Sin poder cruzar fronteras, los call centers se van o se reinventan

 
EXTRACTO GRATUITO

La del papa Francisco en una bendición a los fieles, o la de Leo Messi en el festejo de un gol. Son voces argentinas que se escuchan y se seguirán escuchando en todo el planeta. En cambio, los oídos de consumidores ubicados en otras latitudes ya no suelen encontrarse con una tonada de estas tierras -como sí ocurría con frecuencia hasta hace poco tiempo-, al llamar por teléfono para hacer algún reclamo o pedir asistencia técnica para usar la computadora.De la mano del incremento del costo laboral medido en dólares y del alza de otros precios como el de alquileres, la Argentina ha perdido las ventajas que, tras la devaluación de 2002, la llevaron en los años siguientes a atraer a empresas para la instalación de sus propios call centers o bien para contratar aquí, en forma tercerizada, el servicio de contacto con los clientes de toda una región.La estrategia frente al nuevo escenario varía según el tipo de empresa: entre las que tienen centros propios de atención telefónica para sus clientes, varias dejan el país. Los casos más recientes son los de la firma alemana Bosch, cuyo centro de comunicaciones dejó de funcionar en marzo, y el de Jazztel, una firma española de tecnología que tenía su call center en Córdoba y decidió este año llevarlo a Chile.Sin hacer valijas, las compañías que tienen como actividad propia dar el servicio de contacto telefónico para otras empresas, diversifican el negocio. "Nuestro futuro pasa por las aplicaciones para redes sociales y los servicios de BPO (Business Process Outsourcing)", define Mario Miccelli, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Centros de Contacto (CACC), quien dice que el sector tiene buenas perspectivas por haber sido previsor.En el área de redes sociales, los nuevos servicios son de posicionamiento de marcas o de community manager . En BPO se incluyen varios temas, como la asistencia al área financiera de las compañías, la mesa de ayuda de sistemas o las tareas de reclutamiento de personal, según describe Patricio Ríos Carranza, gerente general de Apex.Nacida en Córdoba, Apex tiene una historia que refleja lo ocurrido con la actividad en los últimos años. Fue fundada en 2003 como empresa con amplia expectativa de exportaciones, y en 2006 fue comprada por capitales de los Estados Unidos, país al que se dirigía el 80% de los servicios. Pero en 2010 la operación se revirtió y Apex volvió a sus primeros dueños.Aquel año fue el segundo en el que la actividad tuvo una caída del empleo, luego de haber...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA