Sentencia nº 232963 de Cámara en lo Civil y Comercial Sala III de Provincia de Jujuy, de 27 de Abril de 2017

Fecha de Resolución27 de Abril de 2017
EmisorCámara en lo Civil y Comercial Sala III

En la Ciudad de San Salvador de Jujuy, Provincia de Jujuy, a los veintisiete días del mes de abril de dos mil diecisiete, los señores Vocales de la Sala Tercera de la Cámara en lo Civil y Comercial, doctores A.M. LUZ CABALLERO y, por habilitación, M.C.M.L. y RICARDO SEBASTIAN CABANA, bajo la presidencia de la primera de los nombrados, vieron el Expte. Nº B-232.963/10, CARATULADO: “ORDINARIO POR DAÑOS Y PERJUICIOS: CARDOZO, R. ARGENTINO; I., A.G. c/ MAGGIORE, B.L.; B., V.M.; LIDERAR S.A.”.

La Dra. A.M.L.C., dijo:

  1. Se inicia esta causa con la demanda promovida por la Dra. M.F.Q., con el patrocinio letrado de la Dra. R.A.P., en representación de los Sres. R.A.C. y A.G.I., conforme el mandato que acredita mediante el poder general para juicios obrante a fs. 2/3 de autos. La dirige contra los Sres. Blanca L.M., V.M.B. y Liderar Compañía General de Seguros S.A., a quienes solicita se condene a resarcir a sus mandantes por los daños derivados del fallecimiento de C.A.C., hijo común de los actores, como consecuencia del accidente de tránsito acaecido el 20 de marzo de 2010, cuya responsabilidad atribuye a los demandados.

    Justifica la legitimación activa en virtud de haber sido los actores, padres de C.A.C. fallecido en el accidente cuya responsabilidad imputa a los demandados, y en las disposiciones del art. 1078 del Cod. Civil vigente a la fecha del hecho. La pasiva, en tanto B.L.M. era – para entonces- titular registral del vehículo marca Peugeot, Modelo 504, Dominio BRZ 064 involucrado en el siniestro; V.M.B. era quien lo conducía en la ocasión y la Empresa Liderar Compañía General de Seguros S.A. en carácter de aseguradora del vehículo siniestrado.

    Refiere en cuanto a los hechos, que el 20 de marzo de 2010, aproximadamente a hs. 01:35, C.C. circulaba a bordo de una motocicleta marca Mondial TD 150 cc., de propiedad de su padre, por la ruta provincial 47 dirigiéndose desde Monterrico a P., cuando llegando a la altura de Escuela Secundaria Agrotécnica “Ingeniero Hueda” fue embestido de frente por el automóvil conducido por el Sr. B., quien al tratar de sobrepasar a un vehículo que circulaba por delante, invadió el carril contrario sin advertir la presencia de la motocicleta impactándola de frente, con la parte delantera izquierda de su vehículo. Relata que, a causa del impacto, C.C. perdió la vida por politraumatismos graves, a la edad de 22 años.

    Expone los fundamentos jurídicos que sustentan la responsabilidad objetiva que le cabe a los accionados en tanto dueña y conductor de la cosa riesgosa en los términos del art. 1113 del Cod. Civil y también a la derivada de la culpa conforme los términos del art. 1109. Señala violación a las disposiciones de la ley Nacional de Tránsito Nº 24.449 y puntualiza el nexo causal.

    Conforme tales fundamentos, reclama el resarcimiento de: a) el daño moral sufrido, b) valor vida, c) lucro cesante, d) pérdida de chance e) daños psíquicos, f) gastos de sepelio, luto, monumento funerario g)daños materiales.

    Por último, ofrece prueba, cita derecho y pide se haga lugar a su pretensión en todas sus partes, con costas.

  2. Corrido el traslado de la demanda, a fs. 53/57 comparecieron a contestarla los Sres. Blanca L.M. y V.M.B., con el patrocinio letrado del Dr. F.C..

    Después de negar en forma general y particularizada los hechos expresados en la demanda, exponen su versión de ellos.

    En tal sentido reconocen ser, la primera, propietaria y/o titular registral del automotor marca Peugeot 504, Dominio BRZ 064, así como también que al producirse el accidente, quien conducía el rodado en cuestión era el Sr. Marcial Burgos.

    Refieren que efectivamente en fecha 20 de marzo de 2010, se produjo un accidente de tránsito, sobre ruta provincial Nº 47 a la altura de la Finca Cardozo, frente a la Posta, en Ciudad Perico donde resultó fallecido el hijo de los actores. No obstante, destacan que la mecánica de la colisión es diferente a la manifestada por la actora.

    Exponen que el único responsable de la colisión fue el Sr. Cesar A.C.. Alegan que el mismo carecía de licencia habilitante a tal fin, no usaba casco al momento del siniestro y que fue quien se cruzó de carril, circulando en contramano, lo que ocasionó la colisión con el vehículo de los accionados.

    De todo cuanto afirman citan doctrina que estiman predicable al caso, extendiéndose en alegaciones a cuya lectura, para abreviar, remito.

    Citan como tercero en garantía a Liderar Compañía General de Seguros S.A., en carácter de aseguradora del vehículo causante del daño. Ofrecen prueba y concluyen pidiendo el rechazo de la acción con costas.

  3. A fs. 94/106 comparece el Dr. D.G.I. en carácter de representante legal de la razón social Liderar Compañía General de Seguros S.A., conforme poder general para juicios que agrega a fs. 31 de autos.

    Reconoce que su representada mantenía un contrato de seguros contra terceros con la accionada, respecto al automóvil Peugeot 504, mediante Póliza 005035841. Opone el límite de cobertura pactado y solicita unificación de personería en relación a la representación de los accionados.

    Seguidamente, cuestiona como excepción de defecto legal la demanda impetrada por los actores, fundando su objeción en la falta de precisión concreta del quantum indemnizatorio reclamado. En subsidio contesta demanda.

    Niega en forma general y específica los hechos expresados por la actora. Reconoce la existencia del accidente de tránsito entre la motocicleta conducida por el Sr. C.C. y el automóvil de la Sra. M., conducido en la oportunidad por el Sr. B..

    Sostiene que la verdad de los hechos acaecidos en esa oportunidad es muy distinta a la expresada por la parte actora. Expone que el Sr. B. circulaba en el vehículo Peugeot 504 por su carril en sentido este–oeste, cuando de repente observa que en sentido contrario circulaba otro automóvil y por detrás, a una velocidad no permitida, venía C., quien de manera imprevista y sin hacer ningún tipo de señalización cruzó al carril contrario con el fin de sobrepasar el automóvil que circulaba en sentido contrario a Burgos, y frente al obrar imprudente no pudo evitar la colisión.

    Concluye que fue C. quien intentó realizar una maniobra de adelantamiento sin considerar las reglas previstas en el art. 42 de la Ley Nº 24449.

    Manifiesta que la víctima circulaba sin casco y sin carnet de conductor, por lo que su conducta no hace más que ratificar que C. no sabía conducir, incurriendo en una conducta imprudente.

    Infiere que en autos se encuentra configurado el eximente previsto en el art. 1111 del Cod. Civil, es decir la culpa exclusiva de la víctima; no obstante por el principio de eventualidad procesal, sostiene que cuanto menos al considerar el obrar de la víctima, deberá estarse a la existencia de culpa concurrente.

    Ofrece prueba, cita doctrina y jurisprudencia que entiende aplicable y solicita el rechazo de la demanda con costas.

    A fs. 108/111 la actora contesta el traslado de hechos nuevos.

    Fracasada la instancia conciliatoria (fs. 116 vta.), la causa fue abierta a prueba (fs. 126). Para esa oportunidad los demandados unificaron personería a favor del Dr. D.G.I., conforme surge del poder especial para juicios obrante a fs. 120 y 122/123.

    A fs. 307 asumí la presidencia del trámite y las partes consintieron la integración del Tribunal, dada a conocer mediante el decreto de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR