La Liga se encamina a unos playoffs distintos

 
EXTRACTO GRATUITO

Apenas dos fechas le restan a esta etapa regular de la Liga Nacional para que sobrevengan unos playoffs diferentes, de algún modo históricos: por primera vez en 30 años de competencia no habrá descensos.Pero la lucha por la corona será como siempre. Y los favoritos, los mismos de hace tiempo: Regatas, el defensor de la corona, y Peñarol, tricampeón consecutivo en 2012. Cerca, pero en otro escalón, se ubica un expectante Boca Juniors, muy mejorado en esta segunda porción del torneo. Y luego aparecen nueve clubes que luchan encarnizadamente por el cuarto puesto, el último que clasifica directamente para un cuarto de final. Los siguientes ocho equipos (5º al 12º) tendrán una instancia más por afrontar si pretenden el cetro, que será la de los cuatro octavos de final. Y hay un último lote que, ya sin chances de avanzar, sólo disfruta el beneficio de no ver en riesgo su permanencia.Regatas y Peñarol se confirmaron como los mejores y es difícil prever cuál llegará más lejos. El conjunto mesopotámico está firme desde el principio, salvo durante el bajón que pasó mientras afrontó la Liga de las Américas. Sus jugadores lo adjudicaron a cansancio por tanta competencia, pese a que le fueron postergados varios partidos de la Nacional; una vez eliminado del certamen continental, Regatas se recuperó en el ámbito local y hoy, si bien marcha tercero, es el líder virtual, pues tiene pendientes dos compromisos. Es más: está a punto de lograr el Nº 1, tanto que de vencer a Estudiantes, de Concordia, esta noche en Corrientes, quedará a medio punto de alcanzar ese lugar óptimo de acceso a los playoffs.Lo cual le daría la ventaja de localía en todas las series. Y el campeón es muy fuerte en su estadio, donde pasó más de un año (434 días, 34 encuentros) sin perder. Por eso sería importante para Peñarol arrebatarle esa primera posición. Tras un comienzo titubeante, cuando el estreno de Fernando Rivero como entrenador abrió dudas, el conjunto marplatense se asentó y puso velocidad crucero sumando de a dos unidades en la tabla. Al igual que su perseguido, falló en la Liga de las Américas pero tuvo un andar parejo en la segunda etapa de la Nacional, y a esta altura, sólo aquel comienzo flojo lo deja casi sin chances de concluir en el tope.Algo parecido sucede con Boca, el restante ya clasificado y otro plantel que siempre se arma con las aspiraciones más altas. En la primera porción de la Liga fue pura irregularidad: siete triunfos, siete reveses. Y así siguió en el inicio de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA