Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 16 de Julio de 2008, C. 441. XLIV

Emisor:Procuración General de la Nación
 
CONTENIDO

S.C., C.. 441, L. XLIV.

Procuración General de la Nación S u p r e m a C o r t e :

- I - A fs. 13/15, la Provincia de San Luis promovió demanda ante el Juzgado Civil Comercial y Minas de V.M., con fundamento en la ley provincial V-0128-2004 (5497), contra el Estado Nacional (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), a fin de obtener la expropiación de urgencia de unos inmuebles pertenecientes al Estado Nacional ubicados en el Departamento de P., que fueron declarados de utilidad pública y sujetos a expropiación por el decreto local 8077-MOPel-2007.

Solicitó la posesión inmediata de dichos terrenos en virtud de haber efectuado el depósito judicial establecido en los arts. 52 y 53 de la ley de expropiaciones citada.

Pidió, además que se disponga la anotación de litis respecto de cada uno de los predios objeto del pleito y que se libre oficio al Registro de la Propiedad Inmueble de la Provincia a fin de que tome razón del cambio de titularidad.

A fs. 25, la magistrada local se declaró incompetente para entender en el proceso por resultar, a su juicio, propio de la justicia federal, en tanto el demandado por expropiación es el Estado Nacional, a quien corresponde, en forma privativa y excluyente, tal justicia de excepción.

A fs. 26, la Provincia de S.L. fue notificada de dicha resolución, la cual quedó firme, al no apelarla.

A su turno, a fs. 33, el Juez Federal, luego del dictamen de la Fiscal, quien sostuvo que el expediente correspondería a la competencia originaria de la Corte Suprema de Justicia de la Nación ratione personae (cfr. fs. 32), también se declaró incompetente pero con distinto fundamento, al considerar que la decisión adoptada por la jueza provincial

era prematura por existir medidas pendientes y, además, porque la competencia federal en razón de las personas puede ser prorrogada a favor de los tribunales provinciales o locales cuando el litigio se basa en el derecho privado o común.

A fs. 34, la jueza provincial insistió en la incompetencia y mantuvo su posición.

- II - En virtud de lo expuesto entiendo que corresponde a V.E. dirimir la contienda negativa de competencia que se suscita entre la jueza provincial (v. fs. 25 y 34) y el juez federal (v. fs. 33) -quienes se la atribuyen recíprocamente en uso de las facultades que le otorga el art. 24, inc. 7°, del decreto-ley 1285/58, al no tener ambos tribunales un superior jerárquico común que pueda resolverla.

- III - A fin de evacuar la vista que se concede a este Ministerio Público, a fs. 40, es mi parecer que se deben examinar las tres posibilidades que, en cuanto a la competencia, se suscitan en el pleito, esto es, que corresponda a la justicia provincial, a la federal de grado, o a la competencia originaria de la Corte.

Ello es así, toda vez que V.E. tiene la facultad de otorgar el conocimiento de las causas a los jueces realmente competentes para entender en ellas aunque no hubiesen sido parte en la contienda(v. Fallos: 310:94; 316:2535; 318:182).

En este orden de ideas es dable resaltar que la justicia provincial no resulta competente en esta causa puesto que según el art. 12, inc. 1° de la ley 48, cuando la Nación es parte en un proceso, la justicia federal resulta privativa y excluyente de los jueces locales.

S.C., C.. 441, L. XLIV.

Procuración General de la Nación En consecuencia, toda vez que las provincias litigan, en principio, ante sus propios jueces (arts. 121 y sgtes. de la C.N.) o ante la instancia originaria de la Corte, es mi parecer que este proceso expropiatorio en el que la Provincia de San Luis demanda al Estado Nacional, correspondería a la competencia originaria del Tribunal en razón de las personas, a fin de armonizar las prerrogativas jurisdiccionales de ambas partes previstas en los arts. 116 y 117 de la Constitución Nacional (v. Fallos: 326:2443 y 4884 entre otros).

No obstante, también es cierto que V.E. ha aceptado, a partir de la doctrina de Fallos: 315:2157 in re "Flores", la validez de la prórroga de la competencia originaria a favor de los jueces federales de primera instancia cuando tal competencia corresponde en razón de las personas, en tanto ella constituye una prerrogativa de la provincia que como tal puede ser renunciada. Ello es así siempre que "...no existan razones institucionales o federales o conflicto entre la Nación y la provincia..." que impongan una interpretación restrictiva, como surge del art. 117 de la Constitución Nacional (v. cons. 3° del precedente citado).

A mi modo de ver, en el sub lite, se presenta una hipótesis de prórroga, pese a que, prima facie, podría existir un conflicto de intereses entre ambas partes. Llego a esa conclusión tomando en cuenta que, por un lado, se trata de una expropiación regida por el derecho público local, y por otro, que la Provincia, pudiendo interponer la demanda ante la Corte -ya que es la única que tiene derecho a esa instancia-, optó por litigar ante la justicia provincial, y luego, al declinar ésta su competencia a favor de la justicia federal, lo consintió tácitamente al quedar firme esa decisión porque la interesada no la apeló.

Por otra parte, considero apropiada esta solución,

máxime cuando con esta decisión el Estado Nacional no pierde el privilegio constitucional que por derecho le corresponde según el art.

116 de la Constitución Nacional (Fallos:

321:2170; 325:613; 329:5334).

En virtud de lo expuesto, opino que la causa debe continuar su trámite ante el Juzgado Federal de San Luis que intervino en la contienda.

Buenos Aires, 16 de julio de 2008.

L.M.M.