Sentencia nº 136306 de Tribunal del Trabajo Sala I de Provincia de Jujuy, de 19 de Agosto de 2008

Fecha de Resolución19 de Agosto de 2008
EmisorTribunal del Trabajo Sala I

/// En la Ciudad de San Salvador de Jujuy, a los diecinueve días del mes de agosto del año dos mil ocho, reunidos en la Sala I de Acuerdos en los Sres. Vocales titulares D.. J.E.O. e H.B.O. bajo la presidencia del primero vieron el Expte. B- 136306/05: “Cobro de Gratificaciones. CASTILLO ISABEL c/ CIA. MINERA EL AGUILAR”, luego de lo cual

El Dr. ONTIVEROS dijo:

Con Poder otorgado por don I.C. se presenta el Dr. Riad Quintar y deduce demanda en contra de Cía. Minera el A. persiguiendo el cobro de gratificación por retiro voluntario (art. 32 del C.C.). Dice que su cliente se desempeñó para la demandada desde el 11/08/1976, retirándose voluntariamente en el año 2004 y quedando pendiente de pago la gratificación que hoy reclama. Liquida el importe de aquella y finaliza su escrito inicial con el ofrecimiento de prueba y el pedido de acogimiento de la demanda, con costas.

En representación de la demandada ejercitan su defensa sus apoderados D.. A.P.P. y J.A.L.I., quienes se oponen al progreso de la acción negando que el actor se hubiera encontrado en condiciones de acceder a la gratificación que reclama. Salvo esto, reconocen su calidad de empleado y las demás condiciones que ostentaba al momento de la extinción. Manifiestan que la gratificación de marras requiere como condición de procedencia que el dependiente acredite una “excelente foja de servicios” (Art. 32 C.C.), condición que no ostentaba el Sr. Castillo en tanto registraba sanciones de la cuales destacan las de los años 1997 y 2003, por su gravedad. Ello impide encuadrar al actor como beneficiario, debiéndose rechazar su pretensión. El responde finaliza con el ofrecimiento de prueba y el pedido de rechazo de la demanda, con costas.

  1. - No existe controversia acerca de que la gratificación cuyo monto se reclama se encuentra sujeta a una condición, de esta suerte, para ordenarse su abono, debió acreditarse que dicha condición se ha verificado. En tal sentido la parte actora hizo hincapié, al alegar, que la foja de servicios del Sr. Castillo era meritoria en función de los ascensos que tuvo a lo largo de su desempeño. Sin embargo, no consta que tales ascensos (detallados en fs. 63 vta./64) obedezcan a las calidades del empleado, pero más que ello, el último ocurrió en el año 1991, trece años ante de la extinción del vínculo. Con posterioridad le aplicaron tres sanciones, dos de las cuales de suma gravedad (20 y 29 días en un máximo de 30 Art. 220 LCT), y una de ellas efectivizada el año...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR