Acciones, inversiones y créditos, afectados

 
EXTRACTO GRATUITO

A diez días de que se conocieran las primeras detenciones por los cuadernos de la corrupción, no solo aparecen cada vez más arrepentidos, sino que ya se empezaron a ver efectos en la economía, sobre todo en distintas acciones argentinas y el índice Merval. Pero también se vislumbran coletazos a futuro en las inversiones y la obra pública, ya que el andamiaje de los nuevos proyectos de participación público-privada (PPP) requiere del financiamiento de bancos que ahora tienen dudas.En lo que va de agosto, el Merval perdió un 8,04%, lo que según los operadores de mercado se debe a "las ventas de activos disparadas tras el avance de la investigación judicial que salpica a políticos y empresarios". En particular, anteayer las bajas fueron lideradas por las acciones del sector bancario, aunque el martes los papeles que ocasionaron la pérdida al cierre fueron los de Ternium -empresa del afectado grupo Techint-, que sufrieron una baja del 6,10%. Para el analista económico y de mercados Salvador Di Stefano hay, por un lado, un problema internacional con la salida de capitales de mercados emergentes a los Estados Unidos y, por otro lado, está el efecto que él denomina el "huracán Gloria"."Cuando una empresa aparece en los cuadernos, y termina confesando pagos indebidos, no sabemos cómo va a evolucionar el flujo de fondos futuros de esa compañía porque por esos pagos va a tener que pagar ajustes impositivos y eso va a cambiar su pasivo. Todo esto puede hacer que los bancos le bajen la calificación y le presten menos dinero y eso complique la evolución futura de la empresa", explicó. Esto genera un "efecto manada" y otras firmas pierden valor "al pagar justos por pecadores"."Han bajado bancos que por ahí le prestaron dinero a una empresa que pagó coimas y entonces tienen un repago distinto al que tenían antes. La bolsa va a seguir bajando y aún no sabemos cuántas empresas implicadas hay, ni los montos. La complejidad del momento es tremenda", agregó.Por su parte, el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA