Acné albertista

 
EXTRACTO GRATUITO

La misma sensación desagradable que tiene un adolescente cuando se mira al espejo y se notifica de que un nuevo granito se ha aposentado indecorosamente en su cara también la sufre Alberto Fernández cada vez que alguien lo pone en apuros con dichos piantavotos. Es un acné incómodo y peligroso que arruina su fachada de estadista en ciernes.Un día la pústula se llama Diosdado Cabello al recordarle que le debe su triunfo en las PASO a Cristina Kirchner: "", le advirtió desde Caracas. Otro día, el punto negro humillante se denomina Horacio Verbitsky ("Si Alberto se hubiera presentado sin Cristina habría obtenido resultados parecidos a los de Florencio Randazzo en 2017", le dijo a Perfil).Pero hay peores folículos pilosos llenos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA