Acerca del Banco Central de la República Argentina

AutorVíctor Rodríguez Rossi
CargoProfesor Asociado

Preguntas que hoy en nuestra Patria podrían ser ¿Qué es una República? ¿Porqué hay división de Poderes? ¿Para qué sirve el Congreso? ¿Cuál es la función del Presidente? ¿Qué representan los Jueces? O también ¿Qué son las Leyes? ¿Cuál la utilidad de la moneda estable? El Crédito Público, ¿es bueno o perverso?

Es por tanto de esencial importancia volver a la serenidad de los espíritus, colocar la inteligencia sobre las pasiones y el temor para capear cuanto antes el temporal. Reencontrarnos con la “brújula, el sextante, el barómetro y la Carta de Navegación”.

República proviene de “res publica” – vale decir – cosa pública. Nació por oposición al despotismo de los monarcas absolutos, de mono = uno, arkei = gobierno, tan sólo responsables, según sostenían “ante su Dios, la historia o su raza, supuestamente superior”.

Decía el Príncipe de Bülow: “Tiempos hubo en que no importaba al bien del Estado mismo que la Nación entendiese cosa alguna”.

La esencia de la República es la división de las funciones del Gobierno que en forma armónica y equilibrada se autoregula, como los pesos, resortes y contrapesos de un reloj.

El otro elemento fundamental es la periodicidad de los mandatos, su renovación temporal y la alternancia, que tanto molesta a los líderes mesiánicos!

El poder soberano del Pueblo por la vía de la representación legislativa, son los Parlamentos o Congreso. Sus miembros son los “mandantes soberanos” encargados de la sanción de las Leyes en concordancia con la Constitución Nacional. Ellas son el medio efectivo y eficaz para la realización del Bien Común, entendido no como una sumatoria individualista sino como la resultante de la Libertad, para que toda Persona se desarrolle sin otro límite que las Libertades de los otros ciudadanos, en Igualdad y con solidaridad, abierta a “todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino” y el cuidado ecológico de la madre Tierra.

El Primer Mandatario, llamado entre nosotros Presidente de la Nación, es eso, un ejecutor, quien recibe el mandato de parte de su pueblo para administrar temporariamente lo que es de todos, no es un mandante, “mandador sabelotodo” ni dueño de la Nación, más bien sería “el primer empleado público” con carácter transitorio, sujeto al control del Congreso y de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La función de los Jueces es la de establecer el equilibrio en los conflictos, el contralor de legalidad y legitimidad de toda la acción de gobierno, de las...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba