Accidentes viales y alcohol

 
EXTRACTO GRATUITO

En mayo de 2011, la Organización de las Naciones Unidas realizó el lanzamiento del Decenio de Acción para la Seguridad Vial, programa al que la Argentina, como la mayoría de los países, adhirió para comprometerse a bajar por lo menos a la mitad la cantidad de muertes por accidentes de tránsito.

Sin embargo, las cifras interanuales se han mantenido en el mismo rango en nuestro país: más de 7000 vidas se pierden todos los años. Al indagar sobre las causas del fenómeno, desde la asociación civil Luchemos por la Vida señalan la existencia de diversas conductas de riesgo que se multiplican por la falta de controles efectivos y la escasa conciencia vial de la población.

El alcohol es uno de los factores de riesgo que mayor presencia tiene en los accidentes de tránsito. Un estudio de la Organización Panamericana de la Salud reveló que un conductor que bebe antes de conducir tiene 17 veces más riesgo de tener un accidente fatal.

Cuando Vivian Perrone, conocida por su trabajo en Madres del Dolor, pero que a diario ejerce como profesora de escuela secundaria, aborda en clase este tema, se suele encontrar con una respuesta tan común como desalentadora. "Si total no pasa nada", le contestan sus alumnos cuando les recomienda que no beban si conducen. "Hay mayor conciencia cuando hay mayor control", reflexionó Perrone. La realidad parece darle la razón. Sólo en la Capital, durante los primeros 11 meses de 2015, se realizó un 34% menos de tests de alcoholemia que en el mismo período del año anterior: pasaron de 231.534 a 152.084. En el mismo lapso, los casos positivos detectados crecieron un 38%: subieron de 1998 a 2765. El cambio, según las autoridades competentes, se originó en la modificación de la estrategia de disposición de los controles: antes, cada equipo se instalaba de manera fija en un mismo punto de la ciudad toda la noche; ahora, cada equipo se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA