Sentencia nº 13-04014645-2 de Tercera Cámara Civil de Apelaciones de la Provincia de Mendoza, Primera Circunscripción, 30 de Junio de 2020

Ponente:COLOTTO - MARQUEZ LAMENA - AMBROSINI
Fecha de Resolución:30 de Junio de 2020
Emisor:Primera Circunscripción
Materia:AMPARO AMBIENTAL - MUNICIPALIDAD - ORDENANZAS MUNICIPALES - ACTOS U OMISIONES DE AUTORIDADES PUBLICAS - PODER DE POLICIA MUNICIPAL

CAMARAS DE APELACIONES EN LO CIVIL, C-TERCERA

PODER JUDICIAL MENDOZA

foja: 701

CUIJ: 13-04014645-2((010303-54303))

S.M. DEL CARMEN Y OTS. C/ COTO C.I.C.S.A. Y OTS. P/ ACCIÓN DE AMPARO

*104070934*

M., 30 de Junio de 2020.

En M., a los treinta días del mes de junio de dos mil veinte, reunidos en la Sala de Acuerdo, los Sres. Jueces de esta Excma. Tercera Cámara de Apelaciones en lo C.il, Comercial, M., de Paz y T., trajeron a deliberar para resolver en definitiva los autos Nº 252.454/54.303, caratulados: “SANDRES MARÍA DEL CARMEN Y OT. C/ COTO C.I.C.S.A. y OTS. P / ACC. DE AMPARO”, originarios del GEJUAS n° 4, de la Primera Circunscripción Judicial, venidos a esta instancia en virtud de los recursos de apelación interpuestos a fs. 641 y 661 contra la sentencia de fs. 632/36.-

Llegados los autos al Tribunal, se ordenó correr traslado de los agravios expresados junto a la apelación, recibiendo contestación a fs. 674/87 por parte de los amparistas, quedando luego de evacuada la vista por el Ministerio Público Fiscal, los autos en estado de resolver a fs. 700.-

Practicado el sorteo de ley, quedó establecido el siguiente orden de estudio: D.. COLOTTO, M.L. y AMBROSINI.-

En cumplimiento de lo dispuesto por los arts. 160 de la Constitución Provincial y 141 del C.P.C., se plantearon las siguientes cuestiones a resolver.

PRIMERA CUESTION:

¿Es nula la sentencia apelada?

SEGUNDA CUESTIÓN:

¿Es justa la sentencia apelada?

TERCERA CUESTIÓN

Costas.

SOBRE LA PRIMERA CUESTION EL DR. COLOTTO DIJO:

  1. ) La acción de amparo promovida por los actores fue admitida por el juez de la causa en contra de los demandados Coto Centro Integral de Comercialización S.A. y la Municipalidad de la Ciudad de M., imponiendo a la primera la ejecución de los trabajos señalados en sus considerandos en un plazo de treinta días de quedar ejecutoriada la sentencia, bajo apercibimiento de imponer sanciones conminatorias e impuso costas solidariamente a ambas.

  2. ) Al fundar su recurso, COTO C.I.C.S.A. manifiesta su disconformidad con el fallo. Así y luego de relatar los antecedentes de la causa como la sentencia que apela, se queja considerando a la sentencia nula por incongruente al no oír ni meritar su contestación de demanda ni las cuestiones allí planteadas. Indica que al momentode contestar había planteado una serie de defensas (extemporaneidad de la acción, improcedencia formal del amparo como la falta de legitimación sustancial activa de los amparistas), relatando el tenor de las mismas.

    Dice que el thema decidendum se encuentra constituido por la pretensión de la actora y la resistencia de la demandada, y que la sentencia para respetar el derecho de defensa de ambas parte debe tratar ambas posturas procesales so pena de incurrir en arbitrariedad por incongruencia afectando el derecho de defensa, el debido proceso y la igualdad procesal. Que en el caso el J. omitió tratar dichos argumentos, que resolvió sin tener en cuenta una situación extraordinaria a pedido y acuerdo de partes que tácitamente suspendió el curso del proceso, confundiendo la vía conciliatoria y le otorga el carácter de allanamiento, cuando si analizaba las defensas ello conducía al rechazo de la demanda.

    Como segundo agravio tacha de arbitraria e irrazonable a la sentencia. Entiende que como el juez inferior parte de una premisa falsa e inexistente (allanamiento de Coto CICSA) construye un argumento por el que atribuye a su parte una conducta inexistente y que le otorga valor convalidante a la pretensión de la actora y de ese modo forma el criterio sustentado en su fallo derivado de dicho allanamiento, no meritando los argumentos defensivos, por lo que llega el juez a la sentencia incongruente y arbitraria, apartándose de la verdad real y violando las reglas estructurales del debido procesoadjetivo, por lo que solicita su nulificación y/o revocación del fallo.

  3. ) También apeló la Municipalidad de la Ciudad de M. en el mismo sentido puesto que afirma se omitió la consideración de las defensas por esta expuesta, en especial respecto de la falta de prueba de la calidad de vecinos residentes directamente afectados; que tampoco han acreditado en forma precisa el actual o inminente daño que sufrirían en sus bienes y personas. Critica el precedente de la CSJN citado que entiende que no existe en el derecho procesal constitucional una acción popular instada por cualquier ciudadano. Que tampoco se pronuncia por la extemporaneidad del planteo., que tampoco existió omisión por parte del Municipio y que sus actividades se ejercieron dentro del límite de su competencia.

    Se agravia también por las costas impuestas, entendiendo como una falacia las consideraciones vertidas por el juez. Que el reclamo no es la ejecución de los trabajos a su parte sino a la codemandada a quien a la postre es a quién se ha condenado por lo que, sumado al supuesto allanamiento de esta determina que su mandante no haya resultado condenado. Que al no existir condena la imposición de costas resulta injustificada, improcedente y arbitraria, por lo que solicita su revocación.

  4. ) Los amparistas contestan ambos recursos solicitandoen primer lugar la declaración de deserción del planteado por Coto C.I.C.S.A. como la desestimación de su recurso, solicitando en igual sentido y por las razones que funda el rechazo del recurso del Municipio. Solicita que se realice el control de convencionalidad ex officio.

  5. ) H. corrido vista al Sr. Fiscal de Estado y evacuada la vista conferida por a la Sra. Fiscal de Cámara respecto de la petición de control de convencionalidad quedan los presentes en estado de resolver.

  6. ) El art. 137 del Código P.esal C.il, Comercial y T. de la Provincia de M., establece en su inciso III) que “La expresión de agravios deberá ser clara, crítica, precisa y concreta, puntualizando las causales de nulidad, si las hubiere, y los errores en la apreciación de las pruebas o en el derecho aplicado en la sentencia, refiriéndose a los considerandos impugnados, a los medios de prueba analizados, y a las normas legales cuya aplicación se discute…”. La norma transcripta establece que la argumentación que se realice en la expresión de agravios debe ser clara, crítica, precisa y concreta, dirigida a señalar, entre otros aspectos, errores de juzgamiento por aplicación de las normas jurídicas desajustadas al caso, o en la apreciación de los hechos o valoración de la prueba alrededor de la sentencia que se considera injusta, sin reeditar el juicio, por lo que, no declararé como piden los actores, la deserción del recurso, sino que lo analizaré en razón que contiene argumentosencaminados a cuestionar entre otros aspectos a la validez de la sentencia como tal al haberse planteado su arbitrariedad, sin perjuicio del resultado al que finalmente arribe.

    Corre la misma suerte el planteo en referencia al control de convencionalidad oficioso, puesto coincido con el dictamen de la Sra. Fiscal de Cámara en los que se indica que no se advierte en el planteo cuál sería la norma cuyo texto o aplicación resulta inconciliable con los tratados internacionales de Derechos Humanos, máxime cuando la crítica vertida no recae sobre fundamento legal alguno sino con el proceder de la demandada que es lo que constituye el sustrato material de la presente acción de amparo. En consecuencia y no existiendo el control de convencionalidad difuso en abstracto sino en la medida en que incida en el caso, no corresponde expedirse sobre dicha materia.

  7. ) Así la firma demandada (Coto C.I.C.S.A.) solicita de declaración de nulidad de la sentencia al haberse destacado como fundamento a la arbitrariedad e incongruencia de la misma al no haber tratado las defensas oportunamente planteadas, puesto que ha considerado erróneamente el intento conciliatorio realizado en autos con el allanamiento, dictando la sentencia en consecuencia, apartándose de la previsión dispuesta por el art. 90 C.P.C.C.T.

    El art. 133 inc. IV, del C.P.C.C.T. establece que el recursode apelación comprende los agravios ocasionados por defectos en el procedimiento, no convalidados, o en la sentencia.

    Este Tribunal sigue a P. quien ha señalado reiteradamente que son muy escasos los defectos de contenido de la sentencia que no pueden ser subsanados por la apelación y que requieren la declaración de nulidad de la misma. Así, sólo permiten tal remedio extremo, en el caso de las omisiones, las de pronunciamiento cuando son graves y las de fundamentación sólo cuando son totales. En el caso de las extralimitaciones del decisorio sólo cuando se trata de cuestiones no planteadas, o de cuestiones planteadas extemporáneamente. Finalmente puede declararse la nulidad cuando existe cambio o errónea calificación de las cuestiones litigiosas, pues evidentemente el pronunciamiento versa sobre una cuestión ajena a la litis y por ende es extra petita.

    Todos los demás defectos de contenido no merecen la declaración de nulidad, pues en todo caso, afectarán la justicia del pronunciamiento y por ello P. enseña que en principio resulta natural que se omita la invalidación, debiendo restituirse la justicia mediante la revocación o modificación del pronunciamiento defectuoso. (P., R., "T. de los recursos", pag. 241, Bs. As. 1958).

    Este por lo demás, es el criterio que también sustenta el Dr. LINO E. PALACIO en “ Manual de Derecho P.esal C.il “ , 6° ed. 1986 , T° II , ps 95 / 96 , ap. – b) al señalar que el Recurso de Nulidad es admisible : “… si se pronuncia- la sentencia – sobre cuestiones no debatidas en el proceso , o excede los límites de lo reclamado en la demanda o reconvención . Por consiguiente , el objeto del Recurso de Nulidad , no consiste en obtener la revisión de un pronunciamiento judicial que se estima injusto ( error in iudicando) , sino lograr la rescisión o invalidación de una sentencia por haberse dictado sin sujeción a los requisitos de lugar , tiempo y forma prescriptos por la ley. De ahí que no constituyan materia del Recurso de Nulidad , los agravios que hacen a la cuestión de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba