Sentencia nº 13 de SUPREMA CORTE DE MENDOZA, SALA N° 1, 14 de Junio de 2017

Ponente:PEREZ HUALDE - NANCLARES - GÓMEZ
Fecha de Resolución:14 de Junio de 2017
Emisor:SUPREMA CORTE DE MENDOZA - SALA N° 1
Materia:RESPONSABILIDAD PROFESIONAL - MALA PRAXIS - ERROR DE DIAGNOSTICO - TRATAMIENTO MEDICO - ERROR DE TRATAMIENTO
RESUMEN

En una demanda por mala praxis, no es arbitraria la sentencia que descarta error en el diagnóstico y en el tratamiento aconsejado por el galeno, si de la pericia incorporada a la causa surge que la cirugía practicada era una opción válida para el cuadro clínico analizado, adoptándose uno de los posibles caminos que la medicina propone para este tipo de casos.

 
EXTRACTO GRATUITO

SUPREMA CORTE DE JUSTICIA - SALA PRIMERA

PODER JUDICIAL MENDOZA

foja: 119

CUIJ: 13-03951996-2/1((020301-27129))

Q.C.B. EN J° 47034 / 27129 QUEVEDO CARMEN BEATRIZ C/ABAGIANOS EMILIO Y OTS. P/ORDINARIO P/ RECURSO EXT.DE INCONSTITUCIONALIDAD

*104004462*

En Mendoza, a catorce días del mes de junio de dos mil diecisiete, reunida la Sala Primera de la Excma. Suprema Corte de Justicia, tomó en consideración para dictar sentencia definitiva la causa13-03951996-2/1(020301-27129), caratulada:“Q.C.B. EN J° 47034 / 27129 QUEVEDO CARMEN BEATRIZ C/ABAGIANOS EMILIO Y OTS. P/ORDINARIO P/ RECURSO EXT.DE INCONSTITUCIONALIDAD”.

De conformidad con lo decretado a fojas 105 quedó establecido el siguiente orden de estudio en la causa para el tratamiento de las cuestiones por parte de los Señores Ministros del Tribunal: primero:DR.A.P.H.;segundo:DR. JORGE H. NANCLARES;tercero:DR. JULIO R.G..

ANTECEDENTES:

A fojas 34/51 vta. el Dr. S.B., en nombre y representación de la Sra. C.B.Q., plantea recurso extraordinario de Inconstitucionalidad en contra de la resolución dictada por la Primera Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Minas de Paz, T. y Familia de la Segunda Circunscripción Judicial a fojas 1876 y ss. de los autos N° 27129/47034, caratulados “Q., C.B. c/Abagianos, E. y ots. P/Ordinario”.

A fojas 59 se admite formalmente el recurso de inconstitucionalidad deducido, ordenándose correr traslado a la contraria, contestando a fs. 60/66 el Hospital Schestakow, a fs. 71/79 Triunfo Coop. de Seguros Ltda y a fs. 82/85 el demandado Dr. Abagianos. A fs. 92 se hace parte Fiscalía de Estado.

A fojas 98/99 se registra el dictamen de Procuración General del Tribunal, quien dictamina que debe desestimarse el recurso formalmente admitido.

A fojas 104 se llama al acuerdo para dictar sentencia y a fojas 105 se deja constancia del orden de estudio efectuado en la causa para el tratamiento de las cuestiones por parte de los Señores Ministros del Tribunal.

A fs. 106 el Tribunal dispone, como medida de mejor proveer y en uso de las facultades conferidas por el art. 46 del CPC, oficiar a la Facultad de Ciencias Médicas para que se expidan sobre los puntos que se solicitan, ordenando también a la Cámara de Apelaciones que remita el CD que contiene la filmación de las explicaciones dadas por el perito del Cuerpo Médico Forense.

De conformidad con lo establecido en el art. 160 de la Constitución de la Provincia, se plantean las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA CUESTION:¿Es procedente el recurso de Inconstitucionalidad interpuesto?

SEGUNDA CUESTION: En su caso, ¿qué solución corresponde?

TERCERA CUESTION: C..

A LA PRIMERA CUESTION EL DR. A.P.H. , DIJO:

I. ANTECEDENTES DE LA CAUSA.

Entre los hechos relevantes para la resolución de la presente causa, se destacan los siguientes:

  1. A fs.A fs. 77/138 comparece C.B.Q., por intermedio de mandatario, e interpone demanda ordinaria contra el Dr. EmilioAbagianos y el Hospital Teodoro J.S. por la suma de $ 692.553,10 y/olo que en más o en menos resulte de la prueba a rendirse y/o apreciación judicial y costas.

    Relata que la actora tenía leves dolores en la zona lumbar de un año de evolución, que no le imposibilitaban trabajar ni realizar ninguna de las actividades que se acreditan, concurriendo en primera instancia al D.A., quien a su vez recomienda obtener una opinión especializada a nivel neurológico, derivándola al Dr. Abagianos, quien la medica sólo con analgésicos -sin indicarle kinesioterapia ni otro tratamiento médico- diagnosticándole discopatía dolorosa sin hernia discal y expresándole que la única solución era la cirugía, la cual no tendría complicaciones ni riesgos. Refiere que ante la pregunta de la actora respecto a qué sucedía si no se operaba, el médico respondió: “Señora, todo el mundo se opera”. En este sentido, expresa que su patología podría haberse solucionado con atención médica por cuanto sólo se trataba de una ciatalgia, decidiéndose sin motivo alguno el proceso quirúrgico de artrodesis de la vértebra L5 con S1 que consistía en inmovilizar la articulación dolorosa utilizando una prótesis de titanio con injerto óseo. Que fue operada el día 10/3/2000 y se le dio el alta el día 13. Que al continuar con dolor le efectúa control radiológico, el que muestra que la prótesis se había desplazado, programando nueva cirugía para corregir la prótesis y cambiarla por una más corta de igual diámetro, operándola el 31 de marzo de 2000. Que la misma noche de la operación la paciente comenzó con parestesias (adormecimiento) y paraparesia (trastornos motrices de miembros inferiores), por lo cual se le efectúa una nueva cirugía el día 1 de abril para evacuar el hematoma del lecho quirúrgico. Que a partir de allí comenzó un deterioro lento y progresivo de las funciones motoras. Que se realizó diversos estudios que mostraron lesiones radiculares y fibrosis en el canal raquídeo por un problema cicatrizal que envolvía a las raíces nerviosas. Que los dolores nunca desaparecieron sino que se incrementaron, llegando incluso a incapacitarla, debiendo jubilarse por invalidez. Se refiere a los protocolos quirúrgicos, los estudios realizados y consultas con otros especialistas (Dres. I., A.,C., G., M. de Vargas y M.) y las diversas indicacionesdadas por cada uno de ellos. Expresa que las múltiples operaciones produjeron una aracnoiditis a la que se sumaron los otros daños provocados por las deficientes técnicas administradas. Manifiesta que además de la mala praxis en relación a los actos médicos existen graves omisiones que permiten acreditar la responsabilidad del demandado, refiriéndose a la ausencia del consentimiento informado, la ausencia de la historia clínica y ausencia de autorización para las cirugías. Respecto a los daños, reclama en concepto de gastos médicos la suma de $ 2000 comprensivos de consultas médicas, psiquiátricas, traslados, estudios, tratamiento de kinesioterapia, ortopedia y medicamentos. En concepto de tratamiento psicológico reclama la suma de $ 54.540, a lo que agrega $ 9.600 por consultas psiquiátricas y $66.704,40 por medicación específica, totalizando la suma de $130.844,40. En concepto de tratamiento kinesiológico reclama la suma de $ 26.820 consistente en la movilización de los miembros inferiores con radiación ultravioleta e infrarroja y reentrenamiento de los grupos musculares afectados. Luego peticiona por el rubro incapacidad la suma de $ 32.888,70 aplicando el método de renta capitalizada y teniendo en cuenta una incapacidad del 100 %, un salario al mes de febrero de 2.000 de $ 707,84 que con los descuentos quedaba en $421,65, un interés anual del 10% y un período resarcible de 11 años. Finalmente en concepto de daño moral peticiona la suma de $500.000 mencionando cada uno de los síntomas, trastornos, repercusiones y sentimientos sufridos por la actora luego de las intervenciones quirúrgicas.

  2. A fs. 169/175 comparece el Dr. E.A., por intermedio de mandatario y contesta la demanda solicitando su rechazo. Luego de una negativa en general de los hechos invocados en especial niega el derecho a la indemnización de la actora, niega que pueda atribuirse mala praxis, niega que la incapacidad de la actora se deba a una mala praxis médica, niega no haberle informado lo que implica una operación de columna. Opone al progreso de la acción defensa de prescripción. En subsidio contesta demanda solicitando su rechazo. Expresa que la actora fue a consulta derivada y previa consulta anumerosos médicos del medio que concluyeron en la patología y necesidad detratamiento neurológico del padecimiento, por un intolerable dolor que le hacía imposible vivir. Que previo a los análisis de rigor se le aconseja la cirugía. Que la misma sufría de lumbociática crónica por proceso degenerativo discal lumbar 5, con cambios tipo M.I., cuadro de dolor que no remitió con tratamiento kinesiológico, ni medicación analgésica ni antibiótica. Que la cirugía aconsejada (artrodesis) es un proceso de inmovilización vertebral de la zona afectada por un trauma de cualquier tipo que provca dolores leves a graves e intolerables y que llega inclusive a alteraciones en la motricidad de la persona, pudiendo determinar la inmovilización de la misma. Que cuando el cuadro es leve es mejor tolerar el padecimiento, pero de la evolución de la historia clínica se observa que el dolor era insoportable. Que no sólo informó sino que ilustró a la paciente con folletería. Que las cosas se fueron complicando pero no en virtud de la intervención profesional, sino por la circunstancia de su particular reacción orgánica. Manifiesta que se decidió la segunda operación para implantar una prótesis de menor envergadura, a fin de disminuir los dolores, pero no porque se haya desplazado la prótesis. Que aún cuando se hubiera desplazado, la segunda operación cambió esta situación fijando definitivamente la prótesis más corta. Que luego se produce un hematoma que es evacuado con una nueva intervención sin consecuencias. Que la evolución de la operación fue favorable, pero su organismo provocó una fibrosis, que es una cicatrización exagerada, que provoca a nivel vertebral una posible disminución del canal raquídeo con compresión de algunas terminales nerviosas. Que ello está en el riesgo quirúrgico y no tiene tratamiento correctivo como no sea simplemente moderador de los dolores. Expresa que el tratamiento que realizó con radioterapia resulta traumático a nivel nervioso, ya que produce una necrosis en los tejidos nerviosos, y que fue llevado a cabo bajo supervisión de otros profesionales y no fue aconsejado por él.

  3. A fs. 176/196 comparece el codemandado HOSPITAL SCHESTAKOW por intermedio de mandatario y solicita el rechazo de la demanda. Niega los hechos invocados por la actora. Manifiesta que la acción esdesacertada, reitera los hechos conforme al relato efectuado por el codemandadoDr. Abagianos y destaca que existe una fibrosis en la actora que no es provocada por el quehacer médico sino por cicatrización...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA