CS Acordada 36.09 Persona y Mercado.

Autor:Sebastián Serrano Alou
RESUMEN

El eje central en la persona humana, la justicia social y el bien común ha desplazado el lugar de privilegio que ocupó el mercado y sus leyes

 
EXTRACTO GRATUITO

La reciente creación de una unidad de análisis económico por parte de la CSJN es, como mínimo, una decisión que encierra mas dudas que certezas en cuanto a los objetivos que tiende a privilegiar.

Quizás porque el criterio económico, escindido del resto del resto de las realidades, suele ser un criterio incompleto, y por lo tanto erróneo para la toma de decisiones con alcance positivo en situación complejas; es que no es un criterio tratado en forma autónoma en nuestra Constitución Nacional, ni en los Tratados Internacionales de Derechos Humanos, cúspide del sistema normativo que da base a las resoluciones judiciales 1. Por lo tanto, quizás hubiese sido más acertado crear una unidad de análisis que emitiera un dictamen más abarcativo, en cuanto a las repercusiones que las decisiones cruciales del Máximo Tribunal pueden tener en la sociedad y no tan solo en el Mercado.

No puede caerse en la trampa de creer, que al tenerse en cuenta los costos generados por una situación jurídica, se permite proyectar que conductas son incentivadas por ella; y que de esta manera, al ponderarse los costos y las conductas incentivadas por determinadas normas jurídicas y/o decisiones judiciales, es posible proyectar los efectos de las mismas y su eficacia. Ya se cometió ese error en el pasado, y aun estamos pagando el costo social del mismo: las políticas impulsadas desde el denominado Consenso de Washington, políticas basadas principalmente en aspectos económicos que impulsaron distintas medidas, como la flexibilización laboral, el achicamiento del Estado, la privatización de servicios esenciales, etc.

Una cuestión que especialmente preocupa es que uno de los principales defensores de la medida sea nada más y nada menos que Lorenzetti 2, juez muy cercano a las decisiones adoptadas por la CSJN en épocas del menemismo 3.

Pero como vengo manteniendo, la CSJN ha marcado un cambio de rumbo en sus decisiones con distintos fallos 4, postura que será muy difícil torcer sin que el Máximo Tribunal sufra la denuncia social de traición de ideas expresadas en sus fallos y esperadas por largo tiempo en la sociedad como inicio de un cambio.

Posturas como las del fallo “Rodríguez c/ Embotelladora”, que se centran en la protección del mercado y la economía no pueden seguir vigentes en la actualidad. La CSJN ha marcado un claro cambio de rumbo, que, del eje en el mercado y la protección de los intereses económicos se ha desplazado a la protección de los Derechos Humanos más...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA