Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 14 de Mayo de 2002, E. 143. XXXVI

Fecha14 Mayo 2002

E. 143. XXXVI.

RECURSO DE HECHO

Empresa Alas Argentinas S.R.L. c/ Poder Ejecutivo Nacional.

Procuración General de la Nación Suprema Corte:

-I-

A fs. 65/67 la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal Cpor mayoríaC resolvió mantener la medida cautelar que suspendió los efectos de la disposición por la cual el jefe de la Región Aérea Centro, rescindió el Permiso de Uso 17/92, otorgado a favor de la empresa Alas Argentinas S.R.L., de un espacio en el aeropuerto de San Fernando, a la vez que ordenó a la Fuerza Aérea que se abstenga de innovar respecto de la situación del premisionarioaen tanto tramitare la acción ordinaria.

Sostuvo que el acto que aprobó el Pliego de Bases y Condiciones para la privatización del servicio público aeroportuario Cdecreto 375/97C al disponer la inclusión de la subsistencia de las concesiones vigentes, parecía sostener el derecho de quienes resultaren ser concesionarios de servicios en su ámbito, calidad que era justamente invocada por la empresa Alas Argentinas S.R.L.

Asimismo, indicó que los decretos cuestionados podían interpretarse en el sentido de que la Fuerza Aérea estaba impedida de intervenir en las situaciones jurídicas de los ocupantes de los espacios aeroportuarios, fueran éstos concesionarios o permisionarios, de tal forma que, en principio, correspondía hacerlo a quien en definitiva resultare concecionario de la explotación, administración y funcionamiento de los aeropuertos.

Consideró, además, configurada la existencia de un daño grave e inminente frente a la acreditación de las inversiones que había llevado a cabo la empresa accionante.

-II-

Contra dicho pronunciamiento, el Poder Ejecutivo

Nacional CEstado Mayor de la Fuerza AéreaC interpuso el recurso extraordinario de fs. 72/78, cuya denegatoria dio lugar a la presente queja.

Se agravia de la calificación que el a quo otorga a la relación entre las partes, al haber considerado que se trata de una concesión con visos de verosimilitud cuando en rigor se trata de un permiso de uso estipulado en la ley 13.041, autorización esencialmente precaria que importa un simple acto de tolerancia.

En cuanto a la cuestión federal, sostuvo que el juzgador se atribuyó funciones propias del Ejecutivo y omitió aplicar los principios básicos referidos a la presunción de legitimidad de los actos administrativos, así como las normas que autorizan a la Fuerza Aérea a rescindir tanto concesiones como permisos, en especial el art. 60 del decreto 1674/76, cuya vigencia no fue cuestionada.

Sostuvo también que el a quo soslayó la doctrina y la jurisprudencia emanada del Alto Tribunal en cuanto al carácter precario de los permisos de uso, a la imposibilidad de sostener la protección del art. 17 de la Constitución Nacional por parte de quienes son permisionarios de uso y a la aplicación de la tesis que sostiene que la existencia de una concesión de uso debe resultar de una manifestación expresa y clara del Estado, de interpretación indubitable.

Entendió, así, configurada en el sub lite, una situación de arbitrariedad, en tanto se arremete contra la ley aplicable sin descalificarla de manera alguna y desconoce la naturaleza de la relación precaria ventilada en autos.

-III-

La cuestión debatida en autos guarda sustancial analogía con la examinada en mi dictamen del 12 de agosto de 1999 Cal cual me remito en cuanto fuere aplicale al sub judi-

E. 143. XXXVI.

RECURSO DE HECHO

Empresa Alas Argentinas S.R.L. c/ Poder Ejecutivo Nacional.

Procuración General de la Nación ceC in re S.43.XXXIV, "Recurso de hecho deducido por el Estado Nacional CEstado Mayor de la Fuerza Aérea ArgentinaC en la causa Sociedad Aeronáutica San Fernando S.R.L. y otros c/ Estado Nacional CPoder Ejecutivo NacionalC dtos. 375/97 y 842/97", opinión que V.E. hiciera suya al sentenciar (Fallos:

323:327).

-IV-

Por lo expuesto, opino que cabe admitir la presente queja y dejar sin efecto la sentencia apelada en cuanto fue materia de recurso extraordinario.

Buenos Aires, 14 de mayo de 2002.

N.E.B.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR