Gunhild Curling: multifacética

 
EXTRACTO GRATUITO

Gunhild Curling es una artista en el sentido más completo de la palabra. No sólo ejecuta la trompeta en forma magistral y canta muy bien, sino que también se desenvuelve con mucho carisma en el escenario. Así lo demostró el miércoles pasado por la noche, apenas horas después de haber aterrizado del largo vuelo desde su Suecia natal, en su show de hot jazz que duró casi dos horas en un hotel del centro porteño, que al día siguiente se repitió en Bebop.Promocionada como la "artista sueca más conocida de la actualidad", subió al escenario con un llamativo vestido dorado y una trompeta con la que deleitó al público, junto con tres veteranos músicos argentinos. El detalle es que no ensayaron juntos previamente. "Así es el jazz, improvisación", dijo, generando la complicidad del público. Luego haría algunos comentarios en broma sobre el clima y la música que tocaba, que también provocaron empatía. Pero sobre todo hubo muchos y fuertes aplausos por su gran desempeño como instrumentista y su muy correcto rol como cantante. Con destreza manejó la trompeta y dirigió con miradas furtivas a los músicos que la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA