Sentencia de Suprema Corte de Justicia (Argentina), 5 de Julio de 1994, M. 915. XXV

EmisorSuprema Corte de Justicia (Argentina)

M. 915. XXV.

RECURSO DE HECHO

M., D.J. c/ I.P.E.

N.S.A.

Buenos Aires, 5 de julio de 1994.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por la demandada en la causa M., D.J. c/ I.P.E.N.

S.A.", para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

Que el recurso extraordinario, cuya denegación origina esta queja, es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

Por ello, se desestima la queja. D. perdido el depósito. H. saber y, oportunamente, archívese, previa devolución de los autos principales. R.L. (H) - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - EDUARDO MOLINE O'CONNOR (en disidencia) - A.B. -G.A.F.L..

DISI

M. 915. XXV.

RECURSO DE HECHO

M., D.J. c/ I.P.E.

N.S.A.

DENCIA DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON EDUARDO MOLINE O'CONNOR Considerando:

  1. ) Que la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires declaró procedente el recurso de inaplicabilidad de ley deducido por el actor y, en consecuencia, hizo lugar al reclamo por restablecimiento de las condiciones de trabajo y por salarios caídos. Contra dicho pronunciamiento, la vencida interpuso la apelación federal cuya denegación motivó la queja en examen.

    Para así decidir, el a quo consideró que el tribunal de grado había excedido el ámbito de análisis de la demanda al resolver el litigio sobre la prohibición legal de trabajar los días sábados y domingos. Sostuvo que el actor, que fue elegido delegado de personal, además de sus tareas en el ámbito de mantenimiento se había desempeñado con habitualidad como telefonista los fines de semana y que la supresión de tales tareas configuraba una modificación de las condiciones contractuales, que no podía adoptarse sin la previa promoción del proceso de exclusión de tutela previsto por el art. 52 de la ley 23.551, requisito que la empleadora no había satisfecho.

  2. ) Que con sustento en la doctrina de la arbitrariedad la apelante sostiene, en síntesis, que el fallo prescinde de las normas que rigen el caso e incurre en incongruencia, con grave lesión de derechos de raigambre constitucional.

  3. ) Que las impugnaciones traídas a conocimiento

    de esta Corte suscitan cuestión federal bastante para su consideración por la vía intentada, sin que obste a ello que conduzcan al examen de cuestiones de hecho y de derecho común, toda vez que lo resuelto sobre temas de esa índole admite revisión en supuestos excepcionales cuando, como en el sub examine, la sentencia recurrida ha omitido el adecuado tratamiento de argumentaciones serias de las partes, en principio conducentes para la solución del pleito (Fallos: 303:

    1017; 307:724; 308:1075; 311:119, 561, entre otros).

  4. ) Que la recurrente sostuvo en el responde que las tareas suprimidas consistían en horas extras que el dependiente prestó a propuesta de la empresa, que fueron remuneradas con los correspondientes recargos y se realizaron con violación de las disposiciones que regulan el descanso hebdomadario. Afirmó, con cita de jurisprudencia del superior tribunal de la causa, que el trabajador no tiene un derecho adquirido al mantenimiento de jornadas superiores a las legales y que es facultativo para las partes requerir o ejecutar esa clase de servicios. Con tales fundamentos postuló que su proceder no importaba alterar las condiciones contractuales con detrimento de la estabilidad gremial, ya que se había limitado a dejar de ofrecer trabajo suplementario. Reiteró dichos planteos en la instancia extraordinaria local al presentar el memorial previsto por el art. 284 del Código de Procedimientos de la provincia (confr. fs. 30/31, 152/155 de los autos principales).

  5. ) Que esta Corte advierte que, por un lado, el a quo prescindió de efectuar un examen crítico tendiente a esclarecer si el empleador está obligado a dar trabajo suple

    M. 915. XXV.

    RECURSO DE HECHO

    M., D.J. c/ I.P.E.

    N.S.A. mentario; y por el otro, el fallo impugnado no da respuesta a los serios planteos de la demandada. Ello es así, habida cuenta de que mediante la genérica afirmación referente a que la decisión de cancelar la actividad que habitualmente el actor desempeñaba los fines de semana significó alterar las condiciones laborales, el tribunal omitió considerar si aquellas funciones integraban el contenido del objeto del contrato y del deber de ocupación que le incumbe al principal en el marco de lo convenido y de las normas de orden público sobre jornada, que subordinan la prestación de servicios extraordinarios al cumplimiento de requisitos específicos (arts. , 40, 78, 203, 204, de la Ley de Contrato de Trabajo, 1°, 3°, 4°, 5° y concs. de la ley 11.544, 13 del decreto-ley 16.115/33 reformado por decreto 2882/79).

    De ese modo, la sentencia excluye el tratamiento de un tema que resultaba esencial para dilucidar el derecho controvertido, con grave menoscabo de las garantías constitucionales de defensa en juicio, de la inviolabilidad de la propiedad y de la justicia en los pronunciamientos judiciales (Fallos: 295:120, 351, 445; 296:346, 661, 775; 301:591; 311:435, entre otros).

  6. ) Que, en las condiciones expuestas, el pronunciamiento apelado se apoya en argumentos que le dan fundamentación sólo aparente e ineficaces para sostener la solución adoptada, por lo que corresponde su descalificación como acto jurisdiccional válido con arreglo a la doctrina citada en el considerando tercero, pues media en el caso relación directa e inmediata entre lo debatido y resuelto y las

    garantías constitucionales que se dicen vulneradas (art.

    15 de la ley 48), sin que ello implique emitir juicio sobre la solución que en definitiva quepa adoptar sobre el fondo del litigio.

    Por lo expuesto, se declara procedente la queja y el recurso extraordinario interpuestos y se deja sin efecto la sentencia. Con costas (art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Vuelvan los autos al tribunal de origen a fin de que, por quien corresponda, se dicte nuevo pronunciamiento con arreglo a la presente. R. el depósito de fs. 1. Acumúlese la queja al principal, hágase saber y, oportunamente, remítase. EDUARDO MOLINE O'CONNOR.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR