Sentencia nº 13-04749916-4 de Tercera Cámara Civil de Apelaciones de la Provincia de Mendoza, Primera Circunscripción, 14 de Noviembre de 2019

PonenteMÁRQUEZ LAMENÁ - COLOTTO - AMBROSINI.
Fecha de Resolución14 de Noviembre de 2019
EmisorPrimera Circunscripción
MateriaEMPRESA DE TRANSPORTE - PASAJERO - RESPONSABILIDAD OBJETIVA - OBLIGACIONES DE RESULTADO

CAMARAS DE APELACIONES EN LO CIVIL, C-TERCERA

PODER JUDICIAL MENDOZA

foja: 441CUIJ: 13-04749916-4( (010303-53459))

M.M.N.M.C.J.J.M.M. Y OTROS S/ D. Y P. (ACCIDENTE DE TRANSITO)

*104827752*En M., a los catorce días del mes de noviembre de dos mil diecinueve, reunidos en la Sala de Acuerdo, los Sres. Jueces de esta Excma. Tercera Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, M., de Paz y T., trajeron a deliberar para resolver en definitiva los autos Nº 53.459 – 53.203 caratulados “M.M., N.M. c/ J.J.M.M. y otros p/ daños y perjuicios”, originarios del Primer Juzgado en lo Civil, Comercial y M. de S.M., venidos a esta instancia en virtud de diversos recursos de apelación interpuestos contra la sentencia de primera instancia.

Llegados los autos al Tribunal, expresaron agravios los recurrentes, con respuesta de sus respectivas contrapartes.

A fs. 422, tomó intervención la Sra. Fiscal de Cámaras en los términos del art. 52 de la ley 24.240.

Llamados los autos para sentencia, quedó establecido el siguiente orden de estudio: D.. M.L., COLOTTO y AMBROSINI.

En cumplimiento de lo dispuesto por los arts. 160 de la Constitución Provincial y 141 del CPCCyT, se plantearon las siguientes cuestiones a resolver.

PRIMERA CUESTIÓN:

¿Es justa la sentencia apelada?

SEGUNDA CUESTIÓN:

C..

SOBRE LA PRIMERA CUESTIÓN, EL DR. S.M.L. DIJO:

I.Contra la sentencia que admitió la demanda de laSra. N.M.M., se plantean las siguientes impugnaciones:

A)Recurso de apelación de Nueva Generación S.A. y Protección Mutual de Seguros del Transporte Público de Pasajeros

Se quejan por no tener configurada la eximente culpa de un tercero por quien no se debe responder (hecho del codemandado P.) con relación a las apelantes, cuando sí la tuvo por verificada respecto del conductor del ómnibus.

La sentencia es ilógica y arbitraria. Comienza por atribuir el accidente a la conducta de P., por no respetar la prioridad de la derecha, pero libera solo al chofer del colectivo y no a la empresa y su aseguradora. Cuando el factor de atribución es objetivo, el responsable se libera demostrando la causa ajena. Para eximir de responsabilidad, total o parcialmente, el hecho del tercero por quien no se debe responder debe reunir los caracteres del caso fortuito.

La conducta de P. interrumpió el nexo causal, por lo cual la empresa de transportes no debe responder.

B)Recurso de la actora

La sentencia no valora adecuadamente las pruebas rendidas. La indemnización por daño moral tiene carácter resarcitorio. El latigazo cervical consecuencia del accidente ha sido reconocido por la sentencia. A raíz de él se había estimado en la demanda un reclamo de $ 100.000 por daño moral. La cuantificación debe fijarse ponderando las satisfacciones sustitutivas y compensatorias, según lo establece el artículo 1741 del Código Civil y Comercial. Reclama que se acoja lo peticionado en el escrito de demanda.

C)Recurso de Liderar Compañía General de Seguros S.A.

Cuestiona la cuantificación de gastos médicos, fijado por la sentencia en $ 8.000. La suma es exagerada y no puede superar la de $ 5.000. La actora fue atendida en un hospital público, sin más constancias. La jueza determina en forma arbitraria que fue asistida en distintos centros.

Por otra parte, la suma admitida en el fallo para tratamiento psicoterapéutico ($ 9.660), ha sido reconocida por la fuerza sin petición de parte, violando el derecho de defensa. En la demanda no se reclamó por tal concepto. Tampoco la actora acreditó haberse sometido a tratamiento psicológico.

La sentencia reconoce indemnización por lucro cesante, basándose en el testimonio de una persona que refiere que la actora hacía empanadas. Una fractura en la nariz en forma alguna puede impedir cocinar. La pérdida de ganancia debe ser acreditada de un modo concreto insuficiente.

En cuanto al daño moral, sostiene que un resarcimiento razonable está representado por la suma de $ 20.000. Una fractura en nariz, la cual cura sin dejar secuelas, no puede causar una reacción vivencial anormal con manifestación depresiva, como indica la pericia psicológica.

  1. La sentencia venida en apelación hace lugar parcialmente a la demanda presentada por N.M.M. en contra de Nueva Generación S.A., F.A.P. y R.R.R., condenándolos en forma concurrente a pagar a la actora un resarcimiento de $ 79.041 con más intereses moratorios. Extiende los alcances a Protección Mutual de Seguros del Transporte Público De Pasajeros y Liderar Compañía General de Seguros S.A., en la medida de los seguros. Rechaza la demanda con respecto al codemandado J.M..

    Los daños derivan de un accidente de tránsito, ocurrido el 15 de marzo de 2010. La actora se encontraba a bordo de un colectivo de Nueva Generación S.A., conducido por J.M.. Al llegar a una intersección de calles, colisiona con un camión conducido por F.P..

    La sentencia determina –y no es motivo de cuestionamiento- que, si bien el vehículo impactante fue el colectivo, la causación exclusiva es imputable al conductor del camión, quien no respetó con la prioridad legal que le asistía en la ocasión al conductor del colectivo que venía por la derecha. La ley le imponía el deber de detenerse y recién reiniciar la marcha una vez verificado que la vía esté libre.

    La Sra. Jueza explica –apoyándose en normas legales y jurisprudencia- porqué el hecho de P. libera totalmente al chofer M., pero no a su empleadora.

    La empresa de transportes, tanto desde el sistema de ley 24.240 como por imperio del art. 184 del Código de Comercio, tiene una obligación de seguridad con relación a la pasajera. Se trata de claros casos de responsabilidad objetiva y de obligaciones de resultado.

    Decía el citado artículo del Código mercantil, vigente al tiempo de los hechos: “En caso de muerte o lesión de un viajero, acaecida durante el transporte en ferrocarril, la empresa estará obligada al pleno resarcimiento de los daños y perjuicios, no obstante cualquier pacto en contrario, a menos que pruebe que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR