Sentencia nº 13-00762753-4 de SUPREMA CORTE, SALA N° 1, 21 de Diciembre de 2018

Ponente:GÓMEZ - LLORENTE - GARAY CUELI
Fecha de Resolución:21 de Diciembre de 2018
Emisor:SUPREMA CORTE - SALA N° 1
Materia:ACCIDENTE DE TRANSITO - RESPONSABILIDAD DEL PEATON - MOTOCICLISTA - MOTOCICLETA - COSA RIESGOSA - DOCTRINA DE LA ARBITRARIEDAD - CULPA DE LA VICTIMA - PRUEBA
RESUMEN

Es arbitraria la resolución que atribuyó el 100% de responsabilidad al peaton demandante, omitiendo analizar la responsabilidad del conductor de la motocicleta que lo embistió en su calidad de dueño y conductor de una cosa riesgosa, dadas las siguientes circunstancias comprobadas en la causa: a) circulaba por una arteria de gran tránsito (calle San Martín de Carrodilla); b) la hora (noche) y... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA - SALA PRIMERA

PODER JUDICIAL MENDOZA

foja: 85

CUIJ: 13-00762753-4/1((010301-53119))

MARINO MARIN CHISTOPHER EMANUEL EN J° 250179 / 13-00762753-4 (010301-53119) MARINO MARIN CHRISTOPHER EMANUEL C/ GONZALEZ WALTER NARCISO P/ D. Y P. (ACCIDENTE DE TRÁNSITO) P/ REC.EXT. PROVINCIAL

*104345530*

En Mendoza, a los veintiún días del mes de diciembre del año dos mil dieciocho, reunida la Sala Primera de la Excma. Suprema Corte de Justicia, tomó en consideración para dictar sentencia definitiva la causa n°13-00762753-4/1, caratulada:"MARINO MARIN CHRISTOPHER EMANUEL EN J°250.179/13-00762753-4 “MARINO MARIN CHRISTOPHER EMANUEL C/ G.W.N.P.. Y P. (ACC. DE TRÁNSITO) S/REC. EXTR. PROVINCIAL”.

Conforme lo decretado a fs. 81 se deja constancia del orden de estudio efectuado en la causa para el tratamiento de las cuestiones por parte de los Señores Ministros del Tribunal: primero: DR. JULIO R.G.; segunda: DR. P.J.L., y tercero: DR. D.F.G.C..

ANTECEDENTES:

A fs. 7/23 la actora por intermedio de representante conforme ratificación, articula Recursos extraordinarios de Inconstitucionalidad y Casación, hoy unificados bajo la común denominación de Recurso extraordinario provincial en virtud de la entrada en vigencia del Código Procesal Civil, Comercial y T. de Mendoza -Ley 9001-, contra la sentencia dictada por la Primera Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, M., de Paz y T. de la Primera Circunscripción Judicial, a fs. 415/4166 de losautos n°250.179/13-00762753-4 “MARINO MARIN CHRISTOPHER EMANUEL C/ G.W.N.P.. Y P. (ACC. DE TRÁNSITO)”

A fs. 34 se admite formalmente el recurso, disponiéndose su traslado a los demandados. A fs. 50/54 contesta solamente la citada en garantía solicitandosu rechazo.

A fs. 73/74 la Procuración General de esta Corte emite dictamen aconsejando rechazar el recurso interpuesto.

A fojas 80 se llama al acuerdo para dictar sentencia y a fojas 81 se deja constancia del orden de estudio efectuado en la causa para el tratamiento de las cuestiones por parte de los Señores Ministros del Tribunal.

De conformidad con lo establecido en el art. 160 de la Constitución de la Provincia, esta S. se plantea las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA CUESTION:¿Es procedente el recurso extraordinario provincial interpuesto?

SEGUNDA CUESTIÓN:En su caso, ¿qué solución corresponde?

TERCERA CUESTIÓN:C..

A LA PRIMERA CUESTIÓN EL DR. JULIO R.G., DIJO:

I. HECHOS DE LA CAUSA.

1) El Sr. C.E.M.M. inició demanda por daños y perjuicios contra el Sr. W.N.G. por la suma total de $133.100, o lo que en más o en menos resultara de la prueba a rendirse, con más sus intereses y costas, en virtud del accidente de tránsito que protagonizaran el 05-01-12.

Relató que ese día a las 22:45hs. aproximadamente, acompañado de su hermano mayor M.E., descendieron del colectivo en la parada ubicada del lado oeste de calle S.M. al 5500, entre calles Boedo y C.B. de Carrodilla, departamento de Luján de Cuyo. Continuó exponiendo que luego de verificar que tenían el paso expedito por no circular ningún vehículo, emprendieron el cruce de la calle desde oeste hacia el este, momento en que una motocicleta marca Honda Modelo Gold Wing conducida por el demandado Sr. G., que circulaba por calle S.M. con dirección hacia el norte a alta velocidad, colisionó al actor provocándole las lesiones por las que reclamaba.

Citó en garantía a LIDERAR CÍA DE SEGUROS LTDA., y discriminó los rubros en: incapacidad sobreviniente, daños por movilidad, apoyopsicoterapéutico, gastos médicos y daño moral.

2) Compareció la aseguradora aceptando la citación y contestó alegando que el accidente se produjo por la culpa exclusiva del actor, quien emprendió corriendo el cruce por detrás del colectivo y fuera de la senda peatonal, interponiéndose en forma intempestiva en la trayectoria del motociclista, que circulaba a velocidad precaucional y con pleno dominio de la moto. S. impugnó los rubros y montos reclamados.

El demandado fue declarado rebelde.

3) Las pruebas rendidas y pertinentes para la dilucidación de los presentes, fueron:

-PERICIA MECÁNICAy sus aclaraciones: Climatología normal e iluminación artificial encendida. C.S.M. tiene orientación N.S./S.N., doble sentido de circulación, ancho total de 6m y banquinas de ripio de 1,90m. Como mecánica del accidente expone que el Sr. Marino intenta cruzar S.M. de oeste a este. Va a trasponer el carril este, donde circula la moto hacia el norte. Las trayectorias de ambos son casi perpendiculares entre sí. Aproximadamente en la mitad del carril este, moto y peatón hacen contacto. La moto es la embistente. No existe senda peatonal. Determinar la distancia que recorrió el colectivo respecto del punto de la parada, después del descenso del Sr. Marino, cae dentro de un número invaluable de suposiciones. Las marcas que se constataron en la calzada pueden ser atribuidas a la pérdida de estabilidad de la moto, no a su caída sobre el asfalto, derrapando o frenando. En el lugar del accidente no hay senda peatonal. Si el menor cruzó la calzada por detrás o por delante del colectivo, no se puede determinar, como tampoco el avance del movimiento entre ambos y la consecuente distancia que ello implica.

-EXPTE. A.E.V. N°952/12/15: “F. en av. LESIONESCULPOSAS”, originarios de la Unidad Fiscal Correccional de Carrodilla, L. de Cuyo. En el acta de procedimiento se consigna la declaración de su hermano que relata: que minutos antes, él junto a su hermano descienden de un micro e intentan cruzar calle S.M. en dirección oeste-este, cuando en un momentodado su hermano es colisionado por una moto que circulaba por calle S.M. en dirección sur a norte donde tanto su hermano como el conductor de la moto resultan lesionados.

En el informe de policía criminalística, se consigna como interpretación de la dinámica del siniestro: El rodado moto previo al siniestro habría circulado de sur a norte por la banda de circulación este de calle S.M.. Conforme a los indicios y daños sufridos por el rodado se desprende que el mismo por motivos que se desconocen pierde el dominio y estabilidad; cae sobre su sector lateral derecho, desplazándose hacia el cardinal norte por la banda de circulación este de esa calle. Cabe destacar que no se observan indicios de contacto con otro rodado. La moto se inspecciona volcada sobre su lateral izquierdo en el margen este de calle S.M. frente a la numeración municipal 5544. El área geográfica de impacto sería sobre la banda de circulación este frente a la numeración municipal 5504.

4) La juez de primera instancia rechazó la demanda. Consideró que el accidente se había producido por la culpa exclusiva de la víctima, que había cruzado por lugar no habilitado conforme Ley de Tránsito y por detrás del colectivo, sin verificar si tenía paso expedito, máxime cuando intentaba cruzar un carril de intenso tránsito, hecho de público y notorio conocimiento.

5) Apeló el actor y la Cámara confirmó el decisorio con estos argumentos:

  1. Se comparte la decisión de grado. El evento dañoso ocurrió por la conducta negligente y antijurídica del peatón que realizó el cruce de la arteria sin cumplir con las mandas jurídicas devenidas del ordenamiento respectivo, realizando un acto de consecuencias inevitables para el demandado.

  2. La interpretación del caso propuesta por el apelante implica, lisa yllanamente, desconocer el respeto a las normas por la única razón de ser violadas asiduamente por peatones que cruzan por lugares no autorizados a tal fin; y llevaría a consolidar como conducta habitual la falta de respeto apuntada. La solución en esta controversia implica, en el fondo, una cuestión conceptual, desustento valorativo incluso, de decidir en qué tipo de sociedad queremos vivir.

  3. No desconozco la jurisprudencia que atribuye culpas parciales a peatón imprudente y conductor de una cosa riesgosa que no advirtió su presencia. No obstante, las particulares circunstancias fácticas de esta causa me persuaden de la improcedencia del recurso de apelación.

  4. El apelante reconoce haber cruzado por un lugar no permitido, fuera de la senda peatonal demarcada o imaginaria. Además emprendió el cruce invadiendo el carril de circulación contrario al que descendió, en horario nocturno y con escasa iluminación artificial según constancias del expediente penal. También es dable razonar, dado que el ancho del carril de circulación es de 3m, qué posibilidades tenía el conductor de advertir la presencia del imprudente peatón y de efectuar una maniobra de esquive exitosa.

  5. Nada permite inferir que el motociclista circulara a velocidad que le impidiese dominar su moto, ya que las lesiones que padeció el actor no se compadecen con una embestida brutal propia de los vehículos que circulan a gran velocidad.

  6. Además, la inexistencia de senda o de señales de que el evento se hubiese producido cerca de una intersección -cuestión que no surge de la prueba ni fue afirmada por las partes- no implica que el peatón puede cruzar por cualquier lugar.

Contra esta sentencia se agravia el actor interponiendo recurso extraordinario provincial.

II.- ACTUACIÓN ANTE ESTA SEDE.

a) El recurso:

* La sentencia afecta el derecho constitucional de igualdad ante la ley.

En el caso particular, analizada una universalidad de supuestos fácticos análogos, la sentencia impugnada se destaca como contraria a la doctrina legal de la SCJM y de la CSJN, violando la manda de uniformidad y obligatoriedad de la jurisprudencia.

Se acepta la incidencia concausal de la conducta de la víctima en unporcentaje del 20%, solicitando la condena por el 80% de concausalidad sobre el responsable objetivo.

* Considerando las constancias del A.E.V. surge que la iluminación era buena, pues la luminaria está justo encima del lugar de los hechos.

El ancho de 3 metros del carril de circulación era suficiente para permitir maniobrar a una moto, máxime si no circulaban otros vehículos, según el curso normal y ordinario de las cosas.

* El conductor y dueño de la cosa riesgosa, sobre...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA