Los 70: cómo fue el atentado por el que Javier Milei acusa a Patricia Bullrich

Patricia Bullrich y Javier Milei, acusaciones en medio de la campaña

-Hola.

-Coronel Noguer. Habla el que le puso la bomba.

Molesto porque el coronel José María Noguer, el entonces intendente de facto de San Isidro, había declarado a la prensa que no sabía por qué le habían colocado una bomba en su casa, el dirigente montonero Rodolfo Galimberti lo llamó por teléfono al día siguiente para explicarle los motivos. El diálogo lo reproducen los periodistas Marcelo Larraquy y Roberto Caballero en el libro Galimberti. De Perón a Susana. De Montoneros a la CIA , una biografía del extravagante jefe de la Columna Norte de la organización guerrillera.

Pese a que no se avanzó en una investigación judicial ni se conocen fuentes documentales que lo acrediten, el candidato presidencial Javier Milei reflotó el caso en plena campaña electoral y acusó a su rival Patricia Bullrich (Juntos por el Cambio) de ser una de las autoras del atentado.

La noticia del atentado, publicada en LA NACION en la edición del el domingo 23 de enero de 1977

"Usted anda diciendo que no se explica por qué le hicimos esto. Yo se lo digo: usted no es un coronel del Ejército de Salvación. Usted es un coronel de un Ejército asesino. Usted es un asesino, Noguer ", le dijo Galimberti al intendente desde un teléfono público, revelan Larraquy y Caballero en su libro.

El ataque, registrado por los medios periodísticos, entre ellos LA NACION, provocó destrozos en el frente de la vivienda, a raíz del estallido de una bomba de un kilo y medio de trotyl colocada en el jardín de la casa, en la calle Eduardo Costa 448, de San Isidro. Los autores del libro mencionan que Galimberti iba acompañado en un Fiat 128 rojo por dos militantes de la organización: "Yuyo" (Jorge Rubino) y "Cali", un seudónimo que ambos periodistas le atribuyen a Bullrich.

Inicialmente, Milei había acusado a Bullrich de "haber colocado bombas en jardines de infantes". Luego, se corrigió y explicó que se refería a un artefacto explosivo depositado en el jardín de una casa, que había provocado heridas "a la esposa del intendente y a una criatura". Según la crónica publicada en la edición del domingo 23 de enero de 1977 en LA NACION, el atentado causó "heridas de poca consideración" a la señorita Ana María Noguer, de 25 años, hija del intendente, y a la señora Hortensia M. de Noguer, nuera del intendente de San Isidro. La primera presentaba una lesión en el arco superciliar izquierdo y la segunda sufrió lastimaduras en un...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR