Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 13 de Diciembre de 2011 (caso Santachita, Martín C/ Jumbo Retail Argentina S.a. S/ Despido)

Fecha de Resolución:13 de Diciembre de 2011
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA Nº 99988 SALA II

Expte. Nº 33.590/09 (J.. Nº 20)

AUTOS: “SANTACHITA, MARTÍN C/ JUMBO RETAIL ARGENTINA S.A.

S/ DESPIDO”

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, 13 de diciembre de 2011

, reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo per-

tinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamen-

tos que se exponen a continuación:

El Dr. M.Á.M. dijo:

  1. Contra la sentencia de primera instancia (fs.

    268/75) que rechazó en lo principal el reclamo incoado, se alza la parte actora, a méri-

    to del memorial obrante a fs. 278/86, replicado a fs. 293/5 vta.

    El reclamante comienza su crítica actualizando,

    en los términos del art. 110 de la L.O., el rechazo al pedido de reserva de testimonial y de la prueba pericial caligráfica. A su vez se queja de que no se haya considerado la fecha de ingreso denunciada por su parte al inicio a la par que se alza contra la deses-

    timación del incremento indemnizatorio del art. 1 de la ley 25.323. Por otra parte ob-

    jeta que no se haya hecho lugar a las diferencias salariales por encontrarse “fuera de convenio” y a las horas extras reclamadas. A su vez critica la base salarial considera-

    da en la anterior sede, el rechazo del incremento indemnizatorio del art. 2 de la ley 25.323 y de la sanción que establece el art. 80 de la LCT (mod. por el art. 45 de la ley 25.345).

    A su turno, el perito contador y la representación letrada de la parte demandada, a fs. 276 y fs. 277 –respectivamente- recurren los esti-

    pendios regulados a cada uno de ellos por considerarlos bajos.

  2. En forma preliminar corresponde tratar la apela-

    ción esgrimida por la parte actora en los términos del art. 110 de la L.O. en orden a la desestimación de la reserva testimonial y de la pericial caligráfica la cual, anticipo, no tendrá favorable andamiento en mi voto.

    A tal fin corresponde señalar que, conforme la prueba ofrecida por la parte actora a fs. 78 punto. 2 “testimonial de reconocimiento”,

    fs. 79 punto f) “intimación apara acompañar originales de documental” y g) “reserva de pericial caligráfica”, la sentenciante de grado resolvió en el auto de apertura a prueba de fs. 93/5 que para la producción de la prueba testimonial es indispensable que la parte proponente exprese el nombre del testigo, su profesión y su domicilio (cfr. primer párrafo del art. 429 del CPCCN y 155 de la L.O.).

    Además señaló la a quo que el art. 429 del CPCCN, en el segundo párrafo, expresa que bastará que indique los datos necesarios para que el testigo pueda ser individualizado y sea posible su citación siendo que la parte actora, a fs. 78, ofreció testigos de reconocimiento en reserva, sin denunciar los nombres ni datos de los mismos, por lo que desestimó el punto.

    Asimismo, la Sra. Jueza de grado tuvo presente la reserva caligráfica ofrecida por ambas partes y sostuvo que celebrada que fuera la audiencia de reconocimiento de documental se resolvería.

    La actora planteó recurso de revocatoria con ape-

    lación en subsidio (fs. 96/7) el cual fue desestimado a fs. 124 por cuanto se consideró

    que los términos vertidos en dicha presentación no alcanzan para enervar el auto im-

    Poder Judicial de la Nación pugnado. Asimismo se tuvo presente el recurso de apelación en los términos del art.

    110 de la L.O.

    El reclamante actualiza ante esta instancia dicha apelación; sin embargo anticipo que la queja en cuanto a este aspecto no tendrá favo-

    rable andamiento en mi voto.

    Ello así por cuanto la recurrente sostiene ante esta Alzada que la negativa por parte de la sentenciante de grado implica descartar una prueba elemental para la dilucidación de los hechos debatidos en autos, sin ningún fundamento lógico, dado que por la colaboración que debe primar entre las partes, los datos que a la demandada se le requerían excedían en modo alguno de las disposiciones legales ya que implicaba denunciar el domicilio de un empleador suyo para reconocer o desconocer firmas en recibos de haberes.

    Empero advierto que la crítica en cuanto a este aspecto no reúne el requisito de admisibilidad formal que establece el art. 116 de la L.O., por cuanto el ahora apelante se limitó en la queja a expresar su disconformidad con lo resuelto en la sede de grado sin esgrimir argumento alguno que conlleve a enervar la conclusión de la sentenciante en cuanto al punto.

    Nótese que la recurrente no rebate los fundamen-

    tos expuestos en la sede de grado sino que se limita a esgrimir que lo resuelto no po-

    see un fundamento lógico y que no responde a la colaboración que debe primar entre USO OFICIAL

    las partes, lo cual constituye una mera discrepancia dogmática que no cabe más que desestimar (cfr. art. 116 de la L.O.).

    Ahora bien, respecto de la pericial caligráfica, la Dra. B. resolvió que resultaba imposible la producción de una pericia caligráfica sobre dos fotocopias (documentos 4 y 5 del anexo 1726) y además que la parte actora requiere que se someta a pericia caligráfica a fs. 160 a una persona (L.. R. Re-

    cio) que no es de los firmantes de los mencionados documentos, ni se advierte firma original alguna atribuible al mencionado El reclamante, actualizando la apelación de fs.

    250 (cfr. art. 110 de la L.O.), esgrime ante esta Alzada que el yerro de la resolución de grado radica en que no se ha advertido que los documentos que debían ser sujetos a la prueba...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA