Sentencia nº 51131 de Segunda Cámara Civil de Apelaciones de la Provincia de Mendoza, Primera Circunscripción, 21 de Mayo de 2015

Ponente:CARABAJAL MOLINA - FURLOTTI - MARSALA
Materia:RESPONSABILIDAD CIVIL - DAÑOS Y PERJUICIOS - INDEMNIZACION - INTERESES - TASA ACTIVA
Fecha de Resolución:21 de Mayo de 2015
Expediente:51131 - HIRSCHBRAND CARLOS ERNESTO C/ RETAMAL DIAZ FERNANDO ENRIQUE Y OTS. P/ D. Y P.
Emisor:Primera Circunscripción
RESUMEN

A las erogaciones efectivamente desembolsadas por la víctima para conjurar los daños padecidos corresponde que se le adicionen los intereses calculados a tasa activa conforme lo percibe el Banco Nación en sus operaciones de descuento de documentos, desde la fecha de cada pago según lo peticionado por la actora.

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

CAMARAS DE APELACIONES EN LO CIVIL, C SEGUNDA
Expediente salido en lista:22-05-2015 Autos Nº: 51131 a fojas: 500
:: ... Texto Publicado en la Web ... ::

Expte: 51.131

Fojas: 500

En la ciudad de Mendoza, a los veintiún días de Mayo de dos mil quince se reúnen en la Sala de Acuerdos de la Excma. Cámara Segunda de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas, de Paz y Tributario, los Sres. Jueces titulares de la misma Dres. Gladys Delia Marsala, María Teresa Carabajal Molina y Silvina Del Carmen Furlotti y traen a deliberación para resolver en definitiva la causa N° 2.141/51.131caratulados “HIRSCHBRAND CARLOS ERNESTOC/ RETAMAL DIAZ FERNANDO ENRIQUE Y OTS. P/ D. Y P. (Accidente de tránsito)” originaria del Segundo Tribunal de Gestión Asociada en lo Civil, Comercial y de Minas de la Primera Circunscripción Judicial, venidos a esta instancia en virtud de los recursos de apelación interpuestos a fs. 466 por la parte actora y a fs. 468 por la citada en garantía contra la sentencia de fecha 22/10/14, obrante a fs. 451/58 la que decidió admitir parcialmentela demanda interpuesta, impuso costas y reguló honorarios a los profesionales intervinientes.

Habiendo quedado en estado los autosa fs. 498, se había practicado el sorteo que determina el art. 140 del C.P.C., arrojando el siguiente orden de votación: Dres. Carabajal Molina, Furlotti y Marsala.

De conformidad con lo dispuesto por el art. 160 de la Constitución de la Provincia, plantearonse las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA

¿Es justa la sentencia apelada?

En su caso ¿qué pronunciamiento corresponde?

SEGUNDA

Costas.

SOBRE LA PRIMERA CUESTION, LA DRA. CARABAJAL MOLINA DIJO:

  1. Se alzan a fs. 466 la parte actora y a fs. 468 la citada en garantía contra la sentencia de fecha 22/10/14, obrante a fs. 451/58.

    La decisión impugnada admitió parcialmente la demanda interpuesta por el Sr. Carlos Ernesto Hirschbrand contra los Sres. Fernando Enrique Retamal Díaz, Gaspar Ariel Alcalde y Liberty Seguros Argentina S.A y, en consecuencia, condenó a pagar la suma de pesos ciento treinta y cinco mil ($135.000). Asimismo impuso costas y reguló honorarios a los profesionales intervinientes.

  2. PLATAFORMA FACTICA:

    Los hechos relevantes para la resolución de los recursos en trato, son sintéticamente los siguientes:

    1) A fs. 5/12 compareció el Sr. Carlos Ernesto Hirschbrand mediante apoderado e in-terpuso demanda por daños y perjuicios en contra del Sr. Fernando Enrique Retamal Díaz, en su carácter de conductor y copropietario y contra el Sr. Gaspar Ariel Alcalde en su calidad de cotitular registral, ambos respecto del camión marca Fiat 619, dominio UMQ- 491 y su acoplado dominio RRX- 727, por la suma de pesos trescientos ochenta mil o lo que en más o en menos resultara de la prueba a rendirse en autos, con más los intereses desde el día del evento hasta el de su efectivo pago y costas a cargo de la demandada.

    Sustentó su pretensión indemnizatoria en las siguientes circunstancias:

    •Que el día 5/02/11, siendo las 15:00 hs. aproximadamente se encontraba estacionado con su camioneta Chevrolet Silverado dominio SQO- 412 en la banquina este de la ruta 40 a la altura del km. 3245 en Tunuyán.

    •Que un desperfecto mecánico motivó su detención. En efecto, apenas descendió a la banquina fue embestido por un camión y su acoplado conducido por el demandado Sr. Retamal Díaz, el que había mordido la banquina. Además el camión se detuvo casi 200 metros adelante.

    •Que resultó gravemente lesionado, lo que motivó que fuera trasladado en ambulancia al Hospital Central y luego al Hospital Español donde fue intervenido y quedó internado en terapia intensiva.

    •Que debió someterse a otras cirugías, a la colocación de yesos y un tratamiento pro-longado.

    Expuso que existía responsabilidad subjetiva del demandado que lo obligaba como conductor a resarcir los daños provocados a la víctima a tenor de lo dispuesto por el art. 1109 del Código Civil. Asimismo, sostuvo que el vehículo que guiaba la accionada configuraba un elemento riesgoso que obligaba a sus titulares registrales a responder por los daños ocasionados, todo ello conforme a la responsabilidad objetiva que emanaba del art. 1113, 2° parte, 2° párrafo del C. Civil.

    Reclamó los siguientes rubros:

    1. Gastos terapéuticos por la suma de $ 100.000, b) Daños Físicos por la suma de $ 180.000 motivada en una incapacidad parcial y permanente que estimaba en el 30 %, teniendo en cuenta las lesiones padecidas y la edad. Incluye el lucro cesante c) Daño moral y psicológico por la suma de $ 100.000.

      Citó en garantía a la aseguradora.

      Ofreció prueba. Fundó en derecho.

      2) A fs. 140/45 compareció Liberty Seguros Argentina S.A., mediante apoderado, aceptó la citación en los límites del seguro y contestó demanda.

      Adoptó la siguiente postura procesal:

      •Negó los hechos en general y en particular.

      •Alegó la culpa de la víctima como eximente porque se detuvo en la banquina sin colocar las luces reglamentarias y sin respetar lo dispuesto por el art. 55 de la ley de transito. En efecto, se estacionó en zona prohibida y además descendió sin cerciorarse de que podía hacerlo, lo que fue la causa del accidente.

      Impugnó rubros y montos.

      Ofreció prueba. Fundó en derecho.

      3) Luego de sustanciada la causa, la juez a quo resolvió admitir parcialmente la demanda interpuesta por la actora por la suma de pesos ciento treinta y cinco mil pesos (resolución de fecha 22/10/14 obrante a fs.451/58).

      En lo que aquí nos ocupa, argumentó de la siguiente manera:

      a)Mecánica del accidente:

      •Que debían tenerse por cierto tanto los protagonistas del accidente, como la ruta en que se encontraban. Asimismo el horario y lugar de la colisión.

      •Que en el croquis delexpediente por lesiones se consignó gráficamente el lugar que ocupaba la camioneta del actor en la banquina a un paso de la demarcación de la ruta, aclarándose que la banquina en su totalidad tenía un ancho de cuatro pasos.

      •Que en el acta mencionada declaró el Sr. Retamales, diciendo que circulaba por Ruta Nacional 40 cuando delante de él observó una camioneta estacionada sobre la banquina y una persona parada junto a ella. Señaló que al sobrepasarla observó por el espejo retrovisor que el acoplado hirió a dicha persona lesionándola. Dicha declaración resultaba distinta de la brindada en el debate penal pero debía atenderse a ésta por la inmediatez con el hecho y la espontaneidad que implicaba.

      •Que de la declaración del oficial Salinas surgía que la camioneta estaba estacionada correctamente en la banquina pero que podía haberse parado un metro más a la derecha ya que la banquina continuaba hacia la derecha en un llano. Además señaló que el camión no se había tirado a la banquina.

      •Que las fotografías tomadas por Policía Científica de los rodados intervinientes mostraban la posición en que quedaron los rodados. Además de dicho informe surgía que las planchuelas y pernos de sujeción de los parantes que componían la baranda del lateral derecho del acoplado impactaron sobre la anatomía de la persona que se encontraba parada en el margen este de la carpeta asfáltica y sobre el lateral izquierdo de la camioneta.

      •Que la prueba producida inducía a entender que el camión no mordió la banquina como sostuvo la actora. En efecto, las fotografías del lugar mostraban que el pavimento se continuaba en la banquina sin diferencia de nivel. Además, un camión con acoplado no podría haber efectuado una maniobra para volver a la vía de circulación sin colisionar el lateral de la camioneta.

      •Que las manchas hemáticas estaban sobre la marca demarcatoria de la calzada, lo que hacía pensar que el roce se produjo sobre la línea de pintura.Entiendo que dichos planchuelas y pernos de sujeción de los parantes que componían la baranda del lateral derecho del acoplado constituyeron una cosa riesgosa con incidencia causal en el daño que se haya producido en la víctima.

    2. Culpa de la víctima:

      •Que los demandados alegaron la culpa de la víctima y su incidencia causal en el hecho.

      •Que analizando la prueba producida se evidenciaba que el actor se bajó de su camioneta en la banquina intempestivamente, quedando consu pecho en dirección al oeste en un punto muy próximo a la línea demarcatoria, donde sufrió el impacto de planchuelas y pernos del acoplado.

      •Que se basó en la ubicación de la camioneta a un paso de la línea demarcatoria de la calzada.

      •Que evidentemente el descenso intempestivo de la camioneta, el hecho de que el actor no se acordaba de la presencia del camión, en la inexistencia de huellas en la calzada, en que el camión no podía realizar virajes bruscos con un acoplado, en el volumen de una persona que los médicos visualizaban con obesidad mórbida en su ingreso al hospital.

      •Que el conductor incumplió con su deber de no obstruir la fluidez de una ruta, dete-niéndose intempestivamentey bajándose sin cerciorarse de que podía hacerlo, inva-diendo con su cuerpo el espacio de la calzada, en la línea demarcatoria.

      •Que la eximente invocada por la citada debía proceder en un 50%, ya que lo que in-teresaba era la causa del daño, la idoneidad de la actuación de la víctima o de un tercero para producir el evento dañoso y como factor interruptivo total o parcial de la relación de causalidad.

      •Que se admitía la exclusión parcial de la responsabilidad del dueño o guardián deman-dado, en la medida en que la conducta de la víctima, había generado causal o concau-salmente el evento dañoso.

      •Que tal causa ajena exoneraba de responsabilidad al dueño o guardián de la cosa, según el grado de incidencia participativa en el evento dañoso.

    3. Cuantificación de los daños:

      c.1) Incapacidad parcial y permanente del actor:

      •Que laincapacidad del accionante debía ser resarcida y que con ajuste a las circuns-tancias particulares, resultaba razonable fijar la procedencia del rubro en el 50% de la suma de pesos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS