Abrumados por los costos

 
EXTRACTO GRATUITO

Un decreto para ponerle un techo a las tarifas con la consecuente baja de costos de todo el sistema. En esto trabaja convencido el subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Jorge Metz. Convencido y apurado, porque dice que el Presidente le pidió "solucionar el tema" de los costos del comercio exterior (a él) antes de octubre.

El practicaje y el servicio de remolque corren en la delantera de este afán regulador. Sobre todo, el primer servicio público y esencial desregulado en la década del 90.

Metz tiene desde hace meses un informe que desglosa los costos portuarios y su impacto en el flete oceánico, con especial énfasis en el servicio de practicaje. Lo está usando de base, aparentemente. El informe, al que tuvo acceso LA NACION, aparece firmado por la "Cámara de Puertos Privados". No obstante, LA NACION se comunicó con autoridades de la Cámara de Puertos Privados Comerciales para confirmar la autoría: "Nosotros estamos trabajando en un estudio a pedido de las autoridades, pero todavía no lo presentamos", señalaron. "Ese trabajo no es nuestro", insistieron desde la institución.

El informe "apócrifo" no se diferencia demasiado del publicado hace unas semanas por la Bolsa de Comercio de Rosario, donde se desglosaron los costos portuarios estimados para un buque Panamax que llega a la Argentina para cargas soja: US$ 239.416 (US$ 211.120 en el trabajo que tiene Metz en el escritorio).

Según este estudio "privado", el pilotaje en el río Paraná para este buque testigo asciende a US$ 102.330; por peaje paga US$ 62.710; por uso de muelle debe desembolsar US$ 22.545; y luego vienen gastos "menores" y no por eso menos sorprendentes, como por ejemplo el amarre y el desamarre: US$ 12.650; el sereno (US$ 4000) y la comisión del agente (US$ 3500), entre otros.

"Los costos a la carga en puertos up-river representan aproximadamente el 19% del flete oceánico. Mientras que la hidrovía y el practicaje en su conjunto (Río de la Plata, río Paraná y puerto) suman el 78% de los gastos a la carga. Los costos del practicaje representarían el 9,31% del flete oceánico", señala el trabajo.

Luego llevan la comparación a dólares por tonelada métrica: 42 dólares es lo que sale el flete a China; 3,9 dólares es lo que representa el practicaje. "Una suba del 25% (del practicaje) incrementaría en casi US$ 1 por tonelada (el flete) que finalmente impactará en el productor primario", amplía.

Número final

La principal conclusión a la que llega el estudio en cuestión es que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA