Abuso sexual infantil: una tarea urgente para el futuro defensor del niño

 
EXTRACTO GRATUITO

Buscar maneras de llevar justicia y reparación a las víctimas de abuso sexual infantil será una de las tareas del defensor del niño de la Nación cuando finalmente sea nombrado, algo que se espera suceda este año. El puesto está vacante desde 2006 y se le suman 19 provincias donde tampoco fue designado. "La Argentina hoy tiene infancias fragmentadas, distintas según las provincias; en algunas está más protegida, en otras, no tiene ni voz ni voto", sostiene la diputada Carla Carrizo, titular de la comisión bicameral encargada de seleccionar a uno de los 68 postulantes para ejercer la defensoría nacional.

En diálogo con LA NACION, cuatro candidatos opinaron sobre cómo mejorar el abordaje del abuso infantil, destacando la escasa formación de los operadores judiciales y la necesidad de garantizar el derecho del niño a ser oído.

El foco en la Justicia

Marisa Herrera, especialista en derecho de familia e investigadora del Conicet, resalta la urgencia de trabajar en políticas de prevención, donde destaca el rol y la capacitación de los docentes, por ser la escuela uno de los principales lugares para detectar los abusos. También subraya el trabajo que debe hacerse para, una vez en el ámbito judicial, no revictimizar a los chicos.

Nora Pulido, coordinadora del Colectivo de Derechos de Infancia y Adolescencia, considera que un gran desafío es capacitar a los funcionarios judiciales. "En los expedientes de abuso vemos de qué manera actúan no solo los jueces, sino los equipos técnicos de los juzgados, encargados de oír al niño", sostiene Pulido. "No son escuchados, no es tenido en cuenta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA