Sentencia nº 788 de Primera CÁMARA DE APELACIONES DE FAMILIA de Apelaciones de la Provincia de Mendoza, PRIMERA CIRCUNSCRIPCIÓN, 5 de Julio de 2018

PonentePOLITINO - FERRER - ZANICHELLI
Fecha de Resolución 5 de Julio de 2018
EmisorPRIMERA CIRCUNSCRIPCIÓN
MateriaNOTIFICACION - NOTIFICACION POR CEDULA - LUGAR DE TRABAJO - NOTIFICACION PERSONAL

Fs. 173

En Mendoza, a los cinco días del mes de julio del año 2018, reunidos en la Sala de Acuerdos de esta Excma. Cámara de Familia, los señores Jueces titulares de la misma D.. Estela I.P., G.F. y C.Z., trajeron a deliberación para resolver en definitiva estos autos Nº 8111-788/17, caratulados "A.,D.R. C/N.,H.C.G. P/FILIACON-Daño Moral , originarios del Tercer Juzgado de Familia de la Cuarta Circunscripción Judicial, venidos a este Tribunal en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 147 por el demandado en contra de la sentencia recaída a fs. 132/145 que hace lugar a la demanda de filiación; declara que D.R.A., nacida el 26/10/84, es hija extramatrimonial del Sr. H.C.G.N., quedando emplazada en ese estado de familia y dispone la inmovilización de la actual partida de nacimiento y la confección de una nueva consignando la filiación paterna. Rechaza la excepción de prescripción planteada por el demandado y hace lugar a la demanda de daños y perjuicios, condenando a H.N. a pagar en el plazo de diez días a la actora la suma de $ 130.000 con más los intereses de la ley 4087 desde la fecha de nacimiento del hijo no reconocido hasta la sentencia, y los intereses moratorios del art. 768 inc. c) del CCyC desde la fecha de la sentencia hasta el momento del efectivo pago o al practicarse la liquidación. Debiendo oficiarse al Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas una vez firme el decisorio. Impone las costas por las acciones de filiación y de daño moral al demandado. Regula los honorarios profesionales.

Habiendo quedado en estado los autos a fs. 170 se fijó el orden de votos que determina el artículo 140 del CPCCyT, arrojando el siguiente orden de estudio: D.. P., F. y Z..

De conformidad con lo dispuesto por el art. 160 de la Constitución de la Provincia de Mendoza, se plantean las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA:¿Es nula la sentencia apelada?

SEGUNDA:Costas

SOBRE LA PRIMERA CUESTIÓN LA DRA. ESTELA I.P. DIJO:

I.-Se elevan los autos a esta Alzada en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 147 por el Sr. H.N..

En la demanda incoada se acumularon las acciones de filiación y de daño moral. La demanda se notificó al Sr. H.C.G.N. en el domicilio laboral denunciado por la actora a fs. 11, apartado II primer párrafo, conforme surge del oficio agregado a fs. 25 dirigido al Encargado de la Oficina Centralizada de Notificaciones y cédula de fs. 25 vta. recibiendo copia y traslado como persona hábil el encargado de seguridad. El demandado comparece a fs. 26/28 por su propio derecho, con el patrocinio letrado del Dr. A.D.L., contesta la demanda impetrada y opone excepción de prescripción.

En la sentencia recaída a fs. 132/145 que hace lugar a la demanda de filiación y declara que D.R.A., nacida el 26/10/84 es hija extramatrimonial del Sr. H.C.G.N., quedando emplazada en ese estado de familia. Dispone la inmovilización de la actual partida de nacimiento y ordena la confección de una nueva consignando la filiación paterna. Rechaza la excepción de prescripción planteada por el demandado. Hace lugar a la demanda de daños y perjuicios y condena a H.N. a pagar en el plazo de diez días a la actora la suma de $ 130.000 con más los intereses de la ley 4087 desde la fecha de nacimiento del hijo no reconocido hasta la sentencia y los intereses moratorios del art. 768 inc. c) del CCyC desde la fecha de la sentencia hasta el momento del efectivo pago o al practicarse la liquidación. Dispone que, firme el decisorio, se oficie al Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas. Impone las costas por las acciones de filiación y de daño moral al demandado. Regula los honorarios profesionales.

II.-A fs. 157 expresa agravios el apelante, solicitando que se declare la nulidad de la sentencia.

Afirma que jamás tomó real conocimiento de las respectivas audiencias para la extracción de sangre para estudio de ADN. Que ha existido un vicio grave del procedimiento toda vez que las pretendidas notificaciones que rolan a fs. 57 y vta., 67 y vta. y 85 y vta., todas se efectuaron en un domicilio denunciado como ``laboral y en ninguna de ellas se las efectuó en forma personal. Su parte nunca tuvo adecuado conocimiento de las mismas porque no hubo transmisión real de conocimiento de dichas audiencias. En consecuencia, aduce, no corresponde efectuar la presunción de paternidad porque no se negó a la extracción de sangre, simplemente no tomó conocimiento de dichas audiencias.

Estima que se equivoca la a quo cuando en sus considerandos a fs. 135 vta. expresa que: ``Asimismo de las constancias de autos surge que fue debidamente citado para las fechas fijadas por el CMF (fs. 57 vta. y 67 vta.)… , no correspondiendo aplicar el art. 579 in fine del CCyC, en lo relativo al indicio grave en contra de la posición de su parte, por cuanto no ha sido renuente en concurrir a la extracción de sangre para el estudio de ADN. Explica que no concurrió porque no fue debidamente notificado, porque no tomó real conocimiento de las mismas, por no existir una transmisión efectiva de ellas.

Aduce que el perjuicio sufrido por las defectuosas notificaciones es evidente, pues se le aplica el indicio grave en su contra que prevé el art. 579 del CCyC.

III.-A fs.160/161 contesta la apelada el traslado conferido y por las razones que invoca, a las que remitoad brevitatis causa, solicita el rechazo del recurso articulado.

IV.-A fs. 170 emite su dictamen el Fiscal de Cámara Dr. H.F.. Comparte las razones que expresa la actora apelada al contestar agravios en cuanto al conocimiento de las notificaciones que en esta instancia intenta desconocer el demandado como fundamento de su recurso. Es que, asevera, más allá de que las citadas notificaciones fueron practicadas en un domicilio denunciado como ``laboral , sin haberlo hecho en forma personal respecto del demandado, lo cierto es que también lo fueron al domicilio legal de su abogado, quien retiró en préstamo el expediente y formuló sus alegatos, sin mencionar la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR