Los 190 días de clases, una meta pendiente desde hace cinco años

 
EXTRACTO GRATUITO

La matemática es esclarecedora. El ciclo lectivo de este año comenzará el 6 de marzo y concluirá el 15 de diciembre. Sumamos los días hábiles de ese lapso (sin tener en cuenta los feriados nacionales, 10 en total, ni las vacaciones de invierno) y le restamos las cinco jornadas de capacitación docente sin clases, el resultado es: 179 días.

Una vez más no se alcanzarán los 180 días de clases que exige, desde 2003, la ley 25.864, y será el quinto año seguido que no se avanzará hacia la meta de 190 que acordó, en 2011, el Consejo Federal de Educación (CFE) en su resolución 165. La intención era que, a partir de 2012 y en forma progresiva se sumaran esos 10 días.

Por el contrario, fue el CFE (el ámbito de debate y decisiones de los ministros de Educación del país, liderados por el nacional) el que aprobó a fines del año pasado el calendario escolar que no sumó ni una jornada más de clases. No se tomó una previsión teniendo en cuenta la recurrente conflictividad docente, ni otros imprevistos como sucedió, por ejemplo en 2009, cuando se suspendieron las clases dos semanas por la pandemia de gripe A.

Durante el último ciclo lectivo, sólo cuatro distritos casi no registraron días sin clases -San Luis, Chubut, Río Negro y Tucumán-. Santa Cruz, cuyos docentes son los mejores pagos de la Argentina ($ 16.000 de bolsillo), lideró el ranking de conflictividad gremial con 90 jornadas de paros. Esta situación la equiparó a Corrientes, que, en los 90 estuvo marcada por medio año de huelgas y sus estudiantes pasaron de año porque así lo dispuso un decreto provincial correntino y no por el esfuerzo de aprobar exámenes.

Tierra del Fuego quedó en el segundo puesto, con 70 días de huelga e inició el año el 24 de mayo, tres meses después que el resto del país.

Descontando los paros, Misiones, donde los maestros reciben los peores salarios del país ($ 7400 en la mano), apareció junto con Salta y La Pampa como los distritos con más cantidad de días de clase: 176. Cerca estuvieron Capital Federal y Mendoza (175), Formosa (174), Buenos Aires, Jujuy, San Juan y Corrientes (172), Córdoba (170), La Rioja y Chaco (166), Santa Fe (165), Entre Ríos (160), Catamarca (152), Neuquén (151), Tierra del Fuego (120) y Santa Cruz (110).

"Es una situación muy grave. Habría que volver a declarar la emergencia educativa. Si fuera un problema futbolístico estaríamos todos hablando de esto, pero ni los padres lo toman con la seriedad que merece", afirmó a LA NACION Manuel Álvarez...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA