Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala A, 31 de Julio de 2018, expediente CIV 092684/2010

Fecha de Resolución31 de Julio de 2018
EmisorCamara Civil - Sala A

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A ABT, D.D. c/ Mota, L.A. y otros s/ Daños y Perjuicios”

EXPTE. n.° 92684/2010 En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 31 días del mes de julio del año dos mil dieciocho, reunidos en acuerdo los señores jueces de la Sala “A” de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: “ABT, D.D. c/ Mota, L.A. y otros s/

Daños y Perjuicios” respecto de la sentencia de fs.403/410 el tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿SE AJUSTA A DERECHO LA SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: señores jueces de cámara doctores: SEBASTIÁN PICASSO-HUGO MOLTENI-RICARDO LI ROSI.

A LA CUESTIÓN PROPUESTA, EL DR.

SEBASTIÁN PICASSO DIJO:

  1. La sentencia de fs. 403/410 rechazó la excepción de falta de legitimación pasiva interpuesta por Paraná

    Sociedad Anónima de Seguros, sin costas. Asimismo hizo lugar a la demanda interpuesta por D.D.A. y condenó a L.A.M. y a la citada en garantía antes mencionada a abonar a aquel, dentro del plazo de diez días, la suma de $ 41.000 con más intereses y las costas del juicio.

    Fecha de firma: 31/07/2018 Alta en sistema: 21/08/2018 Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA #12281292#207894279#20180802114203397 Contra dicho pronunciamiento se alzan las quejas del actor a fs. 496/498 y de la citada en garantía a fs. 499/501, presentaciones que no fueron contestadas.

  2. Creo menester poner de resalto que, si bien a partir del 1 de agosto de 2015 ha entrado en vigor el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, los hechos ventilados en el sub lite (y por ende, la supuesta constitución de la obligación de reparar) han acaecido durante la vigencia del Código Civil derogado.

    Por consiguiente, la cuestión debe juzgarse a la luz de la legislación derogada, que mantiene ultractividad en este supuesto (art. 7, Código Civil y Comercial de la Nación; vid. R., P., Le droit transitoire. C. des lois dans le temps, D., Paris, 2008, p.

    188/190; K. de C., A., La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes, Rubinzal-Culzoni, Santa Fe, 2015, p. 158).

    Debe hacerse excepción a esta regla en lo que respecta a las normas relativas a la cuantificación del daño, dado que ellas no se refieren a la constitución de la relación jurídica (obligación de reparar) sino solo a las consecuencias de ella, y no varían la naturaleza ni la extensión de la indemnización que tiene derecho a percibir la víctima, pues se limitan a sentar una pauta para su liquidación. En este sentido dice K. de C.: “Hay cierto acuerdo en que debe distinguirse entre la existencia y la cuantificación del daño. La segunda operación debe realizarse según la ley vigente en el momento en que la sentencia determina la medida o extensión” (K. de C., A., La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes. Segunda parte, Rubinzal-Culzoni, Santa Fe, 2016, p. 234).

    Por este motivo las reglas contenidas en los arts. 1741 -último párrafo-, 1746 y concs. del Código Civil y Comercial son directamente aplicables al sub lite.

    Fecha de firma: 31/07/2018 Alta en sistema: 21/08/2018 Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA #12281292#207894279#20180802114203397 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A Señalo asimismo que, incluso en los aspectos que continúan siendo regidos por la legislación derogada, las disposiciones del Código Civil y Comercial constituyen una valiosísima pauta interpretativa, en tanto condensan las actuales tendencias doctrinales y jurisprudenciales y expresan además la intención del legislador de nuestros días (esta sala, 25/6/2015, “C., J.M. c/B., C.R. y otros s/ Daños y perjuicios”; ídem, 30/3/2016, “F., C.E. c/D.P., V.G. y otro s/

    Daños y perjuicios”, expte. n.° 11.725/2013; 11/10/2016, “R., J.O. c/A., A.B. y otro s/ Nulidad de acto jurídico” y “A., A.B. y otro c/ R., J.O. s/ Restitución de bienes”, exptes. n.° 47.289/2001 y 38.328/2003; ídem, CAC y C, Azul, sala II, 15/11/2016, “F., R.A. c/F.M., y otra s/ Desalojo”, LL 2017-B, 109, RCCyC 2017 (abril), 180; G., J.M., “La responsabilidad civil y el derecho transitorio”, LL 16/11/2015, 3).

    Por último, es pertinente destacar que la cuestión relativa a la forma en la que ocurrieron los hechos y la responsabilidad del demandado se encuentra firme, ya que la decisión en tal sentido ha sido consentida por todas las partes.

  3. El art. 265 del Código Procesal exige que la expresión de agravios contenga la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considera equivocadas. Y en este sentido, el contenido de la impugnación debe consistir en una fundamentación de cada uno de los agravios que se tengan contra las partes del fallo que se consideren equivocadas. Es decir, se relaciona con la carga que le incumbe de motivar y fundar su queja, señalando y demostrando, punto por punto, los errores en que se hubiere incurrido en el pronunciamiento, o las causas por las cuales se lo considera contrario a derecho (Gozaíni, O.A., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Comentado y Anotado, La Ley, Buenos Fecha de firma: 31/07/2018 Alta en sistema: 21/08/2018 Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA #12281292#207894279#20180802114203397 Aires, 2006, t. II, p. 101/102; K., J.L., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Comentado y Anotado, Lexis Nexis, Abeledo-Perrot, Buenos Aires, 2003, t. I, p. 426).

    Desde esta perspectiva, señalo que los agravios del actor con relación a los rubros “gastos de traslado”, “gastos de farmacia”, “gastos de vestimenta” y “gastos futuros” no fueron desarrollados en su queja, pues la mera disconformidad expresada en pocas líneas -que sólo invocan que los importes reconocidos en la sentencia estarían desactualizados- está lejos de constituir la crítica concreta y razonada que exige el art. 265 del Código Procesal. En este orden de ideas vale destacar que la mera disconformidad con la interpretación judicial sin fundamentar la oposición, ni concretar en forma detallada los errores u omisiones del pronunciamiento apelado, no constituye la crítica que prescribe la norma (esta sala, 29/12/2011, L. 583.348, 29/09/2011, LL Online AR/JUR/60729/2011; ídem, 19/6/2012, “G., J. c/

    Transporte Escalada S.A.T. y otro s/ daños y perjuicios”, L. n°

    598.408, entre muchos otros).

    Por consiguiente propongo que se declare desierto el recurso del actor en lo atinente a los rubros antes detallados (arts. 265 y 266 del Código Procesal).

  4. Corresponde en primer lugar analizar la queja de la citada en garantía contra el rechazo de la excepción de falta de legitimación pasiva. La quejosa invoca la exclusión de la cobertura fundada en que el conductor del automóvil asegurado tenía la licencia de conducir vencida al momento del siniestro.

    El anterior sentenciante afirmó que la falta de licencia del asegurado (supuesto que habilita la pretendida exclusión de cobertura) sería una cuestión administrativa vinculada -a lo sumo- con una infracción reglamentaria, y por lo tanto no sería oponible al actor, tercero ajeno de la relación contractual y a quien el Fecha de firma: 31/07/2018 Alta en sistema: 21/08/2018 Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA #12281292#207894279#20180802114203397 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A legislador intentó proteger a través de la obligatoriedad del seguro de responsabilidad civil.

    En el sub lite no está discutido en esta instancia que a la fecha del accidente el carné de conducir del demandado estaba vencido y que la citada en garantía cumplió con la carga de notificar el rechazo de cobertura dentro del plazo previsto por el art. 56 de la ley 17.418.

    Tampoco se encuentra controvertido que el contrato de seguro contiene la cláusula de exclusión de cobertura invocada por la citada en garantía (vid. anexo n.° 1, Seguro de Automotores, Exclusiones a la Cobertura, inciso 8, de la póliza n.°

    2376458, fs. 59).

    Como se señaló en un reciente antecedente de esta sala, la exclusión de cobertura implica una manifestación negocial por la que, explícita o implícitamente, el asegurador expresa su decisión de no tomar a su cargo, no cubrir, no garantizar, las consecuencias derivadas de la realización del riesgo. El enunciado de exclusiones de cobertura se halla incorporado a la póliza como instrumento del contrato. Los supuestos de exclusión de cobertura, o "no seguro", forman parte de la determinación del riesgo, lo que significa que, al momento del perfeccionamiento del contrato, deben identificarse los hechos (antecedentes) que puedan "realizar" el riesgo y, con ello, generar la obligación principal a cargo del asegurador.

    Esto motiva la necesidad de delimitar el riesgo, lo que implica fijar con precisión los límites a los que se hallan sometidos los derechos y obligaciones de las partes (esta sala, 19/3/2013, “El Comercio Compañía de Seguros a Prima Fija S. A. c/ Cabello, F.R. y otros s/ Cobro de sumas de dinero”, L. n° 608.324).

    Al respecto el máximo tribunal nacional ha resaltado desde hace tiempo que las cláusulas de “no-seguro” son oponibles al tercero víctima de un daño: “demostrados los Fecha de firma: 31/07/2018 Alta en sistema: 21/08/2018 Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA #12281292#207894279#20180802114203397 presupuestos fácticos y la existencia de la cláusula contractual invocada oportunamente, no hay razón legal para limitar los derechos de la aseguradora. La referencia del tribunal a la inoponibilidad de las condiciones estipuladas frente al...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba