Sentencia nº 13-00840601-9 de SUPREMA CORTE, SALA N° 2, 22 de Junio de 2020

PonenteADARO - VALERIO - PALERMO
Fecha de Resolución22 de Junio de 2020
EmisorSUPREMA CORTE - SALA N° 2
MateriaDERECHO LABORAL - RELACION DE DEPENDENCIA - FRAUDE LABORAL - FICCIONES LEGALES - LEY DE SOCIEDADES COOPERATIVAS - SOCIEDAD ANONIMA - DIRECTORIO - RESPONSABILIDAD SOLIDARIA

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA - SALA SEGUNDA

PODER JUDICIAL MENDOZA

foja: 101

CUIJ: 13-00840601-9/1(010403-45683)

A.A.O. EN J. 45683 "AVILA, A.O. C/ ALWAYS MENDOZA S.A. Y OTS." P/ RECURSO EXTRAORDINARIO PROVINCIAL

*104946952*En Mendoza, a 22 de junio de 2020, reunida la S. Segunda de la Excma. Suprema Corte de Justicia, tomó en consideración para dictar sentencia definitiva la causa N°13-00840601-9/1, caratulada: “A.A.O. EN J. 45683 "AVILA, A.O. C/ ALWAYS MENDOZA S.A. Y OTS." P/ RECURSO EXTRAORDINARIO PROVINCIAL”.

De conformidad con lo decretado a fojas 100 quedó establecido el siguiente orden de estudio en la causa para el tratamiento de las cuestiones por parte de los Señores Ministros del Tribunal: primero: DR. MARIO D.A.; segundo: DR. J.V.V.; tercero: DR. OMAR ALEJANDRO PALERMO

ANTECEDENTES:

A fs. 34/52 y vta., A.O.Á., por intermedio de su representante, P.. V.E.P., interpuso Recurso Extraordinario Provincial contra la sentencia glosada a fs. 548/574, de los autos N° 45.683, caratulados: “Á., A.O. C/ A.M.S. Y Ots. P/ Accidente”, originarios de la Excma. Tercera Cámara del Trabajo de la Primera Circunscripción Judicial.

A fs. 58 se admitió formalmente el recurso en cuestión, con traslado a la parte contraria y suspensión de los procedimientos en los autos principales. Los respondes pertinentes fueron agregados a fs. 69/78 y vta. y 85/89.

A fs. 95/96 y vta. se agregó el dictamen del Sr. P.urador General, quien por las razones que expuso, se inclinó por el rechazo de la queja en análisis.

A fs. 100 se llamó al acuerdo para Sentencia, con constancia del orden de estudio de la causa por parte de los Señores Ministros del Tribunal.

De conformidad con lo establecido por el art. 160 de la Constitución de la Provincia, esta S. se plantea las siguientes cuestiones a resolver:P R I M E R A: ¿Es procedente el recurso interpuesto?

S E G U N D A: En su caso, ¿qué solución corresponde?

T E R C E R A: Pronunciamiento sobre costas.SOBRE LA PRIMERA CUESTION EL DR. MARIO D.A. dijo:

I.La sentencia en crisis admitió parcialmente la demanda intentada por A.O.Á. en contra de A.M.S., Cooperativa Los Cóndores Ltda. y la Asociación Mutual de Suboficiales y Agentes Policiales de Mendoza (A.M.S.A.).

  1. En lo que resulta de interés, desestimó los rubros vacaciones no gozadas del año 2010, 2° sueldo anual complementario del año 2009 y 1° del año 2010, así como la multa inserta en el artículo 8 de la Ley Nacional de Empleo.

    Sostuvo que el contrato que vinculó al actor con A.M.S. se encontró intermediado –fraudulentamente- por la Cooperativa Los Cóndores Ltda., por lo que la relación quedó atrapada por el artículo 29 de la Ley de Contrato de Trabajo.

    Verificó, sin embargo, que el actor no arrimó pruebas en torno a la fecha de ingreso, por lo que el único instrumento que dio cuenta del inicio se correspondió con el acta n° 54 del Consejo de Administración de esa Cooperativa, oportunidad en la que se decidió la incorporación de Á. como asociado. Esto es, el día 31 de agosto de 2010.

    Rechazó, por tanto, los rubros “no retenibles” devengados con anterioridad a esa fecha de ingreso.

    Desestimó, a su vez, la pretensión de pago del concepto “vacaciones no gozadas” del año 2010, en razón de la caducidad impuesta por el artículo 157 de la Ley de Contrato de Trabajo.

    Denegó, además, la multa establecida por el artículo 8 de la Ley Nacional de Empleo debido a que el actor no logró demostrar la fecha de ingreso que invocó en el emplazamiento cursado a la contraria.

    Sentó ese razonar en lo normado por el artículo 11 del mismo plexo, dispositivo que exigía que el trabajador indicara “la real fecha de ingreso y las circunstancias verídicas que permitan calificar a la inscripción como defectuosa”, nada de lo cual se cumplimentó en la causa.

  2. Negó la pretensión de resarcimiento de las consecuencias lesivas del accidente que el actor alegó haber sufrido, subsumidas en el marco del Código Civil (ley 340).

    Argumentó que el ejercicio de la acción de derecho común (“extra sistémica”) reclamaba la demostración de todos los presupuestos de la responsabilidad civil, cuya justificación estaba a cargo del accionante, en especial, la de probar con precisión la existencia del daño y la relación de causalidad, toda vez que sólo a partir de esa acreditación, correspondería el análisis de las presunciones previstas por el artículo 1.113 o, en su defecto, por el n° 1.109.

    Destacó que, en general, las cosas no son peligrosas en sí mismas, sino por el uso a que están destinadas y en las circunstancias en que son empleadas o resultan determinantes del daño.

    Explicó que, en ese contexto, no bastaba al actor con atribuir algún incumplimiento al empleador sino que le correspondía probar la intervención activa de la cosa y la relación de causalidad, nada de lo cual sucedió en la especie.

    Puntualizóque la única prueba que hubiera aportado luz a la cuestión era la testimonial, en razón de la negativa expresa del hecho por parte de los demandados y que, aun así, ninguno de los declarantes tuvo percepción directa del hecho, a más de que ambos tomaron conocimiento tiempo después.

    Precisó que, si bien el actor sufrió un infortunio que fue atendido el día25/11/2010, no tuvo certeza de que el hecho se hubiese producido ese mismo día, en el horario indicado por el trabajador y en las concretas circunstancias por él alegadas.

    Adicionó que las escasas planillas horarias aportadas dieron cuenta de la incomparecencia del trabajador al trabajo en el día anterior y en el de la fecha que invocó haber padecido el siniestro. Sumó que desconocía quién había impuesto en ellas la leyenda “accidente” y si ello obedeció a que el hecho ocurrió en horario de trabajo o a una simple referencia al motivo por el cual el actor se ausentó a sus labores.

    Aclaró que el actor desconoció la autenticidad de toda la instrumental acompañada por el demandado, inclusive, la relativa a la denuncia de accidente, que daba cuenta del padecimiento de un siniestro en fecha 25 de noviembre de 2010, a las 16:10 hs, momento en que se encontraba cambiando una lámpara. Aun así, ponderó que esa documental carecía de fecha, firma, sello y/ constancia de recepción, ignorándose si fue un intento de denuncia –contemporánea o tardía-, provocada por conocimiento del empleador o, simplemente, a raíz de los dichos del trabajador.

  3. R. pedido de extensión de responsabilidad, en forma solidariacon sustento en los artículos 54 y 274 de la Ley de Sociedades Comerciales, a la codemandada A.L.Z., presidenta del directorio de A.M.S.

    Sopesó que no existía prueba que permitiera aseverar que A.M.S. era una sociedad ficticia o que fue creada con el fin de burlar la ley y que, por el contrario, se trataba de una entidad regularmente constituida para el cumplimiento del objeto propuesto: la explotación del hotel Valle Andino.

    Evaluó que la irregular contratación del actor no enervaba sus anteriores conclusiones, porque ese incumplimiento es insuficiente para extender la responsabilidad hacia accionistas o directivos de la empresa. Máxime, cuando no se acreditó insolvencia ni infra-capitalización por parte de Z., en pos de evadir sus obligaciones.

  4. Impuso las costas al actor, no sólo por lo que fue motivo de rechazo,sino también, por la comparecencia de terceros en el proceso.

    II.Contra esa decisión, O.A.Á. deduce el recurso en estudio.

  5. Alega que es arbitrario el rechazo de los rubros vacaciones 2010, 2° S.A.C. 2009, 1er S.A.C. 2010 y de la multa contenida en el artículo 8 de la Ley Nacional de Empleo.

    1. Considera que los demandados ocultaron al perito la documentación necesaria para acreditar la antigüedad real del actor; que eran ellos quienes se encontraban en mejor posición para producir la demostración de ese hecho y que no sólo no adjuntaron la documentación que exigió el perito (arg. art. 55 Código P.esal Laboral), sino que tampoco comparecieron a absolver posiciones, con todo lo cual –entiende- debió haberse tenido por probado el inicio denunciado por su parte.

    2. Explica que la sanción prevista en el artículo 8 de la Ley Nacional de Empleo (n° 24.013) presupone la absoluta clandestinidad, es decir, una completa ausencia de registro y que frente al reconocimiento del sentenciante de un vínculo de ese tipo –aunque desde una fecha posterior a la sostenida por el actor- se debió haber hecho lugar a la multa, al menos, desde dicha fecha (31/08/2010).

  6. Adiciona que la desestimación de la condena solidaria de A.L.Z. también es arbitraria.

    Expone que ella, en su carácter de Presidente del Directorio de A.M.S., poseía la obligación de cumplir con los requerimientos legales y de la seguridad social y que, no obstante, tal y como lo reconoció ela quo, la sociedad cometió actos fraudulentos con el fin de eximirse de esos deberes.

    Arguye que la entidad demandada ha sido conformada en abuso del derecho y con el único propósito de violar la ley, afectar el orden público laboral y evadir normas legales, en perjuicio de los trabajadores.

    Cita, en su...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR