La expulsión de extranjeros sólo podría aplicarse en pocos casos

 
EXTRACTO GRATUITO

Según un informe del Servicio Penitenciario Federal (SPF), . Es uno de los índices más altos de América latina.Sin embargo, de ese universo, el 56 por ciento fue detenido por violar la ley que reprime los delitos de narcotráfico, por lo que no sería expulsado del país si se aprobara la que propone el Gobierno, ya que sólo prevé sancionar con la deportación a los extranjeros acusados por hechos leves con penas menores a los tres años de prisión. Lo mismo sucede con parte de los que están detenidos por delitos contra la propiedad (24,93%) y por delitos contra la integridad sexual (3,52%).Además, deben estar en el país en situación ilegal y ser detenidos en flagrante delito. Y aun si reunieran estas condiciones, el texto del proyecto dice que "podrán" ser expulsados, no que deberán serlo.Por esta razón, desde el propio Gobierno admiten que es muy escasa la cantidad de casos a los que se le llegaría a aplicar esa medida.La expulsión de extranjeros que delinquen en el país es uno de los puntos que mayor polémica desataron tras la presentación del proyecto oficial de reforma del Código Procesal Penal, cuyo tratamiento comenzará el próximo martes en el Senado. Sin embargo, el informe del SPF demuestra que su impacto sería muy acotado.De hecho, la oposición advirtió que se trata de un "eslogan oficialista" para disimular otros aspectos más gravitantes de la reforma, como la de delegar en los fiscales -que dependen de la ultrakirchnerista Alejandra Gils Carbó, procuradora general de la Nación- todo el peso de la investigación de las causas penales, entre ellas, las de corrupción.El porcentaje de extranjeros presos en el conjunto de la población penal ha ido creciendo desde 2004.Así consta en el informe que proporcionó por escrito el miércoles pasado al Senado el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, al que tuvo acceso la nacion.A una pregunta del senador Gerardo Morales (UCR), Capitanich respondió que, según datos suministrados por el SPF, de los 10.205 presos en distintas cárceles de nuestro país, 2102 provienen de naciones foráneas. Esto representa el 20,60%, uno de los índices más altos de América latina.Este porcentaje de presos extranjeros se reduce aún más si se toma el total de las cárceles provinciales: apenas el 6% de los detenidos son extranjeros, según el último informe de la Procuración Penitenciaria Nacional.Se contabilizan allí, además de los presos del Servicio Penitenciario Federal, los de las cárceles de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Chubut...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA