Sentencia nº 40958 de Tercera Cámara Laboral de Apelaciones de la Provincia de Mendoza, Primera Circunscripción, 10 de Diciembre de 2014

Ponente:ARROYO
Fecha de Resolución:10 de Diciembre de 2014
Emisor:Primera Circunscripción
Materia:DERECHO LABORAL - EXTINCION DEL CONTRATO DE TRABAJO - PREAVISO - ACOSO LABORAL - MALTRATO LABORAL - DAÑO MORAL - INDEMNIZACION - DERECHO COMUN

Expte: 40

Expte: 40.958

Fojas: 340

En la

Ciudad de M., a los diez dÃas

del mes de diciembre de 2014, se

constituye la Sala Unipersonal de la Excma. Tercera Cámara del Trabajo

integrada por la Dra. Mó-nica A.A.,Â

se trajo a consideración para dictar sentencia definitiva los autos n°

40.958 caratulados “GOMEZ JOSE PEDRO C/ VIÑA ARGENTINA SA P/ DIFE-RENCIA DE INDEMNIZACION”

de cuyas constancias,

RESULTA:

I) Que a

fs.17/26Â obra agregada la demanda que

interpone GOMEZ JOSE PE-DRO contra VIÑAS

ARGENTINAS SA por el cobro de la suma de $ 171.704 con más los intereses de la tasa activa.

Expresa que

ingresó a trabajar para la demandada en mayo de 1989.

Que el

actor es un prestigioso enólogo, que realizaba tareas de gerente de

pro-ducción, que en el carácter de gerente participaba en el comité de

dirección, del cual surgÃan las decisiones comerciales, presupuestarias,

administrativas y estratégicas de la empresa.

Que a

partir de octubre de 2008 se confirmaron los rumores y comenzaron a desvincular

al cuerpo de gerentes. Que se fueron desvinculando

en noviembre y di-ciembre de 2008 mediante escrituras públicas el gerente de

comercio exterior, y gerente general de

la firma. Que se instrumentaron las desvinculaciones mediante convenios

vinculados con la indemnización de antigüedad.

Que la empresa

a la par, negociaba la desvinculación con el actor, presionando al actor a celebrar

un acuerdo por valores inferiores a los otorgados a los otros dos geren-tes.

Que el actor se negó a suscribir un acuerdo en desmedro de sus derechos

laborales.

Que ante

tal negativa la demandada en fecha

31/12/08 envió telegrama preavi-sando la

extinción del contrato de trabajo con fecha al 28/2/09.

Que el

actor continuó con la prestación de tareas hasta la fecha referida. Que luego

se le abonó en forma deficiente la indemnización del art. 245 LCT.

Que el

actor para el cumplimientote las tareas habituales, contaba con un vehÃcu-lo

dado por la empresa, con combustible y liberado de kilómetros recorridos. Que

se desplazaba desde su domicilio en la Ciudad de M. todos los dÃas hasta

la planta y bodega sita en Lavalle, distante a 70 km de su vivienda. En muchas ocasiones también

debÃa trasladarse a la sede administrativa sita en Rodriguez Peña de Godoy

Cruz.

Que los

antecedentes del actor en la empresa eran de excelencia.

Que sin

embargo a la demandada no le bastó despedirlo luego de mas de 20 años, sino que

durante los meses de preaviso, enero y febrero de 2009, fue sometido a

humillaciones y actitudes de acoso que posteriormente afectaron su salud. Que

la de-mandada lo hostigo y acoso , solo con motivo de no acordar una

indemnización menor a la que le correspondÃa.

Que a

partir del 1/1/09 se le quitaron las funciones presupuestarias, siendo que

continuaba con las funciones presupuestarias, continuaba en los hechos como

gerente de producción. No fue nunca mas participado de las reuniones de comité

de Dirección. Que además de ello le solicitaron la devolución del vehÃculo.

Comenzó una tarea de desgaste y/o castigo sin motivación alguna. Que a partir

de la segunda quincena de enero, se en-contrón con que carecÃa del lugar

habitual en el estacionamiento de la empresa, y fue asignado a otra personal.

Que ese mismo dÃa su escritorio y su lugar de trabajo le fue dado a otra

persona. Que afines de enero fue destinado

a sentarse en un escritorio donde no tenia instrucción alguna, a la vista de

todos sus dependientes, pero carecÃa de cual-quier actividad y poder de

dirección.

Que hasta

sus propios dependientes y compañeros de trabajo observaron con desagrado el

trato humillante que se le daba.

Que tal vez

otro empleado no hubiera cumplido con su carga laboral, pero el ac-tor continuo

en la empresa, a la espera de poder perfeccionar o servir de consulta a quien

eventualmente lo reemplace. Que ello provoco serios perjuicios a la salud del

actor, por el sometimiento y acoso de la empleadora en el plazo del preaviso.

Que es

revelador la cantidad de 133 dÃas de licencia o vacaciones no gozadas. Que

debió concurrir a la consulta psiquiátrica con la Dra. E.G. quien

le diagnosticó cuadro de ansiedad, insomnio, irritabilidad, gastritis , en un

episodio depre-sivo mayor.

Que se

reclama por un lado las indemnizaciones del art. 245 LCT sin topes, y el daño moral derivado de la

conducta reprochable y antijurÃdica desplegada por la em-pleadora durante la

etapa final de la prestación de servicios.

Respecto de

la diferencia de indemnización del art. 245 LCT, expresa que el me-jor salario

fue la remuneración de mayo, junio y julio de 2008. Siendo el mejor salario de

$ 12.132 mas el adicional de $ 1.810 como suplemento adicional que no

constituye un premio especial sino la retribución por disponibilidad horaria

permanente de la epoca de elaboración del vino en bodega.

Que en el

presente caso plantea la inconstitucionalidad del tope, cita el caso Viz-zotti.

Que el tope de convenio es de $ 8.887,. Siendo que el mejor salario es de $

13.742.

Que la

desproporción es flagrante. Cita

jurisprudencia.

También

reclama daño moral por haber sido

victima de hostigamiento y acoso estando vigente la relación laboral, que exceden

la indemnización tarifada del art. 245 LCT.

           Solicita

$ 40.000.Â

Reclama

también vacaciones adeudadas, de 2007 y 2008.

Plantea la

inconstitucionalidad de la ley 7198.

Ofrece

prueba documental, pericial contable, pericial psicológica, confesional,

testimonial. Funda su derecho.

II) Corrido

traslado de la demanda, a fs.110/122 comparece la demandada VI-ÑAS ARGENTINAS

SA por intermedio de apoderado y contesta la misma solicitando su rechazo con

costas.

Luego de

una negativa general de los hechos, niega que el actor realizara tareas de

gerente de producción, que se comenzara a gestionar la desvinculación de los

geren-tes, que se hayan realizado convenios del art. 245 LCT, que se negociara

la desvincula-ción del actor, que se lo presionara, que se le abonara una

indemnización deficiente, que se le diera un vehÃculo liberado en cantidad de

kilómetros, que se lo haya sometido a humillaciones y situaciones de acoso, que

se haya derivado en afecciones a la salud, que durante el periodo del preaviso

se haya hostigado al actor, que se le haya quitado fun-ciones presupuestarias,

se su cochera, escritorio y lugar de trabajo se hayan asignado a otra persona,

que la situación estresante lo obligara a consultar con un psiquiatra, que le

haya diagnosticado depresión, que existan diferencias indemnizatorias.

Expresa que

la verdad de los hechos es que el actor ingreso a prestar servicios en mayo de

1989, desempeñándose siempre como enólogo, que la relación laboral duro casi 20

años, en forma normal y sin complicaciones.

Que en

noviembre y diciembre de 2008, se produjo un proceso de reestructura-ción

económica en la empresa, lo que produjo

la necesidad de desvincular a cierto per-sonal, entre los cuales se encontraba

el actor, cuya relación laboral quedo extinguida el 28/2/09.

Que siempre

existió un trato cordial amable y de respeto. Que jamás se lo pre-sionó para percibir

una indemnización por debajo de los

parámetros legales. Que el hecho que el actor sufriera alguna patologÃa

psiquiátrica que desde ya niega, no

importa que deba ser atribuida a la demandada. Que si bien es normal un estado

traumático du-rante el preaviso, el mismo es debido a una relación laboral que

estuvo vigente por casi 20 años.

Que las

diferencias de indemnización que reclama, es erróneo que la mejor re-muneración

sea de mayo junio y julio de 2008. Que en esos meses el actor percibió la suma

de $ 1.810 en forma extraordinaria debido a la productividad generada en la

em-presa. Que por ser una gratificación extraordinaria no debe ser tenida en

cuenta. Cita doctrina.

Contesta el

planteo de inconstitucionalidad del art. 245 LCT, solicita el rechazo que

aplicando el criterio del caso V. en el caso de marras el tope utilizado

de $ 8.887 resulta superior a la cifra que resultarÃa de aplicar el 67% sobre $ 12.132 que es de $ 8.128.

Que el

reclamo por daño moral por el supuesto

hostigamiento sufrido es impro-cedente. Cita jurisprudencia. Impugna la

liquidación.

Contesta el

planteo de inconstitucionalidad de la ley 7198. Solicita el rechazo.

Ofrece

prueba instrumental, confesional, testimonial, informativa, pericial con-table.

Funda su derecho. Solicita se declare la existencia de plus petición

inexcusable.

III)

Que a fs.124 la actora contesta el

traslado conferido. Ofrece contraprueba testimonial.

IV) A fs.

130s e dicta auto de admisión de pruebas y se ordena su producción.

A fs.

154/198 se agrega expediente por embargo preventivo.

A fs. 199

/212 se agregan convenios de desvinculación remitidos por la Escriba-na M.B.©n

Julián.

A fs. 236

acepta el cargo el perito contador.

A fs.241 se

emplaza a la demandada a poner a disposición la documentación ne-cesaria bajo

apercibimiento de ley.

A fs.

266/274 se agrega informe pericial contable.

A fs.278 la

demandada manifiesta que no compare las conclusiones de la pericia contable.

A fs.

292/375 se agrega informe de Anses.

A fs. 323

se fija fecha de audiencia de vista de causa, la que se lleva a cabo se-gún

acta de fs.339.

De

conformidad con lo dispuesto por el art. 69 CPL se procedió a plantear las

siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA

CUESTION : LA RELACION LABORAL.

SEGUNDA

CUESTION: PROCEDENCIA DE LA DEMANDA.

TERCERA

CUESTION LAS COSTAS.

SOBRE LA

PRIMERA CUESTION LA DRA. A. DIJO:

La relación

laboral invocada por el actor no es motivo de litis y ha sido recono-cida por

la demandada en forma expresa.

De los

recibos de haberes (fs.7/14) y pericia contable (fs.266) surge acreditado que el actor se desempeño

desde el 1/5/1989 para la demandada.

La

demandada negó la categorÃa invocada de gerente de producción. Sin embar-go las

pruebas tanto contable como testimonial acreditan...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba