5.149/07 - Dgi (autos Ricigliano Luis E-tf 16786-i C/ - Notifica Resoluciones de Fecha 16/10/07 y 06/05/08

Emisor:Citaciones y Notificaciones, Concursos y Quiebras, Otros
Fecha de la disposición: 3 de Julio de 2008
 
EXTRACTO GRATUITO

se presume, sin admitir prueba en contrario, que el 10% de las sumas pagadas por empresas radicadas o constituidas en el país a armadores extranjeros por fletamentos a tiempo o por viaje constituyen ganancias de fuente argentina', y en consecuencia, determinar si las empresas fletadoras argentinas debieron actuar como agentes de retención respecto de aquellas, en los términos con posterioridad precisados en el art. 10, tercer párrafo y 13 de decreto 1344/98 (cfr. arts. 13 y 14 del texto actualizado). En otras palabras, en la especie no está en tela de juicio ni cabe considerar de oficio si las rentas obtenidas por los beneficiarios del exterior debieran considerarse alcanzadas por los porcentajes de renta presunta contenidos en el Capítulo V 'Beneficiarios del Exterior', arts. 91 a 93, de la Ley del Impuesto a las Ganancias.Respecto de la cuestión controvertida en los términos expuestos, las empresas apelantes sostienen en primer lugar que el acto de determinación de oficio es nulo porque de acuerdo con la ley 23.771 el Fisco carecía de atribuciones para establecer la existencia y el monto de la obligación tributaria, hasta tanto no se dictara sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada en la causa penal respectiva. No obstante, y de acuerdo con lo resuelto en Fallos 326:2095, las disposiciones de los arts. 18 y 20 de la ley 24.769 son de naturaleza procesal y, en cuanto tales, resultan de aplicación inmediata a los procedimientos en trámite;máxime toda vez que de la denuncia de la Administración Nacional de Aduanas cuya copia está agregada a fs. 20/25 (que dio lugar a la formación de la causa penal tributaria) surge que en sede penal se investiga la presunta simulación de la actividad comercial desarrollada por las empresas argentinas con los buques extranjeros fletados a término, mientras que en el acto de determinación de oficio recurrido se considera que los contratos de fletamento a término han sido reales y que lo pagado en razón de tales contratos está sujeto al impuesto cuya retención se discute en el caso. Por otra parte, no es atendible la pretensión de las apelantes relacionada con que las ganancias obtenidas por las empresas armadoras extranjeras con motivo en los contratos de fletamento a tiempo celebrados con las empresas argentinas no deban ser consideradas 'de fuente argentina' porque no se originan actividades desarrolladas en el territorio de la República, ni lo argumentado con relación a que los decretos 2623/91 y 103/97 son inconstitucionales en la medida en que en ellos se afirma que la Nación Argentina mantiene sus poderes fiscales sobre la Zona Económica Exclusiva y las rentas obtenidas de la explotación de los recursos vivos y no vivos en dicha zona debe considerarse como 'de fuente argentina'. Sobre el particular, el art. 55 de la ley 24.543 establece que el Estado ribereño tiene derechos de soberanía para la explotación de los recursos naturales vivos y no vivos existentes en las aguas suprayacentes de la Zona Económica Exclusiva; y el poder de establecer impuestos y exigir su pago no constituye más que una derivación necesaria de esa soberanía (Fallos 196:218; 251:180, entre otros), razón por la cual los decretos 2623/91 y 103/97, cuyos textos después fueron incorporados al art. 9 inc. d), párrafo tercero, y 10º del decreto 1344/98, constituyen normas aclaratorias o interpretativas, cuya interpretación retroactiva no violenta el principio de legalidad (Fallos 239:58; se presume, sin admitir prueba en contrario, que el 10% de las sumas pagadas por empresas radicadas o constituidas en el país a armadores extranjeros por fletamentos a tiempo o por viaje constituyen ganancias de fuente argentina'. Parece claro que, por efecto de este mismo precepto, el buque fletado está excluido de la posibilidad de ser considerado como un 'establecimiento permanente' ya que en tal supuesto no resultaría concebible la existencia de la obligación de retener, a la que se refiere el art. al art. 9 inc. d), párrafo tercero, del decreto 1344/98. El buque puesto a disposición por los armadores extranjeros en virtud del fletamento a tiempo, en cuanto objeto de la transacción sujeta al gravamen de que se trata, no puede ser considerado simultáneamente y a efectos del pago y retención de ese mismo impuesto, como el 'establecimiento permanente' desde el cual las empresas armadoras extranjeras celebran dicho contrato u operan comercialmente. En distinto orden de ideas, y con relación a la redistribución de los valores pagados a los armadores extranjeros con motivo de los contratos de fletamento a término, es menester precisar que las objeciones planteadas por las apelantes relativas a la distribución de los gastos entre las empresas argentinas y extranjeras no rebaten las conclusiones del informe pericial contable de fs. 263/268, realizado de acuerdo con la distribución de gastos y costos pactada por las empresas fletadoras y los armadores extranjeros en la cláusula 5 de los respectivos contratos de fletamento a tiempo; de conformidad con la cual los armadores extranjeros toman a su cargo los gastos de combustibles y lubricantes, descarga y estiba, almacenamiento en frío, costos de la carga de la captura en cámara frigorífica en la Argentina, amarre y atraque en el muelle y 'cualquier otro costo a incurrirse en Argentina referido a la operación de pesca del buque y trasbordo de la captura'. Por otra parte, lo atinente a la re-determinación del quantum de los gastos formulada por el Fisco en base a los índices promedio aplicados a la operación de cada buque remite a cuestiones de hecho y prueba ajenas al recurso del art. 86, inc. b), punto segundo, de la ley 11.683 (cfr. Fallos 300:985; CNAp. en lo Cont. Adm. Fed., Sala...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA