Sentencia de Suprema Corte de Justicia (Argentina), 28 de Septiembre de 2010, N. 171. XLIV

EmisorSuprema Corte de Justicia (Argentina)
Publicado en Fallos333:1817

N. 171. XLIV.

R.O.

DGI (autos N.;Piccardo TF 11.388-I).

Año del B.; B.;Aires, 28 de septiembre de 2010 Vistos los autos:

"DGI (autos Nobleza Piccardo - TF 11.388-I)" Considerando:

1°) Que la sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal confirmó la sentencia del Tribunal Fiscal de la Nación que revocó las resoluciones de la Dirección General Impositiva por las que se intimó a la actora al pago de la actualización e intereses resarcitorios originados en el ingreso extemporáneo del impuesto interno a los cigarrillos Cperíodo 11 al 20 de diciembre de 1989C y del tercer anticipo del impuesto adicional destinado al Fondo Transitorio para Financiar Desequilibrios Fiscales Provinciales (fs. 388/390).

21) Que para así decidir, la alzada sostuvo que el retardo de la actora en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias no le es imputable, por lo que no corresponde abonar los intereses moratorios liquidados por el organismo recaudador.

En tal sentido, señaló que las obligaciones impositivas del contribuyente vencían el 2 de enero de 1990, que el Gobierno Nacional declaró feriado bancario ese día y el siguiente, que en este último se dictó el decreto 36/90 que ordenó la indisponibilidad de los depósitos y colocaciones bancarias a plazo fijo Cen cuanto excedieran la suma de un millón de australesC, que el 12 de enero de 1990 se habilitó el empleo de los fondos inmovilizados para el pago de tributos (decreto 99/90) y que el respectivo mecanismo de pago solo se instrumentó el 17 de dicho mes con el dictado de la comunicación 'A' 1621 del Banco Central.

A ello agregó que la actora demostró desde un co- -1-

mienzo su interés en cancelar sus obligaciones fiscales, ya sea informando al Ministerio de Economía y a la Dirección General Impositiva la imposibilidad de cumplir con sus obligaciones tributarias debido a la indisponibilidad de fondos dispuesta por el decreto 36/90, ofreciendo su cumplimiento mediante la entrega de Bonex Serie 1989 o bien mediante la autorización de que se liberen los fondos necesarios para hacer frente a aquéllas. Finalmente, ante la falta de respuesta del Poder Ejecutivo procedió a cancelar su deuda en forma inmediata Cel 18 de enero de 1990C después de que el Estado decidiera la liberación de los fondos indisponibles.

Por otro lado juzgó que tampoco correspondía la intimación de pago en concepto de actualización monetaria. Al respecto precisó que si bien se ha sostenido que la ausencia de mora no impide su aplicación Cen tanto su finalidad es mantener el valor económico real del crédito frente al paulatino envilecimiento de la monedaC puso de relieve que tal razonamiento tiene como premisa la circunstancia de que los ingresos del deudor se incrementaron en la misma medida, en tanto que en el caso sub examine, no surge de la prueba aportada a la causa que los ingresos correspondientes al período de actualización reclamado hubieran sido ajustados por la empresa en una medida similar a la solicitada por el Fisco.

3°) Que contra dicha sentencia la Administración Federal de la Ingresos Públicos dedujo recurso ordinario de apelación (fs. 398/399) que fue bien concedido por el a quo (fs. 432), en tanto se dirige contra una sentencia definitiva, en una causa en que la Nación es parte, y el valor disputado en último término, sin sus accesorios, supera el mínimo establecido por el art. 24, inc. 6°, ap. a, del decreto-ley 1285/58 y la resolución 1360/91 de esta Corte. El memorial de agravios obra a fs. 440/451 y su contestación por la actora a -2-

N. 171. XLIV.

R.O.

DGI (autos N.;Piccardo TF 11.388-I).

Año del B. fs. 454/464.

41) Que el Fisco Nacional se agravia de la sentencia apelada sólo en cuanto rechazó su pretensión de actualizar C. sustento en los arts. 115 y sgtes. de la ley 11.683 (t.o. en 1978 y sus modif.)C los tributos correspondientes al período comprendido entre el 11 y el 20 de diciembre de 1989 ingresados tardíamente por la actora. Al respecto aduce, en lo sustancial, que en materia de créditos tributarios "la actualización no se asocia necesariamente a la mora del deudor ni del acreedor sino al hecho externo del deterioro objetivo del valor de la moneda" (fs.

449 vta.), precisando más adelante que "ninguna de las causas que exoneran la mora Y o el caso fortuito o fuerza mayor Y tienen virtualidad para detener el curso de la actualización porque tales acontecimientos de existir, tampoco pueden detener el curso de la inflación" (fs. 450).

51) Que, en tales condiciones, cabe destacar que para disponer la exención de los intereses resarcitorios el tribunal a quo invocó la doctrina de los pronunciamientos registrados en Fallos: 304:203 y 323:1315, según la cual, ante la falta de toda previsión en el ordenamiento tributario acerca del carácter de la mora del deudor, es posible recurrir a la legislación común para llenar ese vacío, en especial para establecer el contenido del elemento subjetivo Cimputabilidad del retardoC que integra también el concepto de ese instituto jurídico. En tal orden de ideas, se consideró aplicable en el campo tributario la última parte del art.

509 del Código Civil, que exime al deudor de las responsabilidades de la mora cuando prueba que no le es imputable.

61) Que en la sentencia apelada se aseveró que "la situación económico financiera imperante en el país durante el -3-

período en examen actuó como un caso de fuerza mayor" y "que los recaudos tomados por N.P. tendientes a cancelar sus obligaciones tributarias denotan un obrar diligente ..." (cfr. considerando III, fs. 389/vta). Tales extremos, por lo demás, no se encuentran controvertidos en autos. A su vez, del memorial de agravios del Fisco Nacional, resulta claro que la actualización que reclama tiene su origen en el "ingreso tardío" del tributo (confr. fs. 440 vta., 443, 444 vta., 450 vta., entre otros). De tal manera, resulta claro que el reajuste pretendido por el organismo recaudador en el sub examine tiene un presupuesto generador común con los intereses: la mora del deudor, lo que impide que se los aprecie con un criterio dual (conf. Fallos: 310:903).

7°) Que por consiguiente, al no estar en tela de juicio en esta instancia que la mora no resulta imputable a la actora C. que determinó la improcedencia de los interesesC tampoco puede reclamarse válidamente la actualización (confr. art. 509, último párrafo, del Código Civil).

Por ello, se confirma la sentencia apelada en cuanto fue materia de agravios, con costas (art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). N. y devuélvase.

R.;LUIS LORENZETTI - ELENA I. HIGHTON de NOLASCO - ENRI- QUE SANTIAGO PETRACCHI - JUAN CARLOS MAQUEDA - E. RAUL ZAFFA- RONI - CARMEN M. ARGIBAY.

ES COPIA Recurso ordinario interpuesto por el Fisco Nacional (AFIP-DGI), representado, por el Dr. R.;Adalberto Galeano, en calidad de apoderado, con el patrocinio letrado de la Dra. M.;Mosqueira.

Traslado contestado por N.;Piccardo S.A.I.C. y F., representado por el Dr. A.;Tarsitano, en calidad de apoderado.

Tribunal de origen: Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal.

Tribunales que intervinieron con anterioridad: Tribunal Fiscal de la Nación. -4-

5 temas prácticos
4 sentencias

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR