacer aplicación de la presunción contenida en el art. 55 LCT. Se queja porque la a quo concluyó que la modificación del contrato que se produjo a partir marzo del año 2000 no resultó consensuada y que tampoco resultó justificada la exclusión del actor del convenio colectivo 231/94. Objeta la aplicación en autos del mencionado convenio pues afirma que el actor fue personal no convencionado, de allí que no le correspondía el adicional por antigüedad y restantes rubros convencionales. Alega que el actor aceptó las condiciones de trabajo y remuneración al momento de la contratación y que no hubo discriminación salarial alguna respecto de otros trabajadores con las mismas tareas. Invoca la teoría de los actos propios conforme a la cual, afirma que el accionante acepto las condiciones dadas al momento de pactar por lo que no resulta válido un reclamo posterior respecto a los rubros pretendidos.

Agrega que no se tuvieron en cuenta las sumas abonadas por horas extraordinarias y nocturnas que surgen de los recibos de sueldo acompañados. Critica la condena a la entrega de un nuevo certificado de trabajo pues entiende que el acompañado en autos resulta completo y con todos los requisitos que prevé el art. 80 LCT ya que refleja los datos ciertos y concretos del vínculo laboral habido entre las partes.

Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las Fecha de firma: 27/02/2018 cuestiones planteadas a un método expositivo que posibilite un lógico desarrollo Alta en sistema: 07/03/2018 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.C.F., SECRETARIO INTERINO Firmado por: G.A.G., Juez de Cámara #20471049#199156748#20180228110630074 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II argumental, estimo conveniente analizar los agravios expresados en el orden que se detalla en los considerandos subsiguientes.

La demandada se queja porque la sentenciante de grado viabilizó las diferencias salariales pretendidas con fundamento en la presunción del art. 55 LCT.

A mi juicio, los argumentos vertidos por la recurrente constituyen una mera discrepancia con lo resuelto ya que no esboza, conforme lo prevé el art. 116 de la LO, argumentos concretos, específicos y concluyentes que desvirtúen los extremos tenidos en cuenta por la Sra Juez a quo para resolver del modo que lo hizo.

Creo conveniente recordar aquí que la expresión de agravios debe constituir una exposición jurídica que contenga el análisis serio, razonado y crítico de la sentencia recurrida, a través de argumentos tendientes a descalificar los fundamentos en los que se sustenta la solución adoptada en el decisorio, mediante la invocación de la prueba cuya valoración se considera desacertada o la puesta de manifiesto de la incorrecta interpretación del derecho declarado aplicable a la controversia (art.116 LO). A tal fin, se debe demostrar, punto por punto, la existencia de los errores de hecho o de derecho en los que pudiera haber incurrido el juzgador y se deben indicar en forma precisa las pruebas y las normas jurídicas que el recurrente estime le asisten (cfr. esta S., in re: “T., R. c/P., R.”, S.D.N., del 30/03/94; “Deganutti, N.D. c/ Canal del Este S.A. Y otro s/ Diferencias de Salarios”, S.D. Nº 102.136 del 30/08/2013; “A., L.B. C/ Inducon Contenedores Flexibes S.R.L. y Otros s/ Despido”, S.D. Nº 102.178 del 18/09/2013 y “Boracchia, P.I. c/ Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte S.A. s/ Despido”, S.D. Nº 102.323 del 15/10/2013, entre otras).

En efecto, obsérvese que en el fallo apelado la Sra Juez a quo tuvo especialmente en cuenta que “el perito contador P.A.M. presentó la pericia a fs. 199/2002 y señaló que la demandada no puso a su disposición la documentación necesaria para efectuar la pericia (fs. 199/199vta)” y que “a fs. 212 se hizo efectivo el apercibimiento dispuesto a fs. 163 y se dejó sin efecto la peritación contable por exclusiva responsabilidad de la demandada” (ver en particular fs. 234/vta).

Ahora bien, la recurrente cuestiona lo decidido y argumenta que, para subsanar el tema de la prueba contable, debió la sentenciante intimar a las partes a acompañar los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR