Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 28 de Febrero de 2023, expediente CNT 071046/2014/CA001

Fecha de Resolución28 de Febrero de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

SENTENCIA DEFINITIVA

EXPEDIENTE NRO.: 71.046/2014

AUTOS: “ABDO, CESAR DANIEL c/ ASOCIART ART S.A. Y OTRO s/

ACCIDENTE – ACCION CIVIL”

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, luego de deliberar a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, los integrantes de la Sala II, practicado el sorteo pertinente, en la fecha de firma indicada al pie de la presente proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

La Dra. A.E.G.V. dijo:

I) Contra la sentencia de primera instancia dictada el 31/10/2022, que –por un lado-

rechazó la reparación integral por enfermedad/accidente reclamada con base en la normativa civil y –por otro- hizo lugar a las pretensiones deducidas con fundamento en la ley especial, se alzan las partes actora y codemandada Asociart ART S.A., a tenor de sus respectivos memoriales, con réplica de la aseguradora.

II) Arriba sin discusión a esta Alzada, que C.D.A. ingresó a trabajar bajo la dependencia de Codecop S.R.L. (que se dedica a ofrecer servicios de seguridad privada),

el 21/8/2009; que cumplió funciones de vigilador en diferentes objetivos, hasta el 21/4/2012; y que padece de limitaciones funcionales en su pie izquierdo, que le genera una incapacidad física, definitiva y permanente del 7,19% de la T.O., que debe ser indemnizada por la ART aquí accionada, según las previsiones de la LRT.

III) Tras valorar las constancias de autos, la Sra. Jueza a quo concluyó que no se encuentran acreditadas las tareas denunciadas en el escrito inicial ni, por tanto, los presupuestos de responsabilidad que allí se invocaron en apoyo a las pretensiones formuladas con arraigo en el derecho común. En su mérito, decidió rechazar la reparación integral por enfermedad/accidente reclamada sobre la base de normas civiles.

Tales determinaciones son blanco de ataque por parte del accionante, quien -en resumidas cuentas- sostiene que una recta ponderación de los elementos de juicio,

demostraría la existencia de las condiciones de labor precisadas en la demanda y su conexión con la minusvalía comprobada.

Sobre el particular, cabe memorar que, en el escrito inicial, se relató que “La tarea de vigilador implicaba permanecer parado o en movimiento en un sector designado. El actor se desempeñó en tales tareas de vigilador desde el 16/01/2011 en adelante y Fecha de firma: 28/02/2023 cumpliendo extenuantes jornadas de trabajo… Consecuencia directa de las condiciones Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

Firmado por: C.C.A., PROSECRETARIA DE CAMARA

Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA 1

de trabajo vigentes durante toda la relación que como se señaló importaban la realización de largas jornadas de trabajo, de 12 horas de a pie o deambulando de manera permanente, con sólo una hora de descanso y sin contar con calzado adecuado para soportar semejante esfuerzo, máxime considerando la contextura física del actor, quien mide aproximadamente 1.86 metros y pesa 85 kg. Es que desde comienzos del mes de febrero del año 2011, mi poderdante comenzó a sentir molestias y un dolor que se fue incrementando con el transcurso del tiempo y que derivó en la patología generadora del daño cuya reparación es aquí objeto de reclamo: fascitis plantar en el pie izquierdo.” (ver fs. 6/vta.).

Ahora bien, ante el desconocimiento de estos hechos que realizó cada una de las aquí accionadas en sus respectivos respondes (ver fs. 44/45 y fs.78vta./79), le correspondía a la parte actora acreditarlos en respaldo de las pretensiones que articuló con raigambre en el derecho común (cfr. art. 377 CPCCN); aunque, de una detenida lectura de los elementos de juicio aportados en la causa, concuerdo con la magistrada de grado en cuanto no lo ha logrado.

En orden a ello, debe recordarse en primer lugar, que la única persona que aportó

su testimonio a ofrecimiento de la parte actora (H.R. a fs. 137), mencionó “…

que el actor no estaba cuando el testigo ingresó, que el testigo trabajó con el actor en Dot Baires del 2010 más o menos hasta el 2013/14, que el actor hacia lo que la mayoría de los vigiladores, caminar, controlar que todo esté bien, y el actor hubo una temporada que fue encargado en D.B., que lo sabe porque el testigo trabajó ahí. Que tenían un solo franco por semana y el resto de los días trabajaban de 7 am a 19 horas, que trabajaba parado y caminando toda la jornada el actor, que tenían media hora de descanso para la comida, que sepa el testigo el actor no ha tenido problemas de salud o dolencias…”.

Nótese que el deponente refirió que laboró con el actor “en Dot Baires del 2010

más o menos hasta el 2013/14”, cuando en la demanda se especificó a contrario sensu y con claridad, que A. sólo habría prestado sus servicios de vigilancia en dicho establecimiento, entre el 16/1/2011 al 22/6/2011, en tanto a partir del día siguiente (23/6/2011), debió concretar sus tareas en el centro comercial “Alto Avellaneda” de la Prov. de Bs. As. En este contexto, el testigo mal pudo haber conocido directa y personalmente, las específicas condiciones de trabajo en que el actor desplegó su actividad laboral en la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR