Sentencia de Suprema Corte de Justicia (Argentina), 27 de Febrero de 2004, S. 1004. XXXIX

EmisorSuprema Corte de Justicia (Argentina)

S. 1004. XXXIX.

ORIGINARIO

Santos, H.M. c/ Buenos Aires, Provincia de s/ daños y perjuicios.

Procuración General de la Nación Suprema Corte:

-I-

H.M.S., con domicilio en la Provincia de Buenos Aires, dedujo demanda contra ese Estado local CPoder Judicial de la provinciaC, a fin de obtener la indemnización de los daños y perjuicios sufridos por haber sido privado de su libertad física durante un plazo de casi tres años y luego absuelto por decisión judicial que se encuentra firme y consentida.

Funda su pretensión en los arts. 14, 16, 17, 18, 33 y concs. de la Constitución Nacional, en el art. 7°, inc. 5°, de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en los arts. 9.5 y 14.6 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y en los restantes tratados de derechos humanos aplicables, en los arts. 1066, 1109, 1112 y sgtes. y concs. del Código Civil, en la ley 24.390 y en el Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires.

A fs. 37, V.E. corre vista, por la competencia, a este Ministerio Público.

-II-

Para que proceda la competencia originaria de la Corte, conferida por el art. 117 de la Constitución Nacional y reglamentada por el art. 24, inc. 1°, del decreto-ley 1285/58, en las causas civiles en que una provincia es parte, resulta necesario que el otro litigante tenga distinta vecindad respecto a dicho Estado local (Fallos:

269:270; 272:17; 294:217; 310:1074; 313:548; 324:732, entre muchos otros).

En mérito a lo expuesto, cabe señalar que, de los términos de la demanda Ca cuya exposición de los hechos se debe estar de modo principal para determinar la competencia, según el art. 4° del Código Procesal Civil y Comercial de la NaciónC se desprende que el actor reclama una indemnización

por los daños y perjuicios derivados de la presunta falta de servicio en que habría incurrido el Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires, atribuyendo responsabilidad extracontractual a dicho Estado local por el cumplimiento irregular de las obligaciones legales de uno de sus órganos.

Al respecto, es dable indicar que si bien este Ministerio Público, en asuntos análogos al presente, sostuvo la naturaleza administrativa del pleito, regido por normas de derecho público local (dictamen in re "Vuotto, Themis c/ Buenos Aires, Provincia de s/ daños y perjuicios", del 31 de agosto de 1995), cabe señalar que la doctrina del Tribunal le asigna carácter civil a la referida materia litigiosa (confr. sentencia in re D.236.XXIII. "De Gandia, B.I. c/ Buenos Aires, Provincia de s/ indemnización por daño moral", del 6 de octubre de 1992, publicada en Fallos: 315:2309).

Por otra parte, considero que debe aclararse Cdado las afirmaciones que el actor expone en su demandaC que la nuda violación de garantías constitucionales, provenientes de autoridades de provincia, no sujeta por sí sola las causas que de ella surjan al fuero federal (Fallos: 307:2249; 311:2154; 322:1514 y 3572; 323:872), y, en el caso, tampoco a la competencia originaria de la Corte.

-III-

En cuanto al requisito de distinta vecindad, entiendo que el actor no cumple con dicho recaudo, extremo que en estos supuestos resulta esencial (doctrina de Fallos:

303:1228; 304:636; 311:1812; 312:1875; 313:1221; 322:1514; 323:3991, entre otros), por lo que el pleito debe ventilarse ante los jueces provinciales.

En efecto, denuncia domiciliarse en la Provincia de Buenos Aires, por lo que se hallarían enfrentados en autos un Estado local con uno de sus vecinos (Fallos: 310:1899; 319:

241).

S. 1004. XXXIX.

ORIGINARIO

Santos, H.M. c/ Buenos Aires, Provincia de s/ daños y perjuicios.

Procuración General de la Nación Por ello, y dado que el art. 117 de la Constitución Nacional establece de modo taxativo los casos en que la Corte ejercerá si competencia originaria y exclusiva, la cual por su raigambre, es insusceptible de extenderse a otros casos no previstos (Fallos: 312:1875; 313:939 y 1019; 317:1326; 323:

2944 y 3273), opino que el proceso resulta ajeno a esta instancia.

Buenos Aires, 27 de febrero de 2004.

Es copia R.O.B.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR