Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala D, 20 de Septiembre de 2019, expediente CIV 110830/2011/CA001

Fecha de Resolución20 de Septiembre de 2019
EmisorCamara Civil - Sala D

Poder Judicial de la N.ión CAMARA CIVIL - SALA D

E.. Nº 110.830/2011 “ACEVEDO, W.D. y otros c/

DENES, E.D. y otros s/ daños y perjuicios”. Juzgado Nº

46

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de septiembre de dos mil diecinueve,

reunidos en Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara N.ional de la Apelaciones en lo Civil, S. “D”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados “ACEVEDO, W.D. y otros c/ DENES, E.D. y otros s/ daños y perjuicios”, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: señores jueces de Cámara doctores P.B., F.M.R. y J.P.R..

A la cuestión propuesta la doctora P.B., dijo:

I) Antecedentes del caso.

  1. La sentencia dictada a fs. 892/925 rechazó la demanda promovida por W.D.A. y M.D.B., por si y en representación de su hija E.T.A. contra el Dr.

    E.D.D., OSPECOM, Instituto de Nefrología N. S.A., Seguros Médicos S.A., Zurich Argentina Compañía de Seguros S.A., Administración Sanatorial Metropolitana S.A. y N.S., con costas a los vencidos. También se regularon los honorarios de los profesionales intervinientes.

  2. Los actores reclamaron los daños y perjuicios por la deficiente atención médica dispensada a su hija E.,

    específicamente por no recibir el tratamiento adecuado en función a la patología con la que naciera “Mielomelingocele lumbo-sacra”,

    Fecha de firma: 20/09/2019

    Alta en sistema: 23/09/2019

    Firmado por: B.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

    1

    aduciendo que debido a esa omisión se fue complicando su cuadro con el paso del tiempo, desarrollando un reflujo vésico-ureteral severo Grado IC con hidrocefrosis y notable compromiso de la función renal.

    Señalan que la Sra. B. tomó conocimiento en el quinto mes de embarazo y tras una ecografía que la beba padecía un mielomeningocele y una dilatación de los ventrículos cerebrales.

    N.ió en el Hospital de Cañuelas, a las 40 cuarenta semanas, un peso de 3.300 kg y un A. de 9 y 10 puntos. La menor fue trasladada al Sanatorio Franchín en donde la operaron de la malformación lumbar a las 48 hs. de vida.

    Relatan que la hidrocefalia no progresó mayormente por lo que recién a los 5 años se le efectuó una derivación ventrículoperitoneal (operación para detener la dilatación de los ventrículos cerebrales),

    mostrando los estudios urológicos iniciales que ambos riñones eran de tamaño y configuración normal para la edad. Pese a ello, ante la problemática patología vesical, se la derivó al Instituto de Nefrología N. S.A. para su seguimiento. Afirma que fue atendida por el Dr. E.D. quien, pese a haber diagnosticado una vejiga neurogénica, nunca indicó un tratamiento adecuado para ella, ni farmacológico ni cateterismo vesical intermitente o profilaxis antibiótica, por lo que la patología diagnosticada siguió su curso destructivo sobre el tracto urinario.

    Refieren que el 18 de febrero de 2009, E. comenzó con fiebre por lo que su madre le suministró ibuprofeno y se comunicó

    con el servicio médico “Ayuda Médica”, quienes tras demorar 2 horas en llegar, dispusieron su traslado al Hospital de Cañuelas, donde se diagnosticó que presentaba una infección urinaria. En esa oportunidad se la medicó con cefalexina vía oral, por diez días. A pesar de ello, al día siguiente la niña presentaba orinas sanguinolentas por lo que se requirió nuevamente el servicio de Ayuda Médica, que dispuso el traslado para su internación en la madrugada del 20 de febrero en la Fecha de firma: 20/09/2019

    Alta en sistema: 23/09/2019

    Firmado por: B.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

    2

    Poder Judicial de la N.ión CAMARA CIVIL - SALA D

    Clínica F. Paredes. En este nosocomio se le prescribió

    macrohematuria, infección del tracto urinario, reflujo vesicolo-ureteral grado III y vejiga neurogénica luego que una endoscopía evidenciara hidronefrosis severa en el riñón derecho y una vejiga de lucha con paredes irregulares.

    En este contexto, se le efectuó un cateterismo vesical intermitente cada cuatro horas, se la medicó con oxibutinina,

    tratamiento antibiótico profiláctico y la realización de una centellografía renal, consignando el urólogo tratante en la historia clínica “hidronefrosis…vejiga diverticular con reflujo grosero derecho (vejiga de riesgo)…alta presión de fin de lleno VEJIGA DE

    RIESGO…”.

    Recibió por once días cefriaxone por vía parenteral y luego la niña fue dada de alta sanatorial, debiendo continuar los controles ambulatorios. El día 25 de febrero, se le realizó una centellografía renal que reveló que el riñón izquierdo estaba dentro de la normalidad, aunque solo realizaba el 25,8 % de la función global de ambos riñones, mientras que el derecho estaba disminuido en tamaño y con función tubular disminuida.

    En junio de 2010 dicen los recurrentes que decidieron realizar una consulta en el Hospital G. y continuar allí el seguimiento,

    donde prosiguió con cateterismos vesical intermitente, profilaxis antibiótica y oxibutinina como procedimiento urológico, más la terapéutica multidisciplinaria que corresponde a los pacientes con mielomeningocele.

    Concluyen que E. nació con mielomeningocele lumbo-sacra y una hidrocefalia y, como consecuencia habitual, padeció una vejiga neurogénica. Este aspecto de la enfermedad fue controlado por el Dr.

    Denes en la institución codemandada, por un período de aproximadamente cinco años y afirman que en ese lapso no recibió el tratamiento adecuado. No se le efectuó terapia profiláctica para Fecha de firma: 20/09/2019

    Alta en sistema: 23/09/2019

    Firmado por: B.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

    3

    prevenir infecciones urinarias, no se le suministró oxibutinina ante la presencia de un detrusor inestable y no se le realizó el cateterismo vesical intermitente, todos ellos motivos por los cuales iniciaron la presente acción.

  3. Obra Social del Personal de la Construcción, en adelante OSPECON, se presentó a estar a derecho negando la totalidad de los hechos expuestos por los actores. Señala que la menor nació el 28/11/2004 con mielomeningocele e hidrocefalia congénita. Afirma que desde el primer momento se la atendió correctamente conforme la patología que padecía, lo que se demuestra con las cirugías a las que fue sometida. Aduce que para el control, tratamiento y seguimiento de la vejiga neurogénica fue derivada a un especialista en urología en el Instituto de Nefrología Nephology S.A., siendo atendida por el Dr.

    Denes. Y destaca que la propia historia clínica surge el poco apego de los progenitores a la consulta médica y las correctas atenciones a las que se la sometió, pues durante 5 años no se aprecian problemas o síntomas y recién el 20 de enero de 2009 fue trasladada a la Clínica F. Paredes por un cuadro febril y orina en sangre donde se le realiza e ordena un cateterismo y medicación a raíz del cuadro que cursaba. Afirma que la patología de la que es portadora la menor reviste el carácter de evolutiva, siendo el normal transcurso de la enfermedad la disfunción renal. Alega la inexistencia de responsabilidad de su parte como del médico tratante en tanto siempre se siguió con las normas y estándares médicos establecidos para la patología presentada. Solicita la citación de terceros de Administradora Sanatorial Metropolitana S.A.-

  4. Neprhology S.A. se presenta negando los hechos expuestos por los actores y solicita la citación en garantía de Zurich Argentina Compañía Argentina de Seguros S.A. Cuenta que la menor E.T.A. concurrió a consulta en su servicio de urología pediátrica, el día 5 de julio de 2005, a sus 7 meses de vida, y se trataba Fecha de firma: 20/09/2019

    Alta en sistema: 23/09/2019

    Firmado por: B.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: J.P.R., JUEZ DE CAMARA

    4

    Poder Judicial de la N.ión CAMARA CIVIL - SALA D

    de una niña portadora de mielomeningocele, enfermedad malformativa congénita. Señala que todos los niños con mielomeningocele presentan en forma asociada una disfunción congénita vesícolo-esfinteriana denominada “vejiga neurogénica”, que es de gravedad variable. Destaca que en un niño con mielomeningocele, el examen neurológico no permite predecir el tipo de vejiga neurogénica, en tanto que la evaluación urológica temprana permite identificar niños en peligro de sufrir daños del aparato urinario por disinergia del músculo detrusor y del esfínter externo. En el caso de E., afirma que se le llevaron a cabo todas las evaluaciones pertinentes en la forma más temprana posible, a partir de los 7 meses, fecha en que comenzó sus consultas en la institución. Por ello, en la historia clínica se vuelcan los distintos resultados de los estudios y análisis realizados durante el año 2005, al igual que la interconsulta con nefrología pediátrica. Luego, desconociendo los motivos, dice que las consultas se hicieron ocasionales, incluso algunas distan en más de un año entre ellas, aun cuando los padres conocían la evolutividad, complejidad y cronicidad de la patología.

    Adiciona que en la historia clínica hay una consulta con el Dr. Denes,

    del 2 de agosto de 2005, en la que se informa que no concurrió con la cistouretrografía miccional (CUGM) solicitada. Otra consulta, de la misma fecha con la Dra. M., que describe que la niña estuvo internada a la edad de 7 meses por 10 días, por una infección urinaria,

    y que le habían suspendido temporariamente la cefalexina, para tratarle de un síndrome bronquiolítico con amoxicilina. Otra consulta con el Dr. Denes, del 30 de agosto de 2005, informa el resultado de una cistouretrografía miccional sin reflujo vésicoureteral, cuello vesical abierto y paredes lisas, lo que siguió confirmando que la niña...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba