Sentencia nº 15418 de Quinta Cámara Laboral de Apelaciones de la Provincia de Mendoza, Primera Circunscripción, 5 de Febrero de 2016

PonenteSANCHEZ REY
Fecha de Resolución 5 de Febrero de 2016
EmisorPrimera Circunscripción
MateriaDERECHO LABORAL - RELACION LABORAL - DESPIDO INDIRECTO - MULTA - INTIMACION - INDEMNIZACION

*

QUINTA CAMARA DEL

TRABAJO - PRIMERA CIRCUNSCRIPCION DE MENDOZAPODER JUDICIAL MENDOZA

foja: 176

CUIJ:

13-01980226-9((010405-15418))

GIOVANETI, EMILIANO

AGUSTIN C/ GARAY, MABEL Y OTS. S/ Despido

*101987919*

En

la ciudad de Mendoza a los cinco días de mes de febrero del dos mil

dieciséis, en la Sala Unipersonal Nro. 3 de la Excma. Quinta Cámara

del Trabajo, el Dr. A.S.R., en cumplimiento de lo

dispuesto por la ley 7.062, a efectos de dictar sentencia en los

Autos

Nro.15.418 caratulados GIOVANETTI, EMILIANO AGUSTIN C/ GARAY, MABEL Y

OTS. P/ DESPIDO”.

MENDOZA,

05 DE FEBRERO DE 2016.-

VISTO:

El

llamado de autos para dictar sentencia de fs.175, de los que

RESULTA:

A

fs. 13/18, se presenta la Dra. E.G. de la Roza por el Sr.

EMILIANO AGUSTIN GIOVANETTI e inicia demanda laboral en contra de

M.G. y OMAR BARBERON sociedad de hecho y contra CLUB

INDUSTRIAS METALURGICAS PESCARMONA (IMPSA) a quienes les reclama la

suma de PESOS TREINTA Y OCHO MIL DOSCIENTOS DIECIOCHO ($38.218,80)

con más los intereses legales, costos y costas. Reclama asimismo

aplicación de multas del art. 9 ley 25013 y art. 275 ley 20744.

En los hechos,

manifiesta que el actor trabajaba en el negocio de B. que

funciona en el Club IMPSA, donde se preparan platos de comida

diversa para llevar o consumir en el lugar, que explotaban los Sres.

M.G. y OMAR

BARBERON en sociedad de hecho.

Que ingresó a

trabajar bajo las órdenes y en relación de dependencia laboral de

los demandados como ayudante de cocina, como así también sirviendo

mesas y atendiendo público, en octubre de 2003, con un horario de

trabajo de lunes a viernes de 08.30 a 16.30 hs.

Que durante todo el

tiempo que transcurrió la relación laboral se desempeñó como un

dependiente fiel, diligente y eficiente. Que no obstante los

demandados incumplieron la legislación laboral manteniéndolo sin

registración laboral, sin obra social ni aportes jubilatorios y

pagando un sueldo considerablemente menor que lo que ordena el

Convenio Colectivo de la actividad.

Que con fecha 31 de

julio de 2006 los demandados le impidieron el acceso a su puesto de

trabajo, sin motivo ni explicación alguna.

Frente a esta

situación el actor solicitó mediante emplazamiento telegráfico la

aclaración de su situación laboral y emplazó en los términos de

la ley 24013 a su registración laboral corriendo la debida

notificación a la AFIP.

Como única

respuesta a su emplazamiento la Sra. M.G. respondió

rechazando su telegrama y negando la relación existente con el actor

y declinando la notificación de su socio.

Seguidamente el

actor remitió un segundo despacho telegráfico al mismo domicilio

donde había remitido la primera notificación, en el cual se

considera injuriado y despedido en los términos del art. 15 de la

ley 24013 y emplaza al

pago de los rubros no retenibles adeudados como las indemnizaciones

y entrega de certificación de servicios y constancias de aportes

patronales, todo bajo apercibimiento de ley 25323 y 25345.

Destaca que los

denunciados se negaron a recibir este despacho telegráfico, y

considera que debe tenerse por recibido por la demandada por estar

frente a una conducta tendiente a entorpecer y evitar el reclamo del

actor y sobre todo contraria a la buena fe. Que no obstante ello, el

actor inició expediente administrativo ante la Subsecretaria de

Trabajo con el objeto que por intermedio de este organismo se le

notificase el despacho telegráfico que habían rehusado recibir, y

de solicitar Conciliación para obtener el cobro de lo que por

derecho correspondía.

Invoca la

responsabilidad directa como empleador principal de la sociedad de

hecho conformada por los demandados M.G. y OMAR BARBERON, y la

responsabilidad solidaria del CLUB INDUSTRIAS METALURGICAS PESCARMONA

S.A. (CLUB IMPSA) por considerar que se encuentra configurado el

presupuesto fáctico previsto en el art. 30 de la LCT, y que el

servicio de buffet que prestan la Sra. G. y el Sr. B. forma

parte de la actividad normal y específica del Club demandado,

existiendo una verdadera unidad técnica de ejecución entre el Club

y los concesionarios del buffet.

Practica

liquidación, ofrece prueba y funda en derecho.

A fs. 23, 57 y 78

obran cédulas de notificación a las demandadas.

A fs. 48/53 se

presenta el DR. G.R.Z. por la Sra.

M.G.

y contesta demanda, solicitando el rechazo de la misma con

costas.

Invocando el

imperativo procesal efectúa negativa genérica de todo cuanto no sea

expresamente reconocido en su responde, y en especial niega que el

actor haya trabajado en relación de dependencia para su mandante,

que se le adeude suma alguna al actor, niega la existencia de

sociedad de hecho con el Sr. Barberón O., niega que el codemandado

IMPSA deba responder por presunta solidaridad y que los demandados

hayan sido emplazados en oportunidad alguna.

Plantea falta de

legitimación sustancial pasiva.

Expresa que la

realidad de los hechos es que la Sra. G. el día 1 de noviembre

de 2003 firmó un contrato de concesión de cantina por tres años

con el CLUB IMPSA, para prestar el servicio de refrigerio en la

misma.

Agrega que nunca

existió una sociedad con nadie, ni el actor fue empleado de la

demandada, siendo ello innecesario dado las pequeñas dimensiones del

local.

Ofrece prueba.

A

fs. 58/61 contesta demanda CLUB IMPSA, la que se desglosa conforme lo

ordenado a fs. 91 de autos.

A fs. 48/53 se

presenta la DRA. M.V.O. por el demandado OMAR

BARBERON y

contesta demanda, solicitando el rechazo de la misma con costas.

Invocando

el imperativo procesal efectúa negativa genérica de todo

cuanto no sea expresamente reconocido en su responde, y en especial

niega

que el actor haya trabajado en relación de dependencia para su

mandante, que se le adeude suma alguna al actor, niega que su

instituyente explote el buffet del Club IMPSA, niega la existencia de

sociedad de hecho con la Sra. M.G. y que la inexistente

sociedad sea concesionaria de la cantina, y que haya sido

personalmente emplazado en oportunidad alguna.

Plantea falta de

legitimación sustancial pasiva.

Expresa que la

realidad de los hechos es que la Sra. G. el día 1 de noviembre

de 2003 firmó un contrato de concesión de cantina por tres años

con el CLUB IMPSA, para prestar el servicio de refrigerio en la

misma.

Agrega que nunca

existió una sociedad con nadie, ni el actor fue empleado de la

demandada, siendo ello innecesario dado las pequeñas dimensiones del

local e imposiciones del concedente y por ser la atención personal

de la concesionaria.

Ofrece prueba.

A fs. 93 el Tribunal

dicta el auto resolutivo de la aceptación de las pruebas ofrecidas

por las partes.

A fs. 118 se reciben

en carácter AEV las actuaciones nro. 9100/G/06 de la SSTSS.

A fs. 127 y 128

obran actas de reconocimiento de contenido y firma de los Sres.

B.M.G. y OSVALDO JULIO OCHOA respectivamente.

A

fs.174 se realiza la audiencia de vista de causa tomándose

absolución

de posiciones al actor y declaración testimonial a las Sras.

F.M.T.S. y M.B.M.‘A.

Se...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba